Primer documento conjunto de cuatro asociaciones políticas. 
 "Reclamamos la defensa de la legalidad"  :   
 En el documento se plantea la necesidad respetados y mantenidos los Principios Fundamentales. 
 ABC.    12/02/1976.  Página: 7-8. Páginas: 2. Párrafos: 10. 

ABC JUEVES 12 DE FEBRERO DE 1976. PAG. 7.

PRIMER DOCUMENTO CONJUNTO DE CUATRO ASOCIACIONES POLÍTICAS

«RECLAMAMOS LA DEFENSA DE LA LEGALIDAD»

En el documento se plantea la necesidad de que sean respetados y mantenidos los Principios

Fundamentales

MADRID. (De nuestra Redacción) Como «expresión de sus comunes sentimientos». los presidentes

de las asociaciones políticas Unión del Pueblo Español Anepa, U.N.E y F N.E. han hecho publico el

primer comunicado conjunto en la corta historia del asociacionismo político

Como adelantamos ayer, en el escrito se alerta sobre los ataques a las instituciones y se pide el

cumplimiento de la legalidad vigente.

Por las respectivas asociaciones firman el documento los señores don Javier Carvajal, don Enrique

Thomas de Carranza, don José María Valiente, y don Raimundo Fernández Cuesta.

ATAQUES —El comunicado dice textualmente:

UNION DEL PUEBLO ESPAÑOL. A. N. E. P. A.. UNION NACIONAL ESPAÑOLA y FRENTE

NACIONAL ESPAÑOL asociaciones políticas que acudieron en su día a la convocatoria del presidente

Arias para abrir nuevos cauces de participación al pueblo español, se dirigen conjuntamente, sin renunciar

a su propia personalidad independiente ni a sus distintos idearios, a la opinión pública y al Gobierno para

dejar constancia de su rechazo a los reiterados y sistemáticos ataques de que vienen siendo objeto con

desprecio de la legalidad vigente y de su misma legitimidad, las más altas instituciones representativas del

Estado.

Los españoles han podido ser testigos en los últimos meses de los juicios despectivos y ofensivos de que

han sido objeto, públicamente, las Cortes Españolas, el Consejo Nacional, el Consejo del Reino, así como

los ataques a la historia nacional más reciente, a figuras que merecen el más alto respeto de los españoles

y contra la misma legalidad y legitimidad del ordenamiento constitucional vigente, al tiempo que se

atentaba contra la paz social y la unidad de la Patria, con desdén y desprecio de los sentimientos generales

del pueblo español y del cumplimiento de las leyes.

LEGALIDAD.—Apoyándonos en las palabras pronunciadas por el presidente del Gobierno ante las

Cortes Españolas, en su sesión del día 28 de enero, al decir: «No hay democracia posible si la libertad de

expresión se convierte en licencia para la difamación y para las agrias actitudes, a través del torpe y

lamentable juego de los maliciosos ataques al honor y a la dignidad de las Instituciones, de los grupos o

de personas» pedimos al Gobierno que este criterio se traduzca en norma inexcusable de público

comportamiento, cerrando el paso de esta manera a las campañas que persiguen la disgregación del

Estado que España ha sabido construir en largos años de esfuerzo y que la gran mayoría de los españoles

no desea ver puesto en peligro.

Respetando las legítimas interpretaciones que puedan proponerse para el futuro de la vida española,

reclamamos la defensa de la legalidad, cuyo respeto, sin condicionamientos ni reticencias, debe presidir

en todo momento la vida de un Estado de Derecho, recordando la imperiosa necesidad de que las leyes se

cumplan, sin que pueda producirse un vacío legal, al confundir la expectativa de una proyectada legalidad

con la legalidad vigente, y sin que nadie pueda servirse del anuncio de un talante renovador y perfectivo

que compartimos y de una propuesta de Gobierno que respetamos, para presuponer soluciones y

decisiones que son de la competencia de los legítimos órganos legislativos de la nación.

Cualquier otra actitud supondría un grave atentado a la continuidad del Estado y a la pacífica convivencia

de los españoles.

LEGITIMIDAD.—Deseamos para España un nuevo período de paz, de prosperidad y de concordia

social, bajo el signo de la Corona, en el que la sociedad española siga su camino de constante

perfeccionamiento social, político y económico adecuando el pasado al futuro: incorporando nuevas ideas

y valores y logrando más altas y ambiciosas metas, desde la afirmación de la legitimidad de nuestras

instituciones y del más absoluto respeto de las leyes

Dentro de este marco todo progreso y toda esperanza será posible. Con su ruptura sólo es previsible la

destrucción del bien inapreciable de la paz

Queremos señalar al propio tiempo, en el momento en que la Comisión Mixta Gobierno-Consejo

Nacional está iniciando sus trabajos, la necesidad de que sean respetados y mantenidos los Principios

Fundamentales y de que por razones de justicia las asociaciones políticas específicamente reconocidas por

las leyes como medios de participación, sean tenidas en cuenta en las tareas que ahora comienzan.

Las asociaciones políticas que firman este escrito se respaldan con el valor de los miles de firmas de sus

asociados y el amplísimo consenso popular que tras estas firmas se ampara, lo cual supone un inmenso

consenso nacional por cuanto junto a ello debe contar también la opinión concorde, en todo cuanto en este

escrito se dice de otros muchos sectores de la sociedad española no agrupados en nuestras asociaciones

pero que guardan el recuerdo de Francisco Franco y de su último mensaje, que apoyaron durante su vida y

siguen respaldando después de su muerte la ingente obra renovadora realizada durante su mandato.

 

< Volver