Autor: Palma, Luisa. 
 El mapa electoral, pendiente de los acuerdos. 
 División de pareceres en el partido de Suárez sobre estrategia poselectoral  :   
 Compás de espera en AP y CDS para buscar acuerdos concretos. 
 ABC.    13/06/1987.  Página: 22. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El mapa electoral, pendiente de los acuerdos

División de pareceres en el partido de Suárez sobre estrategia poselectoral

Compás de espera en AP y CDS para buscar acuerdos concretos

Madrid. Luisa Palma

Alianza Popular y el CDS se han marcado un compás de espera para definir las estrategias poselectorales

y tos acuerdos que ambos partidos podrían formalizar en lugares concretos una vez descartado un pacto

global. Estas dos fuerzas, cuyos dirigentes no se han puesto en contacto todavía, reunirán a los estados

mayores de sus partidos la semana que viene. En el CDS existe diversidad de pareceres en cuanto a

posibles pactos.

También el PSOE e Izquierda Unida dejarán pasar el fin de semana antes de dar a conocer si tienen

voluntad o no de llegar a un acuerdo municipal en algunas Alcaldías en las que los socialistas, aún siendo

los más votados, necesitan la concurrencia de otra fuerza para asegurar la gobernabilidad a falta de la

mayoría absoluta. Este sería el caso de Sevilla, donde el PSOE podría conservar el sillón municipal con el

apoyo de IU y el pacto podría producirse a cambio del apoyo socialista en Córdoba donde la situación es

a la inversa y ios comunistas quieren mantenerse en la Alcaidía.

De momento, los partidos decisivos en el reparto de la tarta municipal parecen decididos a esperar a que

sea el otro quien primero dé el paso. Es et caso de AP y también del CDS. De este último, en concreto,

están pendientes también los socialistas ya que su condición de bisagra le da en numerosos lugares la

llave para decidir quién gobierna. El plazo para ello es amplio (hasta finales de mes) y parece que se

pueden permitir una reflexión poselectoral. Mientras tanto, las posiciones de unos y otros enpiezan a

perfilarse.

Descartados por todos los pactos globales, habrá que hablar de cada lugar concreto. Los aliancistas, que

esperan conseguir acuerdos concretos con el CDS y partidos regionalistas en algunas Comunidades y

Ayuntamientos, han preferido mantenerse a la expectativa y esperar acontecimientos por parte del CDS.

Sin embargo, ya han apuntado que no aceptarán cesiones desorbitadas y que harán prevalecer la

diferencia de posiciones electorales.

En el CDS se abre ahora un amplio debate interno sobre la estrategia poselectoral a seguir que ha

producido ya diversidad de pareceres. Según sus dirigentes, el papel de arbitro es atractivo, pero difícil de

llevar a la práctica si lo que se quiere es una línea conjunta de actuación. Unos opinan que la mayor

rentabilidad para el partido se encuentra en mantenerse en la oposición y dejar que en cada sitio gobierne

la minoría más votada, conservando con ello la llave de las decisiones sin arriesgarse con las compañías.

Para otros algunos pactos serían provechosos para el CDS que «tocaría poder» y veria aumentadas sus

capacidades en poco tiempo. Suárez, de momento, medita.

 

< Volver