Autor: Martínez Benavente, Domingo. 
 Jornada Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa. 
 Los industriales modestos, primera fuerza económica del país     
 
 Ya.    19/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Jornada nacional de la pequeña y mediana empresa

Los industriales modestos, primera fuerza económica del país

ZARAGOZA. (De nuestro corresponsal, Domingo Martínez Benavente.)

Ayer se celebró en esta ciudad la Jornada Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa, organizada por la

Asociación para el Progreso de la Dirección, con la colaboración de la Cooperativa de la Pequeña y

Mediana Empresa de Aragón.

Actuó como moderador de las ponencias don Antonio Garrigues Walker, presidente de la Asociación.

A las diez y media dé la mañana, en el salón de actos de la Feria de Muestras, comenzó la exposición de

la primera ponencia de esta Jornada, con el tema "Experiencia de la Cooperativa de la Pequeña y Mediana

Empresa Aragonesa", defendida por su presidente, don Eduardo Aguilar Roger. A continuación, el

secretario general de la Comisión Coordinadora de Asociaciones Profesionales, don Julio Pascual, expuso

la segunda ponencia, "El asociacionismo empresarial y la pequeña y mediana empresa". Después del

debate, los empresarios asistentes de toda España efectuaron una visita al polígono industrial de San

Valeo, donde se alzan las industrias de varioe socios de la Cooperativa zaragozana.

Después del almuerzo, don Joaquín Agost Torres, subdirector de la Caja de Ahorros de Zaragoza,

defendió BU ponencia, "La próxima década, un reto para la pequeña y mediana empresa industrial". "El

futuro de la pequeña y mediana empresa española en relación con la Europa comunitaria y el nuevo orden

económico mundial" fue el tema desarrollado por don Enrique Kaidel, director general de Promoción

Industrial y Tecnología del Ministerio de Industria.

El subsecretario de Industria, don Rafael Orbe Cano, presidió el acto de Imposición de las conclusiones

adoptadas por los pequeños y medianos empresarios españoles, que gustan coordinar sus esfuerzos

mediante una acción conjunta que supla en lo posible las lagrimas de la Administración en este campo, de

tanta trascendencia económica y social, ya que los industriales modestos constituyen en conjunto la más

importante fuerza económica del país.

 

< Volver