Curiosidades de un anuario     
 
 ABC.    03/06/1959.  Página: 50. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC. MIÉRCOLES 3 DE JUNIO D E , 1959. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 50

CURIOSIDADES DE UN ANUARIO

Una reseña del Instituto Nacional de Estadística dedicada -a Madrid y su provincia, permite conocer el

panorama industrial que nos rodea, ignorado por la mayoría de los madrileños, y seguir el proceso de la

villa al mudar su vieja piel de burócrata. capital antaño de la oblea, el balduque y el manguito, para

vestirse de mahón y despuntar en la técnica y en la mecánica, e imponer sobre la covachuela y el

escritorio, el taller y la fábrica.

La transformación en lo fundamental se ha operado en quince años, invalidando los vaticinios que

negaban capacidad y porvenir industrial, a, un Madrid levantado sobre lo más áspero de la meseta, sin río

de categoría, carente de materias primas... ¿Qué puede producir una ciudad sin carbón, hierro,

electricidad, cemento ni petróleo? Sólo expedientes y oficios, certificados de última

voluntad y de penales...

Al repasar la reseña estadística, sorprende y maravilla el sinnúmero de empresas, surgidas en las más

diversas actividades: fábricas de purés y harinas industriales, de refinado de azúcar, de derivados del

cacao, de chocolates y confituras, de textiles, con 17.000 entre obreros y obreras; de calzado, de madera y

corcho, de maletas y baúles, de papel-y cartón, de productos del caucho,, de maquinaria, aparatos,

accesorios, y artículos eléctricos—55 -fábricas proporcionan trabajo a 22.329 productores—, de

automóviles y tractores, de instrumentos y aparatos científicos. No acabaríamos la enumeración, y menos

si tratásemos de puntualizar las especialidades:, máquinas hidráulicas, motores de explosión, -cordelería,

elaboración de tabacos, embutidos, juguetería, persianas y cierres metálicos;.productos químicos—6.126

obreros en- 437 empresas—´, cerámica, manufacturas de vidrio y óptica, fábricas de billares, instrumentos

de música y relojes, calculadoras--. ¿Que -no se produce hoy en Madrid y en su provincia? La, iniciativa

del español es fértil e incansable; vence las dificultades y se las ingenia hasta sacar leche de una alcuza.

Pero la reina de las industrias madrileñas es la de la construcción, con 1.080 contratistas en 1956, cerca de

mil empresarios de carpintería, pintura, y decoración y .65.000 productores. No puede sorprendernos esta

primacía, y sus efectos están a la vista. En Madrid se ha edificado desde el año 1950 hasta ahora mucho

más que en todo el medio -siglo anterior. Y algo más extraño: la mayoría de estas construcciones se

hicieron en época, de aguda crisis, cuando faltaba, el hierro, el cemento y .el ladrillo, y los

materiales,´´visibles" se entregaban en régimen de_ cupo y en pequeñas dosis. Labor de ilusionista fue

aquella, de sacarse casas de la manga o de la chistera. Pero ahí están.

Barcelona es la primera y Madrid la segunda ciudad de España en- orden a importancia industrial y

número de obreros. Según el censo elaborado por el Servicio. Sindical de Estadística, suman, 304.619 los

productores madrileños.

Viene ahora la, parte substanciosa. Señala la reseña origen de estos comentarios la, existencia en Madrid

de .4.968 entre bares, restaurantes, cafeterías y tabernas. Estas últimas, en número de-3.232. El recuento

data de 1956, y de fijo que para esta fecha, por crecimiento de la clientela :y. aumento de la demanda, han

debido- de proliferar por cientos. En un solo año, en 1958, brotaron cerca de quinientas establecimientos

de comidas y bebidas. Procurar a tan grande comercio lo conveniente para ´aplacar la constante y

renovada sed de-´ su público ha sido también causa de incremento industrial: Madrid tiene, según la

reseña, cuatro fábricas de cerveza, con 1.275 productores; 14 de jarabes y preparados alcohólicos y 128

de aguas gaseadas y espumosas. Tratándose de transformaciones de agua, la materia prima, de excelencia,

acreditada, se encuentra siempre a mano.

Se atribuye a París una taberna por cada treinta adultos bebedores. Los adultos madrileños no se deben

diferenciar mucho de sus colegas parisienses a la hora de las adjudicaciones, estadísticas. Y el reparto

resultará exacto sí en el lote, además de la taberna, se incluye un cinc, dos restaurantes, tres cafeterías y

cuatro salas de fiestas, más Banco, como suele decirse, a modo de filigrana, en algunos anuncios y

porque el número de sucursales lo merece.

 

< Volver