Nota de la agrupación empresarial independiente (A.E.I.). 
 Crítica al Decreto-Ley de relaciones de trabajo. Cierre empresarial condicionado y despidos prohibidos     
 
 ABC.    23/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

NOTA DE LA AGRUPACIÓN EMPRESARIAL INDEPENDIENTE (A. E. I.)

CRITICA AL DECRETO-LEY DE RELACIONES DE TRABAJO. CIERRE EMPRESARIAL

CONDICIONADO Y DESPIDOS PROHIBITIVOS

Ante tas actitudes emprendidas por diversas organizaciones obreras contra el De-creto-Ley de Relaciones

de Trabajo, la A. E. I. considera conveniente para la mejor Información de la opinión pública, reafirmar

su opinión sobre dicha norma, ya conocida por anteriores comunicados a los medios de difusión,

deteniéndose concretamente en dos de los puntos más importantes:

EL CIERRE EMPRESARIAL Y EL DESPIDO. EL CIERRE EMPRESARIAL

Entendiendo el cierre empresarial como un derecho paralelo al de huelga, consideramos que es

absolutamente Insuficiente y de escasa capacidad de réplica, por cuanto sólo puede practicarse A LA

DEFENSIVA, o sea ante la actitud de los trabajadores.

Sin embargo, en el derecho a la huelsa, no se considera el problema de la proporcionalidad entre sus fines

y los daños causados, no cabe responsabilidad de los sindicatos que las promueven y no se incluyen

limitaciones existentes en otros países.

EL DESPIDO

Consideramos que las garantías de empleo y de salario no deben basarse en la restricción de libertad del

empresario, sino en otros canales de protección, como un eficaz seguro de desempleo y que los Sindicatos

mejoren las prestaciones y traten de buscar empleo a sus afiliados, al igual que hacen los Sindicatos

Obreros de otros países. Por otra parte, carece de fundamento el suponer que las empresas harían un uso

arbitrario de la mayor libertad de despido. ¿Cómo se concibe que se quiera despedir a los empleados

sensatos, responsables y buenos profesionales?

Con todo, lo más preocupante de esta norma es el elevado límite de las indemnizaciones, con un importe

que puede equivaler hasta a cinco anualidades. Teniendo en cuenta que las causas del despido van a ser

siempre muy difíciles de demostrar, ya que los posibles testigos temen !as represalias, la consecuencia es:

despido improcedente con indemnizaciones prohibitivas o mantener en la empresa, a un elemento

negativo. Existen algunos pocos trabajadores que guiados por estrategias políticas de más largo alcance

que el puramente laboral, conocen a la perfección las técnicas adecuadas para aprovecharse de esta

norma. Por ello, ese otro mundo laboral, Que es ia inmensa mayoría, prudente y preocupado por el futuro

de las empresas, que es el suyo, debe ya abandonar su silencio si no quiere ver mermados los puestos de

trabajo, en beneficio de los que piensan únicamente en la destrucción de la economía del país.

En la mayoría de países europeos (Alemania. Bélgica. Holanda. Francia, Reino Unido, Irlanda, etc.)

existe un despido libre en pequeñas empresas y en e! resto de ellas un despido causal, en e¡ que en caso

de Improcedencia, una JUSTA INDEMNIZACIÓN sustituye a la readmisión. La. Recomendación 19 de

la O. I. T. así lo contempla también. Pero las indemnizaciones se mantienen en límites tolerables, que en

la práctica suelen ser equivalentes a un mes por año de servicio, con un máximo de alrededor de doce

mensualidades.

En consecuencia, la A. E. I. solícita al Gobierno una mayor capacidad de respuesta, consistente en:

• Regulación de: cierre por iniciativa empresarial.

• Despido libre en empresas de menos de 11 trabajadores.

• En el resto de !a.s empresas reducir las indemnizaciones cuando procedan por despido a un mes por

año de servicio, con un máximo de doce mensualidades.

• Proteger estas decisiones con un auténtico y eficaz seguro de desempleo.

AGRUPACIÓN EMPRESARIAL INDEPENDIENTE

Pedro Teixeira, 8. Madrid-20. Tels. 456 04 09 y 456 29 01 (R.)

 

< Volver