Audiencia Civil. 
 Franco recibe a una Comisión del Consejo de Estado, presidida por Don Joaquín Bau  :   
 También fue cumplimentando por el embajador y representante de la Organización de Estados Americanos en Europa. 
 ABC.    26/02/1970.  Página: 27. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ABC. JUEVES 26 DE FEBRERO DE 1970. EDICIÓN DE

AUDIENCIA CIVIL

FRANCO RECIBE A UNA COMISIÓN DEL CONSEJO DE ESTADO, PRESIDIDA POR DON

JOAQUÍN BAU

También fue cumplimentado por el embajador y representante de la Organización de Estados Americanos

en Europa

El Jefe del Estado recibió ayer, en audiencia civil, en el Palacio de El Pardo, a las personas y Comisiones

siguientes:

Comisión del Consejo de Estado, presidida por don Joaquín Bau. Don Gerardo J. Schamis, embajador y

representante de la Organización de Estados Americanos en Europa, acompañado por don Francisco

Javier Oyarzun, director de Sudamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores. Comisión del

Ayuntamiento de Benavente, presidida por don Manuel Hernández Sánchez, gobernador civil y jefe

provincial del Movimiento de Zamora, y acompañada por don Federico Silva Muñoz, ministro de Obras

Públicas. Comisión de la Cooperativa Católico-Agraria de Villarreal de los Infantes, presidida por el

delegado provincial de Sindicatos y acompañada por don Enrique García Ramal, ministro delegado

nacional de Sindicatos, y de don José Fernández Ramírez, gobernador civil y jefe provincial del

Movimiento de Castellón de la Plana. Don Juan José Espinosa San Martín, ex ministro y presidente del

Consejo de Administración de las Minas de Almadén y Arrayanes. Don Antonio Villacieros y Benito,

embajador de España. Don Pedro Seoane Diana, duque de Amalfi, introductor de embajadores. Don

Mario Arnelo, diputado de la Cámara chilena, acompañado de don Gregorio Marañón Moya, director del

Instituto de Cultura Hispánica. Don Manuel Mendoza Ruiz, director general de Ganadería. Don Pedro

Zaragoza Orts, director general de Empresas y Actividades Turísticas. Don Enrique Ramos Fernández,

delegado nacional de Provincias. Don Jesús Fueyo Alvarez, consejero nacional del Movimiento. Don José

María Múgica Iza, presidente del Sindicato Nacional de Industrias Químicas. Don Alberto Ibáñez

Trujillo, gobernador civil y jefe provincial del Movimiento de Valladolid. Ingeniero don Federico J.

Philips, presidente del Consejo de directores de la N. V. Philips Gloeilampen-fabrieken, de Eindhoven

(Holanda), acompañado por don Juan Hooghuis, presidente del Consejo de Philips Ibérica, S. A. E. Don

Joaquín Garrigues Díaz-Cañabate, representante de España en la Comisión de Derecho Mercantil de la O.

N. U. Don Joaquín Calvo Sotelo. Don José María Aristrain, presidente del Consejo de Administración de

la compañía Aristrain, S. A. Don Miguel García de Sáez, abogado.

Durante la audiencia concedida por S. E. el Jefe del Estado al Consejo de Estado, el presidente del citado

organismo, don Joaquín Bau Noya, pronunció las siguiente palabras :

"Tenemos el honor de venir a presentaros nuestros respetos, con motivo de cumplirse los veinticinco años

de la Ley Orgánica del Consejo de Estado, que vos sancionasteis, deseando, a la vez, daros cuenta de la

labor desarrollada en el último año, y a rogaros aceptéis los tomos de "Recopilación de doctrina legal",

establecida en los dictámenes del Consejo y editados en este curso.

En 1969 se han despachado más de quinientos expedientes, y es de destacar la recopilación, ordenada por

materias, en estos volúmenes, que es fruto, como todo, del laborioso estudio de los señores consejeros,

señor secretario general y señores letrados.

Una de las más importantes disposiciones de Vuestra Excelencia fue restablecer el Estado de Derecho,

que había sido destruido en una época de oprobio que tuvimos que soportar.

Fimos ya en años trágicos para España, en aquella gloriosa y honesta Junta técnica del Estado, de la que

me honré en formar parte, bajo vuestra alta dirección, que, a pesar de los naturales momentos de

excepción, vuestros Pasos iban encaminados no sólo pensando en la obligada guerra, sino en la necesaria

y organizada paz. Y así se ha ido estructurando y perfeccionando cada día un Estado con leyes

fundamentales y sociales que son vuestro mayor orgullo y la seguridad y gloria de la nación.

Este alto cuerpo consultivo puede decir, quizá como nadie, que existe tal régimen de Derecho, porque los

importantes asuntos sometidos a su dictamen así lo proclaman.

Hubo un Gobierno, como bien sabéis, que disolvió el Consejo. Vos lo restablecisteis siguiendo la

costumbre desde nuestras antiguas Monarquías. Y ahí está una de las garantías más indispensables para la

buena y justa marcha administrativa de un pueblo. Y éste nuestro organismo estudia y dictamina

libremente, sin la más ligera traba, con la máxima consideración con que Vuestra Excelencia nos honra y

vuestro Gobierno escucha.

Estad seguro que seguiremos trabajando como hasta hoy y con la experiencia de una madurez tan

necesaria en estos cargos y con la fe en Vuestra Excelencia, que nos habéis enseñado, sin palabras casi.

Pero con el ejemplo de una total entrega, a laborar por el Derecho y la Justicia, intensa y serenamente,

con la firmeza que dan la razón v el recio espíritu de servir.

 

< Volver