Autor: Gozalo de Apellániz, Juan Antonio. 
   Replica a Ricardo de la Cierva sobre la palabra Proverismo     
 
 Informaciones.    24/04/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CARTAS A INFORMACIONES

REPLICA A RICARDO DE LA CIERVA SOBRE LA PALABRA PROVERISMO

Don Juan Antonio Gózalo de Apellániz, abogado, de Madrid, defiende la etimología de la expresión

Proverista, así como la finalidad —más allá de las palabras— de la asociación política del mismo nombre.

En su carta, que reproducimos, es réplica al artículo de don Ricardo de la Cierva titulado «El descenso al

cuerno de oro», publicado en estas páginas el pasado martes. La carta del señor Gózalo dice lo siguiente:

«Soy consciente con el articulista, y lleva toda la razón, en que no necesitamos analogías tan lejanas y

bizantinas, como el famoso espectáculo lleno de luz crepuscular, que supone el cuerno de oro, que separa

los continentes europeo y asiático, en la ciudad de Estambul, para darnos cuenta de la incapacidad

demostrada por algunos de los llamados pensadores políticos y políticos activos de los dos últimos siglos

para la creación política, aunque habría que precisar si realmente se trata de incapacidad o falta de

interés...»

Más adelante dice: «Los que tratamos de sacar al juego político la asociación PROVERISTA, no

nos hemos preocupado lo más mínimo de la gramática de nuestro lema, ya que nuestros fines no son

conjugar las declinaciones latinas ni hacer que se conjuguen; no obstante, quiero decirle al señor De la

Cierva que no hemos caído en galicismos ni barbarismos, tan al día en la cultura popular dominante,

seguido seguramente a la falta de celo de organismos oficiales que nuestro intelectual señor de la Cierva

conoce perfectamente, limitándonos simplemente a tomar nuestro rico diccionario de la Real Academia

de la Lengua, entresacando de él dos palabras —PRO y VERISMO— que se ajustan perfectamente a

nuestra ideología política: PRO, sinónimo de POR, y VERISMO, «sistema estético que tuvo su origen en

Italia y en el que predomina con exceso la representación directa de la realidad, sin excluir lo feo ni lo

desagradable», de ahí la palabra PROVERISMO y su derivada PROVERISTA, simple y llanamente, con

la verdad por delante, sea guapa o fea y caiga quien caiga, por lo que el ablativo, como puede ver, señor

De la Cierva, en nuestra asociación no ha lugar.

Ya nos irán conociendo los pensadores políticos oficiales, pues nosotros, hasta ahora, no hemos contado

para nada, tal vez tengamos más capacidad para la creación política o, lo que no es lo mismo, más interés

para que todos participemos en el juego limpio.»

 

< Volver