Autor: Torres, Pablo . 
 Patricio Santelices, chileno, en Madrid. 
 Las encuestas se pueden manipular     
 
 Pueblo.    14/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Patricio Santelices, chileno, en Madrid

"LAS ENCUESTAS SE PUEDEN MANIPULAR"

MADRID. (PUEBLO)—Patricio Santelices, chileno, ex profesor en la Universidad de Santiago

catedrático de Planificación de Encuestas, con una experiencia de quince años como investigador, se

encuentra en Madrid «pirque es interesante conocer las realidades sociales que se dan en otros países. En

España tengo, además, el idioma a mi favor».

—¿Es Fácil conocer la opinión de las grandes poblaciones?

—Hay dos sistemas para conocer opiniones, usos costumbres, hábitos de consumo, etcétera. Los sistemas

son por medio de una encuesta en base a un censo o a una muestra.

—¿Cuál es la diferencia entre ambas?

—Un censo es cuando se consulta al total de !a población, y es muy caro. En la muestra sólo se elige una

parte de la población, y puede ser de selección dirigida o probabilística Esta última es aquella en que las

unidades son elegidas y se conoce su probabilidad de selección, y selección dirigida cuando se elige

arbitrariamente.

—Se pueden predecir resultados...

—La encuesta por muestreo es una técnica que tiene aspectos estadísticos y socio* lógicos. Si se cumple

estrictamente con todas y cada

* "Pero no tiene sentido el engañarse a si mismo"

* "Para evitar esto hay que publicar el sistema de muestreo utilizado y el cuestionario"

una de sus etapas es posible predecir un resultado

—¿Hasta qué punto se puede manipular científicamente?

—Teóricamente se puede hacer. Para evitar esto hay que publicar e! sistema de muestreo (tamaño de

muestra, nivel de confianza y margen de error) que se utiliza y el cuestionario. Si se refiere a alterar los

resultados logrados en la encuesta, es cuestión de moral. Además si se manipulan los datos para agradar o

no a alguien, se verá cuando el evento haya ocurrido y quien haya manipulado caerá en el desprestigio y

nadie se fiará de este profesional.

—Pero hay ciertas preguntas que. precisamente en su planteamiento, son confusas u obligan a una

determinada respuesta...

—¿Qué sentido tiene engañarse a si mismo? Incluso en el caso de unas elecciones no tiene efecto

propagandístico porque los electores ya tienen a su candidato fijo. No creo que esperen a los resultados de

una encuesta. Seria muy interesante conocer por qué la gente elige precisamente a sus candidatos pero es

otro aspecto

—Unos mismos datos estadísticos, ¿pueden tener diferente explicación?

—Se pueden dar varias interpretaciones y se pueden sacar conclusiones diferentes. Todo depende del

prisma.

En una encuesta en la que «e dice que un determinado candidato ha aumentado sus electores en un dos

por ciento. Si esa encuesta no incluye el margen de error (por ejemplo, un más menos cinco por ciento) es

incompleta y la popularidad del candidato puede estar en baja, aunque la encuesta refleje o quiera reflejar

lo contrario.

—En unas elecciones, ¿con cuánto tiempo crees deben hacerse las encuestas?

—Habría que hacer varias. La primera con cierta antelación, dos o tres meses antes. La seguida, unos

quince días antes. Lo óptimo para cualquier candidato o partido sería consultar periódicamente a la

población para saber cómo va su campaña.

Pablo TORRES Foto MOLLEDA

 

< Volver