Autor: Peñate, Cristóbal. 
 Elecciones-87: No habrá acuerdos sin que lo sepa Madrid. 
 El CDS, segundo partido en las islas Canarias     
 
 Diario 16.    12/06/1987.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

El CDS, segundo partido en las islas Canarias

Cristóbal Peñate/D-16 Corresponsal

LAS PALMAS.—El PSOE, aunque sigue siendo la fuerza política más votada en Canarias, ha descendido

considerablemente en relación con las elecciones de 1983, ya que su presencia en el Parlamento Regional

ha bajado de 27 a 21 diputados. El segundo partido más votado en el archipiélago es el CDS, que pasa de

6 a 15 parlamentarios, mientras que las agrupaciones insularistas de Canarias han sido la sorpresa más

notable en estos comicios, ya que ha irrumpido con 10 diputados cuando en la anterior legislatura no

contaba con ninguna representación. AP ha sido el partido más castigado en las elecciones autonómicas,

ya que ha perdido 11 parlamentarios, de 17 ha pasado a 6, si bien es verdad que en la anterior ocasión se

presentó junto al PDP en la Coalición Popular. Los democristianos no han sacado representantes.

Aunque la fragmentación del Parlamento de Canarias se ha ido clarificando —ahora hay ocho

formaciones políticas, antes había once—, la gobernabilidad de las islas sigue estando poco clara. Lo

único que es evidente, a tenor de los resultados, es que el denominado «pacto de progreso», que hizo

posible la gobernabílidad del archipiélago en los últimos años, no podrá ser renovado ya que la suma de

parlamentarios del PSOE y del resto de las formaciones de izquierda en la Cámara Regional no llega a 31,

la mitad más uno de los miembros del Parlamento canario. En la anterior legislatura, el PSOE, mediante

el citado pacto, pudo gobernar gracias al apoyo prestado por Asamblea Majorera (partido progresista de

Fuerte-ventura), Partido Comunista de Canarias y Partido de la Revolución Canaria. En esta legislatura, el

PSOE, Asamblea Majorera, Izquierda Canaria Unida y la coalición Asamblea Canaria de Izquierda-

Nacionalista suman los mismos diputados que tuvieron los socialistas en solitario en las elecciones de

1983, es decir, 27, número insuficiente para gobernar. En cambio, las fuerzas de centro-derecha (CDS,

Agrupaciones Insularistas de Canarias, AP y Agrupación Herreria Independiente) suman 33. Los

centristas, los insularistas moderados y los aliancistas pueden permitirse incluso el lujo de dejar fuera a

los dos herreños y gobernar en un pacto que ya Jerónimo Saavedra, hasta ahora presidente socialista del

Gobierno autónomo, bautizó como de regreso, contraponiéndolo al pacto de progreso de la izquierda.

Es muy probable incluso que las leyes de Aguas y de Cabildos, entre otras que fueron aprobadas en la

legislatura anterior por el pacto de progreso, sean sensiblemente modificadas, según advirtieron ya en su

día centristas y conservadores en el Parlamento de Canarias.

 

< Volver