Autor: Fuente Lafuente, Ismael. 
 Asociaciones. 
 A.N.E.P.A. presentó su solicitud de inscripción     
 
 ABC.    19/06/1975.  Página: 11-12. Páginas: 2. Párrafos: 11. 

ASOCIACIONES

A. N. E. P. A. PRESENTO SU SOLICITUD DE INSCRIPCIÓN

Finalmente, A. N. E. P. A., tras las pequeñas vacilaciones de los últimos días, ha saltado a la cancha

asociativa. A las diez y media de la mañana de ayer, don Pedro Pérez Alhama, secretario y coordinador

del proyecto, entregó en mano al oficial mayor del Consejo Nacional la instancia reglamentaria y el

escrito en el que se especifica por qué A. N. E. P. A. se constituye en asociación política, tal como

reglamenta el artículo 11 del decreto-ley por el que se aprobó el Estatuto Jurídico del Derecho de

Asociación Política.

Y en ese escrito de bases doctrinales, que acatan la Constitución, proclaman la justicia como exigencia

primaria de toda acción pública, consideran como indiscutible la unidad nacional y rechazan cualquier

tipo de totalitarismo, ponen de relieve que A. N. E. P. A. considera la institución monárquica y la figura

del Príncipe de España, Don Juan Carlos de Borbón, fuera de todo partidismo y de toda discusión.

En el orden económico-social son partidarios de una reforma profunda y acelerada y de que el Estado

debe estar organizado democráticamente. Asimismo son partidarios de la potenciación de las Fuerzas

Armadas. También propugnan la reivindicación de Gibraltar y proponen relaciones con los países

socialistas, la integración, de España en Europa y proclaman la independencia de la Iglesia con el Estado.

A. N. E. P. A. asociación política —tal es el nombre con el que se presentan— aprovechará en buena

medida la infraestructura de A. N. E. P. A. cultural, acogida a la ley de Asociaciones de 1964, la cual

seguirá funcionando no obstante. Son su presidente y su vicepresidente don Leopoldo Stampa y don

Salvador Serrats, respectivamente, y a ella pertenecen altos cargos de la Administración.

También los señores Stampa y Serrats encabezan la lista de las 100 firmas que acompañan al escrito, de

entre los cuales se elegirán —democráticamente— los miembros de la Comisión promotora.

EN PROVINCIAS.—Por lo demás, ayer las noticias asociativas llegaban de fuera de Madrid -donde los

frentes asociativos tenían la mirada puesta en las resoluciones de la Comisión Permanente, de la que se

esperaban en la tarde de ayer importantes decisiones—. De provincias, donde varias Comisiones

promotoras continuaban su marathón de cara a la recogida de las 25.000 firmas, que no parece empresa

fácil para nadie.

Y así, a don Alberto Monreal Luque (cabeza notable de U. D. E.) se le esperaba hoy en Palma de

Mallorca para mantener contactos con miembros de su asociación política en las islas. Y así, los laboristas

continuaban su Asamblea en Barcelona, donde coincidirán hoy con los proveristas de Maysounave y Boto

Holgado, que lanzarán su «Manifiesto proverista catalán sobre organización territorial de Europa». Y así,

don Camilo Mira Muñoz (también promotor de U. D. E.), decía en Granada que la Unión Democrática

Española era un proyecto abierto a todos los que deseasen establecer las bases de nuestro futuro dentro de

una Monarquía democrática y social.

Y hasta don Joaquín Ruiz Giménez, en Lérida, le gustaba una mala pasada al Estatuto, porque «la primera

dificultad del mismo —dijo en una conferencia titulada "La problemática de la reconciliación y Derechos

humanos 1975"— es que obliga al juramento de aceptación de fidelidad a unos principios de un sistema,

no a una Constitución». Y porque, además, añadía don Joaquín Ruiz Giménez, «este Estatuto ha sido

confiado a un Consejo político y no a un órgano independiente».—Ismael FUENTE LAFUENTE.

 

< Volver