Autor: Pérez Crespo, Blanca. 
 Elecciones autonómicas: Cantabria. 
 Juan Hormaechea podrá gobernar en minoría     
 
 Ya.    12/06/1987.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CANTABRIA

Juan Hormaechea podrá gobernar en minoría

Santander/Blanca Pérez Crespo

Alianza Popular de Cantabria ha perdido en las elecciones del miércoles la mayoría absoluta que logró en

la Asamblea regional tras las elecciones del 3 de mayo de 1983, Sin embargo, Juan Hormaechea, el líder

conservador, podrá gobernar en minoría la comunidad autónoma con 18 escaños, sobre un total de 39.

El PSC-PSOE, con una pérdida de cerca de 20.000 votos respecto a los últimos comicios autonómicos, es

uno de los grandes derrotados en estas elecciones y ha obtenido sólo trece escaños. La novedad salida de

las urnas es el fuerte crecimiento del PRC (Partido Regionalista de Cantabria), que pasa de dos a cinco

diputados regionales (del 6 al 12 por 100), y la entrada en el Parlamento cántabro del CDS, con tres

escaños. Todos estos partidos que han conseguido representación parlamentaria no se muestran

satisfechos por los resultados, que globalmente han defraudado las expectativas que mantenían cada uno

de ellos.

Coalición de progreso

El secretario general del PSC-PSOE, Jaime Blanco, anunció en la madrugada poselectoral que ofrecerá a

regionalistas y centristas formar una «coalición de progreso» para Cantabria. El CDS deberá decidir su

voto en la Cámara regional, dado el empate que se produciría entre AP y PSOE-PRC, lo cual

imposibilitaría la investidura de Juan Hormaechea. Mientras que el regionalista Miguel Ángel Revilla ya

ha advertido que en ningún caso pactará con el número uno conservador, la postura del CDS resulta más

ambigua, puesto que aseguran que si su voto llega a ser necesario para la gobernabilidad, ellos no se

echarán atrás.

Centro Democrático y Social, el Partido Demócrata Popular, con más de 7.000 votos, y un sector

disidente de Alianza Popular de Cantabria son los factores principales que han impedido a los aliancistas

alcanzar la mayoría absoluta en la Cámara. El PSOE, por su parte, ha registrado una fuga de cerca de

20.000 votos en dirección al Partido Regionalista de Cantabria, que ve incrementado su voto en el 83 en

esa misma cifra. Por último, la conflictividad surgida en los últimos meses en importantes centros

industriales de Cantabria apenas ha tenido influencia positiva para la coalición Izquierda Unida, que se

mantuvo en su anterior nivel de voto.

 

< Volver