Autor: Campmany y Díez de Revenga, Jaime. 
   Capítulo nuevo     
 
 Informaciones.    15/06/1977.  Página: 32. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LETRAS DEL CAMBIO CAPITULO NUEVO

Por Jaime CAMPMANY

NO quisiera ponerme demasiado solemne, pero será inevitable decir con cierta solemnidad, que hoy se

abre un nuevo capítu la de la historia de España Quizá resulte necesario, o al menos conveniente, mirar

hacia atrás sin nostalgia. Y también mirar hacía atrás sin ira. No siempre que hemos comenzado los

españoles un capítulo de nuestra historia reciente hemos escrito los renglones derechos Son demasiadas

las ocasiones que hemos desperdiciado los españole: para iniciar un largo camino de paz de prosperidad y

de progreso como para olvidar nuestra responsabilidad —grave responsabilidad— en ssta nueva hora

Momentos hubo en que quisimos remediar en unos breves días tos pecados, los errores, las dejadeces, las

culpas y las querellas de mu dios años. La prisa, la excitación, la revancha, el bandazo violento, son malos

consejeros a ta hora de edificar en política un solar habitable para el futuro. También hubo ocasiones en

qué la falta de confianza en nuestra propia responsabilidad, el convencimiento pesimista acerca de nuestro

carácter insolidarlo e ingobernable, nos llevó a aceptar tutelas paternalistas y a aceptar de buen grado la

abdicación de ios derechos elementales de la soberanía o a resignarnos con el hecho de que otros

asumieran los deberes que a nosotros solos nos correspondían. Ni intento juzgar el pasado ni pretendo

lamentarme de él Me parece sinceramente que esas serian dos maneras estériles de encarar el futuro, y de

quedar convertido, por nostalgia, en estatua de sal, o. por ira, en monumento a la cólera inútíi. Sólo quiero

obtener de ese pasado, no´ siempre justo, no siempre feliz, no siempre digno, no siempre pacífico, la

enseñanza elemental para que en este capítulo que ahora empezamos a escribir no volvamos a usar la

sangre como tinta, no malogremos la libertad conquis tada, no echemos por la ventana las ganancias

indudables de nuestra prosperidad y de nuestro progreso. Nadie va a llevamos la mano al escribir este

capítulo nuevo. Somos nosotros quienes debemos actuar como autores únicos. Para nosotras será la gloria

o la pena Los que legislen, a nosotros habrán de rendir cuentas. Los que gobiernen, ante nosotros, y sólo

ante nosotros, habrán de responder. Este nuevo capítulo tiene un solo protagonista histórico: el pueblo de

España. De nadie podemos ni debemos esperar salvación Tenemos que salvarnos todas juntos y por

nuestra cuenta.

 

< Volver