Autor: Castillo, Javier del. 
 Elecciones en Madrid. 
 TVE con el paso cambiado     
 
 Ya.    12/06/1987.  Página: 48. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

TVE, con el paso cambiado

JAVIER DEL CASTILLO

LA noche electoral en TVE no fue una fiesta informativa, aunque sí una de las veladas más largas y

tediosas vividas en Torrespaña. Ni el director de Julio de Benito quería prestarse a ello, ni el esquema

previsto por los profesionales permitía demasiadas florituras. Primarían los datos y punto. Todo lo

accesorio, desde las crónicas de ambiente hasta los discursos reiterativos, no eran de recibo en un

«especial» que comenzó a las ocho y media de la noche y terminó a las cuatro de la mañana.

El estudio A—3 de Torrespaña era el centro de operaciones, con terminales, teletipos y los nuevos

equipos de grafismo electrónico. Todo el despliegue técnico y humano —controlado por el subdirector de

informativos Eduardo Alonso— estaba controlado. Sin embargo, Luis de Benito dejaba traslucir los

nervios y la tensión de su primer asalto electoral en TVE, mientras su hermano Julio departía con Pilar

Miró y Jesús Martín en un despacho de la quinta planta, con el monitor de televisión como testigo.

En el minutado del programa se podía leer: «rueda de prensa en el Palacio de Congresos sobre las diez de

la noche". El tiempo pasaba y se agotaban las conexiones con los distintos puntos de interés sin que

Carmen Enriques pudiera decir otra cosa que no fuera «estamos a la espera..." No había otra alternativa

que repetir los resultados provisionales de la europeas y hasta los nombres de los candidatos de cada una

de las listas. «Se produjo —reconoce Eduardo Alonso— un tiempo muerto, un bajón del programa.»

El segundo episodio de la serie «Vísperas» podía ser un alivio, pero también un obstáculo, si surgían

mientras tanto noticias de alcance. No las hubo y la recreación huelga de mineros en La Carolina, a través

del relato de Manuel Andújar, era el mejor relleno para la ocasión.

Luis de Benito insiste en que hubiera preferido un especial totalmente dedicado a las elecciones. «Yo

siempre apuesto por la información. No estaba de acuerdo con la estructura fijada, porque nos obligaba a

respetar la serie y la película.» Su pequeña polémica con Eduardo Punset y el filme «Raices profundas»

están olvidados.

Lo extraño era que ni Barranco ni Leguina salieran dando su opinión. Sólo los socialistas Txi-qui Benegas

y Fernando Moran dieron la cara. Cosa que tampoco hicieron Elena Sánchez y Concha García Campoy,

en la sombra, aunque acompañando a Luis de Benito, al que no le cuadraban ni una sola de las previ-

siones del minutado. Les habían cogido también con el paso cambiado.

Las luces del estudio se apagaron a las cuatro de la mañana. Eduardo Alonso cree que la película "Raíces

profundas» sirvió de "Colchón". Tanto es así que la mayoría nos quedamos con ella dormidos. Y sin los

resultados. Al final, sería Pedro Erquicia, en su madrugador «Buenos días», el que tendría la oportunidad

de ofrecer la rueda de prensa de Javier Solana, con los datos oficiales y definitivos del resultado electoral.

Justo cuando ya habíamos cogido el penúltimo sueño.

 

< Volver