Autor: Vizcaíno Casas, Fernando. 
   El retablo     
 
 El Imparcial.    26/10/1979.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

26 octubre 1979 El IMPARCIAL página 17

el retablo de Vizcaíno Casas

ESCRIBO sin conocer todavía los resultados ni siquiera provisionales de los referéndum estatutarios.

Semejante handicap, inevitable por la tiranía angustiosa del cierre de estas páginas, limita hoy mi

capacidad de opinión. Aunque imagino que esos resultados no depararán excesivas sorpresas y ojalá me

equivocara. Porque equivocarme supondría que la abstención (sobre todo en el País Vasco) no había

alcanzado las cifras previstas y que, con todas las relatividades y todas las cautelas que hay que enfrentar

a esta clase de consultas populares, el balance permitía al menos aproximarse al sentimiento mayoritario

de los catalanes y de los vascos. O sea, que moralmente los referéndum podrían tener fuerza de obligar.

Lo que sorprende o mejor todavía irrita, son las declaraciones últimas de ciertos capitostes. Que Benegas

dijera, hace cuarenta y ocho horas, exigiremos a ETA que deje de matar supone, implícitamente, que

hasta ahora al PSOE de Euskadi no le ha interesado mayormente echar la carne en el asador para que

terminaran los asesinatos. Terrible confesión de parte. Que una vez más demuestra la inconsecuencia de

los socialistas; que al tiempo que nos descubren semejante inhibición frente al crimen de sus camaradas

de partido, se angustian tanto por la refriega del sábado último, entre las Fuerzas de Orden Público y las

manifestantes feministas que elevan una pregunta formal al Gobierno sobre el tema.

Magnificar hechos que, comparativamente con otros simultáneos, carecen de auténtica relevancia, es uno

de los contrasentidos más frecuentes en los últimos tiempos. Enjuiciar con ópticas distintas delitos

similares, según cual sea la militancia de sus autores, es hábito en muchos comentaristas de cierta Prensa.

La ley del embudo viene aplicándose de continuo cuando más se habla de la libertad y de legalidad.

Piénsese en la actual huelga de funcionarios de la Administración de Justicia, ferozmente denostada por

los mismos que, en otros casos muchísimo más graves e injustificados, encontraron sutiles argumentos

para justificar a los alborotadores y a sus piquetes.

Uno de los mayores sarcasmos de estos últimos días ha consistido en la reacción antiterrorista de quienes

con mayor denuedo apoyaron hasta hace bien poco al terrorismo, exigiendo amnistías y dulcificando

atrocidades. Lo que demuestra que no es la razón ni la conciencia ni la moral lo que les mueve, sino la

mera oportunidad política.

EL TÚNEL DE BARCELONA.-Ese túnel de 63 metros de longitud descubierto en Barcelona y que se

extendía por debajo de unos bloques de viviendas militares, se ha interpretado por muchos como un

intento (a Dios gracias, frustrado) de volar criminalmente los edificios.

Ahora podría aprovecharse (pienso) para seguir horadando hacia abajo y llegar así hasta el mismísimo

centro de la tierra, donde, como es sabido, hay que buscar a los terroristas (al decir del señor ministro del

Interior).

LAS ABAJO FIRMANTES.-La lectura de la lista de mujeres firmantes de la declaración proaborto, con

expresa manifestación de haber sido autoras en si mismas de lo que todavía constituye un delito tipificado

en el Código Penal debe sumir en honda perplejidad a los juristas. Ya que (lo digo con toda modestia

profesional) la confesión pública de un delito no perseguido anteriormente por desconocimiento, obliga a

incoar sumario contra quienes manifiestan explícitamente haberlo cometido. E incluso presumen de ello.

Bien es cierto que, habida cuenta de los encantos físicos de bastantes de las abajo firmantes, hay que

pensar que no han hecho más que marcarse un farol.

¿LAS APARIENCIAS ENGANAN?.-Acaba de decir el señor ministro de Justicia, en el acto de apertura

de curso de la Comisión General de Codificación, que aunque en la sociedad española reina el

sentimiento de que existe una obsesión legislativa, debida a un deseo de borrar lo anterior... esto no es así.

Pues mire usted, señor Cavero, nadie lo diría.

MARIBEL LORENZO.-Se ha ofrecido un homenaje a Maribel Lorenzo, miss Europa 1974 y abanderada

nacional de Fuerza Nueva. Quisiera dejar en claro que este comentario está absolutamente despolitizado y

sólo se hace desde un punto de vista estético. Así planteada la cuestión, Maribel es una bellísima mujer,

llena de elegancia, clase, encanto y atractivo.

Francamente: en lo tocante a belleza femenina, les da sopas con onda a los ejemplares andantes de

mujeres políticas de izquierdas que por ahí circulan. Con perdón.

 

< Volver