Ratificados en el Congreso los estatutos vascos y catalán. Los diputados ratificaron ampliamente el Estatuto.. 
 Temor catalán a que el Gobierno recorte las competencias autonómicas     
 
 Diario 16.    30/11/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 27. 

Diario 6/30-noviembre-79

NACIONAL

RATIFICADOS EN EL CONGRESO LOS ESTATUTOS VASCO Y CA

Los diputados ratificaron ampliamente el Estatuto

Temor catalán a que el Gobierno recorte las competencias autonómicas

Los nacionalistas catalanes y la izquierda expresaron ayer en el Congreso de los Diputados su temor a que

el Gobierno recorte las competencias autonómicas.

El Estatuto de autonomía para Cataluña fue ratificado en el Pleno por 303 votos a favor, con el sufragio

en contra de Blas Pinar y trece abstenciones, fundamentalmente de CD y el PSA.

Madrid — Los nacionalistas catalanes y la oposición de izquierda, al ratificar ayer el Estatuto de

autonomía de Cataluña en el Pleno del Congreso, expresaron su temor de que el Gobierno recorte las

competencias autonómicas.

Todos los grupos parlamentarios analizaron globalmente el Estatuto de Sau antes de emitir su voto y, de

manera generalizada, destacaron el avance en la Constitución del Estado de las autonomías.

En nombre del grupo andalucista, Alejandro Rojas Marcos felicitó al pueblo catalán por la consecución

de su Estatuto, pero se lamentó de que éste no contemple, especialmente, el millón y medio de andaluces

que hoy viven en Cataluña con su propia cultura, al imponerles la obligación de la ciudadanía catalana.

También criticó los aspectos de la regulación económica, manifestando: «Lo que un pueblo de España se

lleva de más a otro pueblo se le quita.»

José Antonio Maturana explicó la posición del grupo de socialistas vascos señalando que el proceso

autonómico en Euskadi y en Cataluña no debe detenerse, sino extenderse a» todos los pueblos,

evitándolos privilegios.

El nacionalista vasco del PNV Marcos Vizcaya, destacó la tradición autonómica catalana y puntualizó

que «nunca los vascos dejaremos de reconocer la lección pacífica de los nacionalistas catalanes»..

El «ser»

El presidente de Convergencia Democrática de Cataluña y portavoz de la minoría catalana, Jordi Pujol,

resaltó el esfuerzo político y el grado de comprensión demostrado por casi todas las fuerzas políticas al

elaborar el Estatuto de Sau.

Afirmó que hay una cosa más importante que el autogobierno, que a su juicio es el «ser» de una manera

diferenciada, que muchas veces es difícil asimilar.

«Lo que ustedes van a votar —dijo Pujol— señores diputados de España, no es el derecho a construir

carreteras, sino el derecho a "ser".»

Precisó que todo lo que atente contra la lengua, las costumbres y la historia de Catalunya es un atentado a

la forma de ser del pueblo catalán.

El líder nacionalista advirtió de la tentación de recortar el contenido del Estatuto con leyes orgánicas.

«Sería una política torpe, injusta y poco honesta que perjudicaría no sólo a Catalunya, sino a la

democracia española.»

Pujol aseguró que el nacionalismo es política, es cultura y es economía, pero que sobre todo es ética, «es

decir, es voluntad de libertad y, por consiguiente, de responsabilidad y de exigencia para consigo mismo».

Expresó su confianza en el futuro autonómico catalán y en la democracia española y terminó citando a

Pau Casals: «Catalanes, defended siempre vuestros derechos, pero no olvidéis jamás vuestros deberes.»

El tiempo asignado al grupo mixto se lo repartieron Blas Pinar y Heribert Barrera, El portavoz de Unión

Nacional defendió su concepto de la unidad de la nación inspirada en Recaredo. Manifestó que España no

es una yuxtaposición de nacionalidades y regiones. Y concluyó de esta manera: «¡Compañeros,

españoles, hoy, como dijo José Antonio, me duele especialmente España!»

