El jefe del Estado recicibió ayer al ministro portugués de negocios extranjeros     
 
 ABC.    19/02/1960.  Página: 31-32. Páginas: 2. Párrafos: 24. 

MADRID, VIERNES 19 DE FEBRERO DE 1960 EJEMPLAR 1,50 PESETAS

A B C

DEPOSITO LEGAL M, 13 – 1958

DIARIO ILUSTRADO

AÑO QUINCUAGÉSIMO TERCERO. NUM. 16.829 72 PAGINAS

EL JEFE DEL ESTADO RECIBIÓ AYER AL MINISTRO PORTUGUÉS DE NEGOCIOS

EXTRANJEROS

LA ESCUADRA ESPAÑOLA ESTARÁ REPRESENTADA EN EL DESFILE NAVAL CON MOTIVO

DEL CENTENARIO DEL INFANTE DON ENRIQUE "EL NAVEGANTE"

ESPAÑA, DIJO EL ILUSTRE VISITANTE, TIENE PLENO DERECHO A COOPERAR CON

OCCIDENTE EN TODAS LAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES CONFERENCIA DE

PRENSA DEL DOCTOR MATÍAS, QUE HOY REGRESARA A SU PAIS

Ayer, a las diez y media de la mañana, llegó al Palacio de El Pardo el doctor Marcelo. Matías, ministro de

Negocios Extranjeros de Portugal, acompañado del embajador de su país en Madrid, del de España en

Lisboa y del introductor de embajadores, barón de las Torres.

Al pie de la escalera de honor el ministro fue recibido por el alto personal de la Casa Civil, que le

acompañó hasta el salón de audiencias, donde fue cumplimentado por los jefes de las Casas Civil y

Multar, con quienes se dirigió al despacho del Caudillo de España, que recibió al doctor Matías en

audiencia especial. Con Su Excelencia se hallaba el Sr. Castiella.

Tras de las presentaciones de rigor, el Jefe del Estado celebró una cordial entrevista con el ministro de

Negocios Extranjeros portugués, en la que estuvieron presentes el ministro de Asuntos Exteriores español

y los embajadores de ambos países. La entrevista duró dos horas y media. Terminada la entrevista, el

ministro abandonó Palacio con el mismo ceremonial que a su llegada.

VISITA AL MUSEO DEL PRADO

Al regresar de El Pardo, el ministro portugués de Negocios Extranjeros se trasladó al hotel dónde se aloja

y, minutos después, se dirigió al Museo del Prado, en compañía de las personas de su séquito y. de los

embajadores de Portugal en Madrid y de España en Lisboa,. señores Deslandes e Ibáñez Martín, y del jefe

de Protocolo, barón de las Torres.

Don Marcelo Matías, fue recibido por el director y el subdirector del Museo, señores Alvarez de

Sotomayor y Sánchez Cantón, en compañía de los cuales realizó una visita muy detenida a las

dependencias de la pinacoteca. El ilustre huésped se interesó vivamente por los tesoros artísticos que

contemplaba, de los que hizo grandes elogios. Al terminar la visita fue obsequiado con catálogos,

encuadernados en piel, de las obras del Museo.

Declaraciones del ministro portugués

El doctor Marcelo Matias recibió ayer tarde en el hotel donde se aloja a los representantes de la Prensa

nacional y extranjera. Hallábanse presentes los embajadores de España en Lisboa, don José Ibáñez

Martín, y de Portugal en Madrid, don Venancio Augusto Deslandes. También asistieron a la

conversación, funcionarios de la Embajada portuguesa y del Ministerio español de Asuntos Exteriores.

Empezó diciendo el doctor Matías que le había producido una impresión feliz, tanto cariño y amistad

como se le ha demostrado durante su estancia aquí.

Había después de la entrevista que había celebrado por la mañana con el Jefe del Estado. Ha sido, dijo,

una larga conversación que no tenía programa, y en la que, por tanto hemos abordado todos los problemas

entre España y Portugal, y, al propio tiempo, tuvimos ocasión de hablar, dentro de un marco general, de

todas aquellas cuestiones que pueden interesar a la política exterior de nuestros países.

Alguien le preguntó si habían tratado de las repercusiones de la explosión atómica en el Sahara. El

ministro respondió: "No recuerdo que se haya abordada este punto."

En respuesta a otras preguntas relacionadas con la O. E. C. E. y la comunidad económica de los "siete",

dijo que estos puntos se habían estudiado en las conversaciones sostenidas por los delegados españoles y

portugueses, y que la posición de su país es favorable a la integración, no sólo de los dos grupos, sino de

todos los países occidentales.

