Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Elecciones. 
 Barcelona: El triunfo de los autonomistas puede provocar desbordamientos callejeros     
 
 Informaciones.    15/06/1977.  Página: 3,4. Páginas: 2. Párrafos: 6. 

El triunfo de los autonomistas puede provocar desbordamientos callejeros

Por Enrique SOPEÑA

BARCELONA, 15.

SEGÚN SMS propias predicciones, expresadas esta mañana por don Carlos Sentís en declaraciones a

«Diario de Barcelona», la Unión de Centro Democrático podría obtener en la circunscripción de

Barcelona hasta ocho escaños de los 34 que corresponden a la misma. El periódico-pública una

significativa encuesta de última hora en la que son los propios partidos y coaliciones, quienes, se

pronuncian en torno al resultado que hoy ofrecerán las urnas. Más optimista todavía se muestra el

portavoz ce la can-, d i d a tura de los socialistas (P.S.C.-P.S.O.E.), , Si cu.a 1 anuncia la cifra de nueve

puestos, más uno por Lérida y dos por Gerona y Tarragona. En cuanto a la Unión de Centro y la

Democracia Cristiana, su dirigente, don Miquel Coll í Alentorn, aspirante a su vez a senador, pronostica

siete escaños, además de tino por cada una de las restantes provincias catalanas. La Higa —partido al qué

las encuestas casi descartan— no rebaja ¡a euforia de sus colegas y predice que alcanzará la cota de seis

puestos por Barcelona y uno por Gerona (no concurre ai por Tarragona ni por Lérida). A pateeidp nivel se

desarrolla el taticinio de la Esquerra de Cataluña (Esquerra Republicano y Partido del Trabajo), 0uyos

portavoces auguran seis escaños por Barcelona y uno por Lérida. La C.U.P.S. (Candidatura de Unidad

Popular por el Socialismo) se contenta, sin embargo, con conquistar un diputado únicamente por

Barcelona. De este abanico de profecías se autoexeluyen dos sectores importantes: el Pacto Democrático

por Catal uña (Pujol, Trías Pargas, Verde Aldea) y el P.S.U.C. (comunistas catalanes). «Esperamos un

buen resultado simplemente», manifestaron fuentes autorizadas del Pacto. «Sabemos —matizó, por su

parte, don Antoni Gutiérrez, nombre fuerte del P.S.U.C.— que obtendremos un mínimo favorable, ya que

hemos hecho un buen trabajo.»

SERENIDAD

Pero al margen de los deseos de unos y otros, aquí sigue preocupando lo que pueda suceder cuando se

conozcan los primeros vaticinios de las urnas (ver INFORMACIONES de ayer). Una voz cualificada, la

del veterano político don Josep Andréu i Abelló. ha recomendado poilicamente calma. «¡Hoy Cataluña —

.proclama quien vivió las jornadas del 14 de abril de 1931, del 6 de octubre d« 1934 y del 18 de julio de

1936 y ocupó altos cargos en la Administración de Justicia de la Generalidad— necesita nías serenidad

que nunca.» Convencido del triunfo global de las coaliciones autonomistas, el señor Andréu i Abelló ha

comunicado a INFORMACIONS que «debe renunciarse a todo aventure-rismp, puesto que Sa consoli-

dación de la democracia y la recuperación de nuestras instituciones autonómicas exigen la

responsabilidad cívica, general y la apertura de negociaciones con el Gobierno de Madrid, que no podrá

desestimar en esta ocasión el plebiscito que muy probablemente surgirá esta noche de !as urnas».

En este mismo sentido se sabe que, tras conocerse el resultado, es casi seguro que los grandes partidos —

en principio, Pacto Democrático, socialistas y comunistas- difundan un documento firmado por ellos,

tendente a en-sauzar sin alteraciones el torrente popular en pro del Es-tatuto de 1932. Paralelamen-

te, una gestión delicada se efectuó ayer mismo en el aeropuerto de París. A lo largo de cinco horas, los

señores Reventas, Triginer y Salvador —representantes de la conjunción socialista— conversaron con el

presidente de la Generalidad en el exilio, don Josep Tarradellas, en presencia de don Frederie Rahola, su

delegado en el interior de Cataluña. No ha trascendido nada oficial de la entrevista. Sin embargo, en

medios competentes se opinaba anoche que los dirigentes socialistas habrían expresado al señor

Tarradellas la conveniencia de que el día 21 —con el resultado oficial de los comicios— traspase sus

funciones al diputado con . mayor número de votos, a fin de que éste convoque una asamblea de

parlamentarios catalanes, la cual tendría como misión abrir las negociaciones con el poder central,

atajando así todo tipo de exuberancias callejeras, fruto de impaciencias mal reprimidas. El señor

Tarradellas además regresaría inmediatamente a Barcelona. Ai parecer, el presidente de la Generalidad se

habría pronunciado positivamente. Todo ello se juzga aquí de enorme trascendencia para que la

normalidad no se vea distorsionada gravemente.

15 de junio de 1977

 

< Volver