El dirigente de Esquerra Republicana de Catalunya se quejó de que en el Estatuto se da peor trato que al

País Vasco. Pero justificó su voto afirmativo porque Catalunya, en su opinión, recupera parte de lo

perdido. «Cuando a alguien —dijo— le roban la cartera no es cuestión de poner reparo a lo que a uno le

devuelven de lo robado».

Desaprobación a Fraga

Manuel Fraga explicó los difirentes pronunciamientos en el seno de Coalición Democrática. Dijo que José

María de Areilza y .Antonio de Senillosa votarían afirmativamente al Estatuto catalán. Leyó una

declaración del segundo donde afirma: «Voto sí al Estatuto por coherencia, porque contribuí a que fuera

lo que es, porque lo votó la mayoría del pueblo catalán del que soy parte y lo seré hasta mí muerte.»

Tras anunciar las abstención de Alfonso Osorio, Fraga expuso las razones de la postura también

abstencionista del resto de los miembros de CD. Reconoció que este Estatuto no ignora al resto de España

ni contiene cláusulas privilegiadas, pero rechazó que se contemplaran de alguna manera ciertas

discriminaciones hacia los emigrantes.

Provocó rumores de desaprobación desde los escaños de todos los grupos, cuando al referirse a la

regulación de la enseñanza dijo que en Catalunya es posible encontrar un colegio en francés, en inglés o

en alemán, pero es imposible hallar uno en que los hijos se eduquen en castellano, que es la lengua oficial

de España.

Joan Reventós, en nombre del grupo parlamentario Socialistas de Catalunya (PSC) expresó su profunda

emoción por el acto de la ratificación del Estatuto. Resaltó la tradición nacionalista engarzada con las

nuevas generaciones, que procedentes de orígenes no catalanes apoyaron y alentaron el Estatuto de Sau.

El dirigente del PSC negó que el Estatuto fuera obra de un grupo y afirmó que es de toda Cataluña, «el

Estatuto, posible producto de un pacto mutuo entre todas las fuerzas políticas».

Replicó a Fraga diciendo que era falsa su afirmación de que en Cataluña no se puede recibir la enseñanza

del castellano.

Que no sea papel mojado

El secretario general del PSUC (comunistas catalanes) Gregorio López Raimundo, insistió en la misma

tesis que Pujol y Raventós. «Si el Gobierno —advirtió— sigue tratando los traspasos de competencias a

la Generalitat y recortando el alcance del Estatuto a través de las leyes orgánicas complementarias de la

Constitución, el texto que ratificamos será poco más que papel mojado y puede convertirse en un factor

adicional de desencanto popular».

Alfonso Guerra volvió a exponer el criterio del grupo socialista sobre el Estatuto de Sau, defendiendo7 las

competencias para la Generalitat en un clima de solidaridad. EJ presidente del grupo parlamentario del

PSOE destacó que el Estatuto ha hecho una aproximación a la justicia social entre las distintas zonas de

España.

Guerra manifestó que su partido intentó la defensa de la población catalana tanto emigrante como no

emigrante.

El turno de interyenciones -la cerró Carlos Sentís, en nombre de UCD y como dirigente de los Centristas

de Catalunya. Hizo muchas referencias históricas a la tradición nacionalista catalana y resaltó la

diferencia de clima en que se ha elaborado este Estatuto respecto al del año 1932. Elogió el papel

desempeñado en este proceso por UCD, por el presidente Suárez y por el presidente de la Generalitat,

Josep Tarradellas, así como el del Rey.

Aseguró que el texto estatutario es un instrumento de trabajo y de solidaridad con el resto de los pueblos

de España. Sentís afirmó que con el Estatuto, Cataluña tiene que superar la crisis de los años 80.

Fue muy comentado en los pasillos del Congreso que ni el presidente Suárez, ni el ministro de

Administración Territorial tuvieran la iniciativa de pronunciar unas palabras en un día que todos los

dirigentes políticos calificaron de histórico.

 

< Volver