Gutiérrez Mellado en TVE. 
 Abstenerse significa inhibición y España necesita de todos los españoles  :   
 Los resultados deben permitir conocer de verdad lo que piensan y quieren los españoles. 
 ABC.    15/06/1977.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

ABC

GUTIÉRREZ MELLADO EN TV. E.

ABSTENERSE SIGNIFICA INHIBICIÓN Y ESPAÑA NECESITA DE TODOS LOS ESPAÑOLES"

«Los resultados deben permitir conocer de verdad lo que piensan

y quieren los españoles»

EL vicepresidente primero del Gobierno, teniente general Gutiérrez Mellado, dirigió ayer desde TV. E. y

Radio Nacional de España una alocución a los españoles para tratar de promover la participación electoral

de los españoles y advertir a los que aún insisten en actos terroristas y atentados.

La advertencia final va dirigida a aquellos que pudieran pretender Imponer decisiones a la sociedad por

otros medios de los estrictamente legales.

El texto íntegro de la alocución del teniente general Gutiérrez Mellado es el siguiente :

«Buenas noches a todos: El Gobierno quiere transmitirles un mensaje de aliento, serenidad y confianza en

vísperas de las elecciones generales a Cortes que se van a celebrar mañana.

He sido -designado para hacerlo en calidad de vicepresidente primero del Gobierno.

Comparezco ante ustedes con el ánimo abierto, el espíritu lleno de esperanza y una fe plena en nuestro

pueblo, horas antes de que ustedes, españoles de Andalucía y Aragón, de Asturias y Baleares, de Canarias

y Cataluña, de Castilla, de Ceuta, de Extremadura y Galicia, de León y Melilla, de Murcia, de Navarra, de

Valencia y Vascongadas elijan en un clima de paz, serenidad y libertad a las mujeres y los hombres que

van a representarles en el Congreso y «n el Senado.

Yo me atrevo a pedirles en nombre del Gobierno que no duden en cumplir el deber de ciudadanía que

supone el acudir a las urnas para depositar su voto. El abstenerse significa inhibición y España necesita de

todos los españoles.

El Gobierno solicita también de ustedes un comportamiento ejemplar, decidido, pero respetuoso con los

demás.

Los resultados de las elecciones deben permitir conocer de verdad lo que piensan y quieren los españoles

en estos momentos cruciales de su Historia.

La serenidad, coraje, paciencia y valor cívicos demostrados, sobre todo, en estos últimos tiempos por la

inmensa mayoría de ustedes, estamos seguros de que no han de faltar en esta singular fecha que tapone el

15 de junio de 1977.

Han sido estos valores los que han influido de manera decisiva en que manan» se puedan celebrar estas

elecciones a Cortes.

Y al mismo tiempo han constituido el principal obstáculo en el que se han estrellado los que no tienen

más argumentos que la violencia porque temen, entre otras cosas, que se descubra que no son más que

minorías radicalizadas por un fanatismo absolutamente incompatible con la convivencia que exige un

Estado de derecho.

Gracias a ustedes sabemos que España quiere la paz y el progreso, es preciso que los que aun se empeñan

en realizar acto* de terrorismo o atentados y presiones inhumanas contra la vida de las personas, aa

convenzan de una vez por todas, de qu« nadie les apoya, que no sirven los pretextos políticos que alegan,

que todos los españoles de bien les repudian y condenan, que por esos caminos no van a lograr nada, que

su fanática violencia acabará volviéndose contra ellos y contra lo que dicen o pretenden defender.

A los españoles no se les convence con la fuerza, la amenaza y el miedo.

La generosidad en la aplicación de la Ley es signo indudable de fortaleza y de deseos de paz, pero llegado

el momento, la violencia y el terror encontrarán las respuestas que se merecen y que las leyes prevén.

Aunque son ustedes los que van a decidir mañana el futuro de España, el Gobierno no olvida la

responsabilidad que le incumbe en las próximas horas y en los días que medien hasta la Constitución de

las nuevas Cortes y dispone de los medios necesarios para que la vida ciudadana se desarrolle con

normalidad no va a consentir que sea alterada por grupos que realicen actos de fuerza o intenten

situaciones de hecho anticipando decisiones que sólo corresponden a las futuras Cortes, debe quedar bien

claro que precisamente porque cree en la legalidad democrática, el Gobierno va a garantizar el orden

también después de las elecciones, si algunas personas o grupos pretendieran imponer decisiones al resto

de la sociedad por otros medios que los estrictamente legales, sepan que se encontrarán frente a la

autoridad de la Ley.

Este es el mensaje que el Gobierno quiere hacer llegar a ustedes en esta noche. El Gobierno espera que

todos ustedes respondan con patriotismo, colaborando a esta grandiosa empresa nacional.

Una empresa que requiere la colaboración de todos bajo 1» magistratura de nuestro Rey, y que va a

permitir que España pueda avanzar por el camino de 1» Justicia, de la libertad y del ordo* Muchas

gracias.»

 

< Volver