Autor: Duque, José Carlos. 
 Elecciones-87: AP pide a Suárez que clarifique su postura política. 
 Hernández Mancha: "Una cosa es el pacto con el CDS y otra el trato de la burra"     
 
 Diario 16.    12/06/1987.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

El dirigente de Alianza Popular, Antonio Hernández Mancha, pidió ayer al Centro Democrático y Social

que clarifique su postura de cara a posibles pactos en determinados Municipios y Comunidades donde AP

puede arrebatar el gobierno a los socialistas. En una rueda de Prensa celebrada en la sede aliancista,

Mancha dijo que hasta el próximo lunes no se analizarían los posibles acuerdos con otras formaciones

pero que AP defenderá sus resultados como única alternativa al PSOE que es. Declaró que el CDS no

puede tener grandes exigencias como la hipotética Alcaldía de Madrid, «porque una cosa es el pacto y

otra el trato de la burra».

Hernández Mancha: «Una cosa es el pacto con el CDS y otra el trato de la burra»

José Carlos Duque/D-16

MADRID.—El presidente de Alianza Popular, Antonio Hernández Mancha, declaró ayer que AP

defenderá sus resultados y que negociará con partidos afines para lograr Alcaldías. Dijo que el partido de

Suárez debe clarificarse para decir con quién va a pactar, pero que como pequeña bisagra no puede tener

excesivas exigencias, «porque una cosa es el pacto y otra el trato de la burra». El dirigente aliancista

contestó así a una pregunta sobre el hipotético caso de que el CDS, que tiene la llave de muchos

gobiernos municipales y autonómicos, exigiera, por ejemplo, la Alcaldía de Madrid a cambio de un pacto

que diera otras Alcaldías y Comunidades a Alianza Popular. «En Madrid, que tenemos veinte concejales

frente a ocho el CDS, no nos pueden exigir que renunciemos a nuestros resultados. No se puede entrar por

la puerta falsa y pasar posteriormente del cero al infinito. Nosotros somos flexibles, pero no de chicle»,

dijo. Mancha repitió que, tras los resultados, «AP ha demostrado que es la única alternativa al PSOE y

que el CDS es un partido bisagra que no ha respondido a la magnificación que habían hecho sus

dirigentes». «Hemos convocado a la comisión permamente de AP para el lunes y a partir de ahí

adoptaremos decisiones sobre futuros acuerdos con partidos afines», agregó. «Es lógico que en aquellos

lugares donde AP ha sido la lista más votada tengamos que tomar la iniciativa en la búsqueda de apoyos.

Aunque tenemos que ver si esas fuerzas políticas son afines. Algunas parecen mostrarse contrarias al

pacto y parodiando el refrán, cuando uno no quiere, dos no pactan, pero sería ridículo ir a un pacto

mendicante con fuerzas que son minoritarias», añadió. Sobre sus relaciones con Suárez, Hernández

Mancha afirmó que «nunca he hablado con él. Le saludé en el funeral de Chus Viana, pero no nos hemos

vuelto a cruzar. ¿ Que si nos vamos a ver ahora? El lo dirá. Los que tienen partidos más pequeños se

tienen que decantar. Consideramos que es imprescindible una clarificación del CDS. No

se puede ser más de izquierdas que Felipe González». El joven líder aliancista indicó que lo que le

preocupa es la coherencia. «No realizaremos pactos antinaturales, por ejemplo, AP-PSOE, que serían

absurdos. Y ni por el forro pactos con los comunistas. Pero tampoco soy persona proclive al ordeno y

mando desde Madrid. AP pactará en aquellos lugares que crea necesario y con fuerzas de su ámbito

ideológico. Que diga el CDS si es de nuestro ámbito ideológico o no y hablaremos», indicó Sin embargo,

Mancha descarta un pacto global con el CDS porque, según manifiesta, el partido de Suárez no tiene

cohesión ni disciplina y sus militantes y candidatos son gentes de aluvión a los que sería imaginable

imponer condiciones razonables de acuerdos políticos. Preguntado por la oferta de Rojas Marcos para

gobernar la Alcaldía de Sevilla, Mancha dijo que «si tuviera yo un partido como el del señor Rojas

Marcos, podría resolver situaciones de futuro con sólo preguntar a mi mujer. AP no es así, aunque tenga

que felicitar a este dirigente y a Pedro Pacheco por sus resultados en Sevilla y Jerez». En otro orden de

cosas, Mancha declaró que las deficiencias en el censo eran más graves de lo que pensaban y que AP se

ha puesto a disposición de los ciudadanos para regularlo con el fin de que no se den las circusntancias

tercermundistas que se han registrado en estas elecciones. Manifestó que AP pasó ya el ancho Rubricón

de la crisis y que, tras este resultado razonable que les da optimismo, se anulan las hipótesis que se han

barajado en determinados medios informativos sobre la estabilidad interna del partido. «En tres meses no

nos ha dado tiempo a recoger todo el desencanto del PSOE. Pero no lo han recogido ni las bisagras. A

partir de ahora lo recogeremos nosostros en los mesecillos que quedan por delante. La movilización de la

juventud es vital para nuestras perspectivas de futuro.» El presidente de AP señaló que sigue pensando en

que habrá elecciones generales anticipadas y que el descontento que padecen los sectores sociales es una

situación degenerativa.

 

< Volver