Ayer comenzaron los debates en la ponencia. 
 El estatuto catalán, bajo el signo de la conflictividad  :   
 Socialistas catalanes y Convergencia, contrarios a las tesis de UCD. 
 ABC.    21/07/1979.  Página: 5-6. Páginas: 2. Párrafos: 18. 

AYER COMENZARON LOS DEBATES EN LA PONENCIA

EL ESTATUTO CATALÁN, BAJO El SIGNO DE LA CONFLICTIVIDAD

Socialistas catalanes y Convergencia, contrarios a las tesis de UCD

Madrid. (De nuestra Redacción.) Los debates sobre el proyecto de Estatuto para Cataluña comenzaron

ayer bajo el signo de la conflictividad y el enfrentamiento, Dos posturas han quedado claramente

definidas: por un lado, el Partida Socialista de Cataluña, como fuerza política mayoritaria entre las

catalanas, parece decidida a mantener un protagonismo que supedita a un hecho concreto: que los debates

o las negociaciones sobre el articulado del proyecto se desarrollen exclusivamente en el palacio del

Parlamento. Para ellos, acudir a la Moncloa podría parecer no sólo una pérdida de ese protagonismo, sino

incluso una claudicación. Por el contrario, en medios gubernamentales —según afirma Europa Press— se

piensa que «es imposible impedir que el presidente Suárez intervenga en la negociación sobre el Estatuto

catalán, por muchos esfuerzos que hagan los socialistas y Convergencia para evitar las negociaciones

extraparlamentarias».

Se subraya en estos medios que Suárez no es ajeno al Parlamento, puesto que, además de presidir el

Gobierno, es también diputado y presidente del primer partido español, lo que significa que cuenta con

una mayoría parlamentaria suficiente como para derrotar cualquier tipo de «posiciones intransigentes»

que puedan adoptarse, tanto en la Comisión como en el Pleno del Congreso. «En el mismo momento en

que se produzcan diferencias sustanciales entre las fuerzas políticas que discuten el proyecto de Estatuto

—añaden medios próximos a la Moncloa—, no habrá más solución que buscar la mediación de Suárez en

las negociaciones.»

Los círculos gubernamentales no ocultan el malestar que ha causado el «afán de protagonismo» de los

socialistas y de los nacionalistas catalanes, que «parecen estar pensando y actuando —se dice— como un

Parlamento regional y atentos sólo a su electorado».

A las afirmaciones hechas en el sentido de que la negociación del Estatuto catalán sólo tendrá como

escenario el Parlamento se replica que no hay inconveniente en ello, puesto que el presidente Suárez es

también un parlamentario.

«Lo que si parece estar claro —afirman— es que no habrá Estatuto catalán si no se alcanza el acuerdo con

UCD en los temas más conflictivos.»

PRIMERA SESIÓN DE TRABAJO.—Parece que este hecho ya quedó claramente reflejado en la primera

sesión de trabajo celebrada, en la mañana de ayer, por la Ponencia mixta integrada por miembros de 3a

Comisión constitucional y de la Asamblea de parlamentarios catalanes.

La reunión se celebró en el salón de Mariana Pineda bajo la presidencia del titular del a Comisión

constitucional, don Emilio Attard, y no se consiguieron resultados positivos, ya que los dos únicos

artículos abordados, el primero y el segundo, quedaron «aparcados» par diferentes razones.

La sesión, en síntesis, fue así: En el inicio, el señor Attard, de UCD, subrayó ante los miembros de la

Ponencia «la responsabilidad de Estado que los corresponde», y agregó: «este proyecto de Estatuto no

está condicionado, en manera alguna, por el precedente del Estatuto vasco, porque cada uno tiene su

propia idiosincrasia y su tratamiento adecuado».

El señor Attard, teniendo en cuenta la provechosa experiencia adquirida en loa debates sobre el Estatuto

vasco, propuso que la jornada de ayer fuera dedicada a dividir el texto en dos paquetes de artículos,

atendiendo a su mayor o menor conflictividad. Los representantes de la Asamblea de parlamentarios de

Cataluña rechazaron la propuesta y presentaron un paquete de artículos que, en su opinión, debían ser

discutidos en primer lugar.

Una vez decidido que el preámbulo se trataría al final del articulado, el señor Fraga manifestó que no le

parecía adecuado entrar a debatir artículos concretos sin resolver antes el artículo primero, al cual se

condiciona el resto del proyec-...

 

< Volver