Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
 Don Rafael Arias Salgado. 
 La mejor fórmula para el cambio: el acuerdo entre reformistas y la oposición     
 
 Informaciones.    05/02/1976.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

DON RAFAEL ARIAS SALGADO

La mejor fórmula para el cambio: el acuerdo entre los reformistas y la oposición

Por Margarita SAENZ-DIEZ

BARCELONA, 5.—Conocidos ya los criterios pesimistas de los políticos de la oposición catalana

respecto a los propósitos que animan al nuevo Gabinete en versión ofrecida a las Cortes por el presidente

Arias (que el propio señor Fraga se encarga de atemperar)—, la Prensa barcelonesa se interesa ahora por

las opiniones de los políticos madrileños que se asoman a la realidad de Cataluña, en un intento eficaz de

valorar el tremendo «desafío narional-regionalista», según palabras de don Ricardo de la Cierva.

Don Rafael Arias Salgado y Montalvo, a su paso por Barcelona, se ha pronunciado en las páginas de «La

Vanguardia» con su habitual precisión: «Parece como si el presidente, aceptando y asumiendo

verbalmente y con carácter genérico las medidas reformistas propuestas por Praga, quisiese canalizarlas y

situarlas en un contexto de ortodoxia política que equivale de hecho a desvirtuar su posible significación

democratizadora.» Aún hay más. La recientemente creada Comisión Mixta GobiernoConsejo Nacional

«obligará a Praga a pactar con las fuerzas ultraconservadoras si quiere conseguir algo positivo». Si bien

en este punto el hijo del ex ministro de Información señor Arias Salgado y yerno del también ex ministro

y líder de la Izquierda Democrática, don Joaquín Ruiz-Giménez, preferiría equivocarse.

«LA OBSESIÓN DE FUNDAR PARTIDOS, NEGATIVA»

En unos días en que el «vedettismo» político está alcanzando cotas sublimes —los esfuerzos por

protagonizar a toda costa botaduras de barquichuelas políticas son solamente excusables tras casi cuarenta

años de obligado reposo— es reconfortante oír cómo hombres con decidida vocación pública afirman

sencillamente: «No pretendo crear un partido nuevo. La obsesión de fundar partidos me parece negativa.

Lo que sí estamos tratando es aprovechar los grupos socialdemócratas ya creados y formar un colectivo

unitario fundiéndolos a todos.» Si ese colectivo unitario no llegara a hacerse realidad, ni Rafael Arias-

Salgado (socialdemócrata independiente) ni sus amigos con similares convicciones sobre la organización

del Estado y de la sociedad intentarían crear otro partido más.

Precisamente es la fragmentación de las fuerzas políticas democráticas una de las cosas que más

preocupan al joven abogado, puesto que en estas condiciones la oposición democrática difícilmente podrá

ofrecer una auténtica alternativa «pacífica, responsable, constructiva y realista cara al país y a las fuerzas

armadas».

LA MEJOR FORMULA DE CAMBIO

Preguntado por el periodista Jorge Domenech acerca de la posibilidad de instaurar en España un régimen

político democrático a partir del régimen actual, el señor Arias-Salgado opina que lo que es factible es la

iniciación desde el régimen de un proceso político que conduzca a la instauración de un sistema

democrático: «Creo —puntualiza— en la posibilidad de una fase de transición predemocrática abierta

desde el poder en la que, por la participación de las fuerzas democráticas de la oposición, se consiga

institucionalizar la democracia. Sin esta participación, la citada posibilidad quedaría frustrada.» El

acuerdo entre las fuerzas reformistas del sistema y la oposición democrática —«la mejor fórmula de

cambio para el país»— depende en mayor medida de los reformistas que hoy se encuentran en el Poder

que de los líderes de la oposición, concluye Arias-Salgado.

 

< Volver