Autor: Aguilar, José. 
 Campaña electoral para el Congreso y el Senado. Sevilla. 
 Campañas sin grandes complicaciones     
 
 El País.    14/06/1977.  Página: 25. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

SEVILLA

Campañas sin grandes complicaciones

JOSÉ AGUILAR, Sevilla

El párroco de Beas (Huelva) ordenó tocar las campanas de su iglesia tratando de «reventar» el mitin que

celebraba en la plaza pública el Partido Comunista, aunque no pudo sofocar la megafonia de los hombres

de Carrillo. La anécdota es reveladora de la actitud de ciertas autoridades políticas, sindicales y religiosas

en la actual campaña electoral. Son numerosas las poblaciones de Sevilla, Cádiz y Huelva, en las que se

han venido produciendo coacciones, amenazas más o menos velada y «zancadillas» por parte de algunos

estamentos del poder con relaciones a las posiciones políticas democráticas. Sin embargo, las propias

fuerzas de izquierda son las primeras sorprendidas por el escaso número e importancia de estos

incidentes, después de cuarenta años de silencio y caciquismo. La verdad es que los partidos mejor

organizados habían ido imponiendo su actuación pública en los meses anteriores a la legalización formal

y, por otra parte, alcaldes y jerarcas sindicales están siguiendo la costumbre de obedecer a sus superiores,

aunque en muchos casos es seguro que la procesión va por dentro. Puede decirse, en efecto, que sus

preferencias políticas se encaminan, en general, hacia Alianza Popular y, en mucha menor medida, hacia

la Unión de Centro Democrático. A más alto nivel, la atuación de los gobernadores civiles puede

calificarse de discreta, teniendo en cuenta que en el caso de Cádiz y Sevilla —señores Antolin de

Santiago y José Luis de Gordoa— se trata de autoridades que se han caracterizado por su extrema dureza

para con los discrepantes. Debe recordarse que Ruiz de Gordoa era el gobernador de Navarra cuando

ocurrieron los sucesos de Montejurra. La tónica es similar para los presidentes de Diputación.

Los alcaldes de las capitales tampoco se están distinguiendo por desplegar mucha actividad política, pese

a que son conocidas las simpatías del sevillano Parias por el Centro, y del Gaditano Beltrami, por la

Unión Regional Andaluza.

 

< Volver