Declaraciones de Carlos Pinilla     
 
 ABC.    16/05/1975.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ABC. VIERNES 16 DE MAYO DE 1975.

DECLARACIONES DE CARLOS PINILLA

Barcelona, 15. (De nuestra Redacción.) El delegado del Gobierno en la Campsa, don Carlos Pinilla, una

de las personas más destacadas del Movimiento-organización, que ha permanecido dos días en Barcelona,

ha hecho unas manifestaciones al diario «La Vanguardia», con relación a la Asociación política que

promueve y que, en principio, se iba a denominar Alianza para el Pueblo. Dice que esta naciente Asocia-

ción tiene muy en cuenta la presencia de las nuevas generaciones, nacidas con posterioridad al 18 de julio,

y que hoy tienen unas actitudes determinadas sobre cómo debe organizarse políticamente la sociedad

española. Ha dicho, también, que. en el orden social será marcadamente Izquierdista, «puesto que

consideramos que la bandera de la justicia social debe ser mantenida, cada día con mayores exigencias».

De todas formas el planteamiento de Izquierdas y derechas es completamente artificial y está plenamente

superado. Hoy nadie puede demostrar indiferencia o actitudes negativas en relación a los avances sociales

y nadie debe portergar, tampoco, unos valores tradicionales que no por serlo han perdido vigencia y que,

en toda comunidad política equilibrada, deben hacerse presentes.

Asimismo afirma que está plenamente convencido de que las tendencias izquierdistas, no marxistas,

tienen cabida en el ordenamiento político de nuestro régimen, añadiendo que será deseable que su

actuación, dentro de las Leyes Fundamentales, existiera. Sobre lo que se ha afirmado últimamente, que el

régimen del 18 de Julio está en serio peligro por algunas de las corrientes políticas existentes y de

expresión permitidas, contesta así:

—Lo que se advierte en alguna gente es una gran frivolidad y una tremenda ligereza a la hora de enjuiciar

situaciones pasadas y actuales y de formular soluciones. Hay una cosa evidente, y es que con los

postulados del 18 de Julio, España ha sufrido una gran transformación, y que, partiendo de cero en 1939,

hemos alcanzado niveles sorprendentes. Sería criminal que tirásemos por la borda, a estas alturas, todo lo

logrado. Creo que el pueblo tiene el temor, no confesado, de que ante los cambios radicales que algunos

propugnan va a perder lo conseguido, sin obtener nada o muy poco a cambio. Se observa que muy pocos

ponen acento especial en la necesidad de seguir avanzando hacia un Estado socialmente más justo.

Por último en lo que se refiere a si este es el momento adecuado para que se produzca la sucesión, dice

que cree que Franco, a lo largo de toda su vida, ha dado al pueblo español una lección de serenidad, de

prudencia y, sobre todo, de amor a la patria, y creo que como Caudillo que ha sabido ser de todos los es-

pañoles, en este orden, como en todas las decisiones históricas que ha adoptado, sabrá actuar con la gran

responsabilidad que le es exclusivamente personal e intransferible.

 

< Volver