Negó que hubiera tratado en su entrevista con el Generalísimo de un posible encuentro de éste con el

señor Kubistchek, cuando el presidente del Brasil vaya a Portugal para tomar parte en las fiestas del

Centenario del Infante D. Enrique el Navegante. Sólo hablamos—insistió—de cuestiones hispano-

portuguesás.

También manifestó que la Escuadra española estará representada en el desfile naval que, con motivo de

dichas fiestas, se ha de celebrar en el vecino país. "España —agregó—estará presente en estas

conmemoraciones por derecho propio y por amistad; por los derechos históricos que tiene adquiridos, ya

que ella misma, por sus propias manos, escribió una historia que camina por la misma ruta marinera de

Portugal".

Se le interrogó también acerca del alcance del Convenio firmado entre los dos países sobre protección

aduanera. Respondió que el propósito al redactar el Convenio fue el de facilitar, desde el punto de vista

aduanero, las comunicaciones por carretera, ferrocarril y vías fluviales entre los dos países. El

comunicado conjunto que se facilitará esta noche dice todo lo que se debe decir.

"Ahora tenemos en estudio—continuó, diciendo—otro Convenio para lograr, una mayor protección social

a los trabajadores portugueses en España y a los españoles en mi país. Los detalles del Acuerdo firmado

los hallarán ustedes en el Boletín Oficial del Estado cuando el Convenio se publique."

Un periodista preguntó al doctor Matías si creía que Portugal podía constituir un bloque o mercado

común económico con Brasil, España y los países hispanoamericanos.

Que yo sepa —decláró—, no hay nada de eso. El problema es muy delicado, y todavía no ha sido objeto

de estadio. Luego otro informador inquirió cuál era la posición de Portugal con respecto al ingreso de

España, en el O. T. A. N. El ministro se expresó en los siguientes términos:

—Portugal ha sostenido que España, con treinta millones de habitantes, con costas en el Atlántico y el

Mediterráneo, habiendo creado dos decenas de naciones que hablan su mismo idioma y que tienen la

misma fuerza espiritual cristiana, que es un ejemplo de orden, tranquilidad y progreso, y cuya estabilidad

es perfecta, tiene pleno derecho a cooperar con Occidente en todas las organizaciones internacionales

destinadas a la defensa de la civilización y de nuestro estilo de vida. Por tanto, siempre hemos defendido

la entrada de España en el O.T.A.N.

Otro periodista le interrogó acerca de los problemas de emigración en el país vecino. El ministro

manifestó que hay un excedente demográfico todos los años que no puede absorber el propio país, y que,

por tanto, emigra, preferentemente al Brasil, donde se habla, el mismo idioma, se tiene la misma religión

y existe una fraternidad histórica racial. Hay también un grupo muy numeroso, aproximadamente unos

cuarenta mil, que van a Venezuela, porque allí trabajan bajo la protección de nuestros amigos

venezolanos.

Dicho esto, el ministro de Negocios Extranjeros de Portugal agradecio a los representantes de la Prensa

todas las atenciones que han tenido con él durante su estancia en Madrid, e insistió en que marchaba

satisfechísimo de su estancia en la capital de España.

COMIDA EN LA EMBAJADA, DE PORTUGAL

El embajador de Portugal ofreció anoche una comida de despedida al profesor Marcelo Matías, a la que

asistieron distintos miembros del Gobierno español y autoridades civiles y militares.

EL DOCTOR MATÍAS REGRESA HOY A SU PAIS

Esta mañana, a las diez, saldrá en automóvil para Lisboa, dando por terminada su estancia en España, el

ministro de Negocios Extranjeros de Portugal, doctor Matias.

Conversaciones hispano-portuguesas

Los altas funcionarios del Ministerio de Negocios Extranjeros de Portugal que acompañan al ministro

doctor Marcelo Matías en su visita oficial a Madrid, se han reunido, con sus colegas españoles en el

Palacio de Santa Cruz, en varias sesiones de trabajo. Estas reuniones, que comenzaron el miércoles,

continuaron ayer por la mañana y por la tarde.

Los asistentes españoles a esta reunión se hallaban presididos por el subsecretario de Asuntos Exteriores,

señor Cortina. El embajador de Portugal en Madrid, general Deslandes, presidió, a su vez, a los altos

funcionarios portugueses.

Una de estas sesiones de trabajo estuvo principalmente dedicada, según parece, a los temas económicos.

 

< Volver