Autor: Duque, José Carlos. 
 Elecciones generales. Siete líderes en busca de votas (IV). 
 Fernández Ordóñez, un "diputado" con aires de ministro     
 
 Diario 16.    23/05/1977.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 24. 

16/ELECCIONES GENERALES

SIETE LÍDERES EN BUSCA DE VOTOS (IV)

Fernández Ordóñez, un «diputado» con aires de ministro

José Carlos Duque

ASTURIAS, 23 (Enviado especial D16).—Como si fuera una premonición, el líder del Partido Social

Demócrata, Francisco Fernández Ordóñez, paseó por Asturias dos carteras de piel que se balancearon,

pendientes de su mano izquierda, al ritmo dinámico de tu paso. No en balde, este socialdemócrata, que

figura en el cuarto puesto de las listas al Congreso por Madrid de la unión de Centro Democrático, da por

seguro su escaño en el Parlamento y no descarta la idea de ser ministro de Ha-eienda de un gobierno

democrático poselectoral, cosa que le gustaría más que saborear uno de los gigantescos puros que

acostumbra a fumar.

Arropado entre el abogado Luis Vega Escandón, número uno al Congreso de Diputados por la UCD de

Asturias, y por Ignacio Llanos, del consejo político del PSD, Francisco Fernández Ordóñez deja ver su

salva en el asiento del avión de Iberia IB .700 que le transporta a Oviedo. Una pronunciada calva, morena

y reluciente, que no suma guarismos a sus cuarenta y seis años de edad. A las nueve de la mañana, cuando

el presidente del PSD se toma de un sorbo el vaso de naranjada que le ofrece la azafata, no trasluce

todavía el nerviosismo y el temor a los reventadores del primer mitin que celebraría en el Palacio de

Deportes de Oviedo la Unión de Centro Democrático.

Suárez no mojó en Asturias

Fernández Ordóñez sabe que su partido (el PSD) no es contestado por la Izquierda, pero "con la Unión de

Centro Democrático es distinto. Y eso que aquí, en Asturias, en UCD no hay alienígenas. Es muy pura. Ni

siquiera hay liberales. Es de las candidaturas en las que el Gobierno no ha podido mojar. En otras sí nos

han hecho polvo". Al descender del avión, Fernandez Ordóñez saluda fríamente a una comisión del INI

que ha viajado en primera. "Es que hoy hay Junta de Enside-la. Este año ha sido muy malo para ellos, han

perdido 600 millones de pesetas. Pero eso, al fin y al cabo... Lo peor es Hunosa. Eso sí que es un

escándalo más grave todavía que lo de Matesa. Es el caso más flagrante de socialización de pérdidas. El

capital explota al máximo esas empresas y luego sé las entrega al INI, cuando hay pérdidas de 15 a

18.000 millones de pesetas que las paga el contribuyente", dice el ex presidente del Instituto Nacional de

Industria.

Confusiones y cartel con perro

Una pequeña comisión de cuatro personas esperan al líder socialdemócrata. Entre ellos está Fernando

Junceda Avelló, de la comisión electoral de UCD, Ramón Carrera, también de la UCD, Adolfo Barthe

Aza, médico que se presenta al Senado y que pertenece al PSD, y Sánchez Es-cendón, que se confunde al

responder a qué partido pertenece diciendo que en del PSD cuando en realidad milita en la Democracia

Cristiana. "Perdón, perdón, es que estoy todavía dormido; como en el Centro es un revoltijo de nombres y

estamos todos juntos... ¿Que cuál es mi cargo? Pues... esto... ¡Ah, sí, soy secretario de mítines y

organización," En el viejo Renault-12 del médico Barthe Aza es donde Fernández Ordóñez se desplaza en

todo el viaje por Asturias. Por el camino, el líder de la soclaldemocracia centrista mira el periódico para

ver si el mitin coincide con un partido de fútbol. "Yo, entre un partido de fútbol y un mitin prefiero el

fútbol. Y si es un partido bueno me perdería hasta mi propio mitin", dice sonriendo. Francisco Fernández

Ordóñez, traje gris y corbata azul, estampada, de nudo pequeño, empuja la puerta de una pastelería de la

calle Uría con sus carteras en ristre, creyendo que era allí donde se iba a desayunar. Luego se comió una

tostada y se bebió el café con leche en la cafetería cercana, donde se quedó con sus acompañantes. Una

casa más allá está la sede de la UCD, que curiosamente tiene a la entrada un gran cartel con la fotografía

de un perro, anunciando Clínica Veterinaria. "¡Vaya cartelito!, no es una buena propaganda, que

digamos", asegura el líder a quien no le puede pasar desapercibido el anuncio, por sus dimensiones.

Gijón y la descentralización regional A las once de la mañana Fernández Ordóñez recorre los escasos

kilómetros de autopista entre Oviedo y Gijón para atender una rueda de prensa en la capital de la Costa

Verde. "Lo de Gijón es por aquello de la descentralización regional", dice un interlocutor de UCD, al

tiempo que señala la pugna existente en el seno" del Partido Popular entre las dos ciudades.

