Autor: M. M. R.. 
 Campaña electoral para el Congreso y el Senado. Salamanca. 
 AP ofrece puestos de trabajo     
 
 El País.    14/06/1977.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

SALAMANCA

AP ofrece puestos de trabajo

M. M: R., Salamanca

Alianza Popular (AP) ha ofrecido puestos dé trabajo si se le vota en las elecciones; Jesús Aramburu,

candidato al Senado, lo ha hecho desde su puesto de presidente del consejo de administración de

Papeleras Reunidas; Jerónimo Iglesias, cabeza de serie en la lista al Congreso, en su calidad de presidente

en funciones del Consejo de Instituto Nacional de Previsión y director general del Montepío Agrario

salmantino; las Cajas Rurales, cuyo presidente también integra la candidatura al Senado de AP, han

concedido créditos largo tiempo denegados a ciertos solicitantes. Un coche, con conductor y funcionario

incluidos, del parque de la disuelta Jefatura Provincial del Movimiento ha servido de emisario de algún

candidato de AP. Pero esta desaparecida organización también se la han disputado Emilio Herrero, un

aspirante «independiente» a senador que fue subjefe del Movimiento y estuvo en las listas de AP, y el

propio Cecilio Herreros, candidato igualmente ai Senado con el aval de los Círculos José Antonio. Las

Hermandades de Labradores y Ganaderos han sido un terreno por el que ha tratado de influir otro

candidato de AP, como presidente del grupo remo-lachero, mientras su líder, Jerónimo Iglesias, ha puesto

en la contienda electoral la organización y algunos hombre del Montepío Agrario. Unión de Centro

Democrático (UCD) tiene copado el capítulo de «fidelidades» al actual poder político y Jesús Esperabé ha

hablado con alcaldes y otras personas influyentes en los pueblos de la provincia para sugerirles el camino

de la «adhesión». Por lo demás, que se sepa, alguna carta, de dudoso matiz democrático, como la que

Esperabé envió a los vecinos del barrio de San José para con vencerles de que no debían votar a un vecino

por el hecho de ir segundo en la lista del PSP, mientras que él figura en cabeza de la candidatura de la

coalición gubernamental. Las autoridades de Salamanca parecen haberse abstenido de la lucha electoral.

Al alcalde, tras el problema del agua y la ruidosa petición de su dimisión, le ha cogido el ajetreo en horas

bajas. El presidente de la Diputación ha mantenido una postura que algunos partidos de izquierda

consideran incluso elegante, no obstante el aumento experimentado en el sueldo de algunos funcionarios,

que tratarían de capitalizar los diputados Jerónimo Iglesias y Emilio Herrero. El delegado de Educación y

Ciencia ha quedado en distinta posición, tras la prohibición de algunos mítines del PSOE en centros

deportivos de su Ministerio, pese a la aprobación correspondiente de las juntas electorales. Al otro lado,

los partidos de izquierda, carentes de hombres en el Poder o en lugares próximos, se han valido de

carteles y altavoces y han sufrido alguna agresión no identificada políticamente.

 

< Volver