A propósito de la descentralización, esta vez la madrileña, se -comenta que los programas del mitin

anunciador de Oviedo tienen un error en el apellido Escandón, el de-mocristiano que se presenta al

Senado por la UCD. "Los carteles se han hecho en Madrid —dice Ignacio Llano—, por eso se han

confundido. Pero eso no es nada comparado con las erratas que salieron en los programas en lenguas

gallega y catalana." En la rueda de prensa, Fernández Ordóñez explica el programa económico que ha

hecho suyo el Centro Democrático. Sobre el tema de la amnistía surge un pequeño malentendido por una

pregunta del director de "El Comercio", de Gijón, que posteriormente puntualiza a un compañero que él

no está en contra de la amnistía. Tras el mitin, el presidente del Partido Socialdemócrata comenta con el

candidato al Senado, Barthe Aza, cómo es posible que periódicos de tanta tirada puedan estar en manos

de gentes tan poco demócratas.

Con los democristianos, siempre tarde

En el hotel España, en la calle Jovellanos dé Oviedo, es donde montaron el cuartel general los del Partido

Popular, los socialdemócratas y los democristianos de Alvarez de Miranda, de cara al mitin de la tarde.

Allí es donde se sirvió la comida, en una alargada mesa adornada al estilo de las bodas. "El maridaje de

los socialdemócratas con los democristianos es un buen asunto. Es una unión fuerte. Los democristianos

tienen una buena solera de oposición y con la gente Joven de la socialdemocracia forman un buen grupo.

Los del Partido Popular son los menos importante", dice Fernández Ordóñez cuando se sienta a la mesa.

Y posteriormente añade en guasa: «El padrino de la boda es Fernando Alvarez de Miranda, que dará su

bendición apostólica." El tema de Alvarez de Miranda y su tardanza es de preocupación general. "Ya se

sabe que con los democristianos siempre se llega tarde. Fernando va al ritmó del Vaticano", asegura

Fernández Ordóñez, entre la risa general y el beneplácito de los democristianos que se sientan a la mesa.

Claveles blancos y rosas Los claveles rojos que adornaban la mesa del hotel España no aparecieron en el

mitin del Palacio de Deportes de Oviedo; allí eran blancos y rosas. El verde y el amarillo de las

banderolas contrasta con el azul de la bandera asturiana y el rojo y gualda de la española. Antes de que

comience el mitin se espera, una vez más, a Fernando Alvarez de Miranda, que se está duchando en el

hotel tras su viaje en avio-neta-taxi desde Madrid. Las 3.000 personas que se congregan en el gran

escenarlo del mitin no llenan el aforo. De los que se celebraron en este magno reducto, los de AP, PSP,

FN, PSOE y UCD, esto último es quien ha aportado menos gente. Sin embargo, no hubo reventadores ni

contratiempos.

Los oradores asturianos dieron sueño

Sin marcha triunfante, y con un equipo de sonorización deficiente, los tres oradores asturianos: Ricardo

León Herrero, Emilio García - Pumarino Ramos y Luis Vega Escandón, durmieron al público. Tuvo que

ser posteriormente Fernández Ordóñez quien, con una voz sin graves, arrancó los aplausos. Con sus

incisiones vocalizadas, no se notó la lectura de los seis folios escritos a mano que endosó a los asistentes.

Habló de la alternativa política del Centro Democrático. "Queremos la libertad, la paz y el orden para

España. Queremos un Estado de Derecho, asentado en el reconocimiento de las libertades públicas, donde

el poder político sea elegido por el pueblo, donde todos los partidos estén legalizados, donde no haya más

sindicatos que los voluntariamente constituidos y donde tenga lugar la profunda libertad del hombre."

También aludió a la necesidad de solucionar el problema económico, "que no puede ser resuelto con

medidas técnicas de superficie, sino en un marco democrático y pluralista", y reafirmó que la opción

centro —para el PSD— no es de continuidad, sino de cambio. Cerró el mitin la voz fornida de Alvarez de

Miranda, que comenzó su intervención con un "¡Asturianos, españoles de la Reconquista!", que fue

encajado fríamente por el auditorio, sin aplaudir siquiera en ese inciso verbal que deja el orador a

la,concurrencia. Trazó un esbozo de lo que sería una nueva Constitución, de la responsabilidad del

Gobierno ante las Cortes, y habló de un Consejo de las Regiones, que tendría un papel en la reforma

constitucional.

Viaje aéreo de 150.000 pesetas

Siempre fia abandonar las carteras de mano, el líder socialdemócrata llamó por teléfono al jefe de Prensa,

Manolo Bueno, para hablar del éxito del mitin. Antes de aprovechar la avioneta alquilada por Fernando

Alvarez de Miranda (150.000 pesetas) para regresar a Madrid, Fernández Ordóñez cenó en Salinas, en

Casa Nena. Jamón, queso y una merluza recién pescada. Pero a toda velocidad, para no perder el avión-

taxi que le puso el "Santo Padre", como denomina al democristiano presidente del PDC. Da la casualidad

de que mientras se servía la cena, Alvarez de Miranda aparecía en Televisión Española, en el programa de

Sotillos, explicando las líneas democristianas y de la UCD. Pero Francisco Fernández Ordóñez, con un

vaso de vino tinto delante, ni siquiera brindó por su compañero de tercio en la Unión de Centro

Democrático. Por esta sección electoral habitual de los lunes han pasado hasta ahora Enrique Tierno

Galván, Manuel Fraga y Santiago Carrillo.

 

< Volver