El movimiento empresarial español se organiza     
 
 Ya.    22/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

El movimiento empresarial español se organiza

Reunión organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección, en la que intervinieron los

señores Garrigues Walker (Antonio), Conde Bandrés, Fonciollas Casaus, Mazin, Pascual, Rodríguez

Sahagún y Fernández-Cuesta Illana

"Las asociaciones empresariales van ser un elemento decisivo en esta nueva etapa de la vida política y

económica de España, y la Asociación para el Progreso de la Dirección está interesada en cala borar con

estas asociaciones sin condiciones ni reservas de ningún género para evitar duplicidad de estupraos y

ayudar a que BU des arrollo sea eficaz y coherente", ha manifestado don Antonio Garrigueí Walker,

presidente de la APD, en el transcurso de la reunión que so bre el teína "Cómo se está organizando el

movimiento empresario, español," se celebró ayer tarde en el hotel Palace, organizado por la mencionada

Asociación.

En el acto intervinieron también como ponentes don Manuel Conde Handrés, presidente del Consejo

Nacional de Empresarios; don Santiago Foncillas Casaus, presidente de la Asociación para el Estudio y

Acción Empresarial; don Max Mazin, presidente de la Agrupación Empresariai Independiente; don Julio

Pascual, secretario genera] de ia Comisión Coordinadora de Asociaciones Profesionales; don Agustín

Kodríguez Sahagún, promotor de la Confederación Empresarial Española, y don Nemeífio Fernández-

Cuesta Diana, ex ministro y empresario.

En su Intervención, el señor Garrigues Walker dijo también:

La reforma política, y en especial la reforma sindical, la regulación del derecho de huelga y el destino de]

patrimonio sindica!—aunque todo ello siga estando por el momento sin definir—van a obligar al

empresario español a adoptar medidas y » decidir cuestiones en un ambiente y frente a unas

circunstancias a las que está poco habituado.

Estoy convencido &e que nuestros empresarios, a la hora de organizarse, sabrán aprovechar las

experiencias de ion partidos políticos y no incurrirán en los mismos errores de planteamiento. No

podemos fomentar un proceso de atomización, sino de unidad, y éste es, en alguna medida, el gran

objetivo que hemos de perseguir. Tras el proceso de atomización se iniciará una tendencia federalista,

especialmente en el sector secundario—es decir, la industria- y la construcción—, siguiendo así el

ejemplo de Francia e Italia. La agricultura y los servicios—exceptuando la banca—mantendrán

estructuras organizativas dispersas. Esta evolución estará afectada ¡¡"r los movimientos sindicales de

trabajadores y léemeos, así como por las experiencias europeas de organizaciones similares de

empresarios.

CONDE BANDRES: PAPEL DE LA LIBRE INICIATIVA.—El señor Condre Handrés d\jo que la

organización empresarial del futuro ln ve como nacías de la libre iniciativa de los empresarios con una

amplia posibilidad de estructura. Sus funciones y objetivos deberían ser los de prestación de servicias a

sus miembros; representación ante las organizaciones cíe trabajadores para un diálogo permanente, omiti-

coinprensivo; representación ante la Administración; defensa de la empresa libre y de la economía de

mercado; fomento de !a solidaridad empresarial y mejora de ]a imagen del empresario; participación en

las actividades de interés para la comunidad, siempre con carácter apolítico y utilizando los cauces que en

cada momento permita el légimen del país.

FONClLLAS CASAUS: UN ORDEN ECONOMICO.— En su intervención, el señor Foncillas Casaus

señaló que: "En Esparta el empresario corre, adema» de con el riesgo empresarial, con oíros que r.o le son

propios, y pava obviar tan perturbadores peligros, no ¿ólo para la empresa, sino para el sistema

económico del país, es preciso establecer con urgencia, tal y cpmo ya lo han hecho en otras naciones, i¡ii

orden económico a´ir poiinyfi estas divpTfltficaciones de riesgos, pava tj\ie \a empresa sr>lo aaMma Vos

aevivadus de svi actividad "

Añadió como medidas postuladas por la Asociación que preside la de dar confianza y reactivar la

inversión, controlar la inflación y mejorar la productividad y la balanza de pagos.

MAX MAZIN: LIBERTAD DE EMPRESA.—El señor Mazin se mostró partidario da la libertad de

empresa. A este respecto manifestó: "Es Mna auténtica contradicción la postura mantenida por algunos

sectores de clamar por toda una serie de liberta cíes democráticas y, al mismo tiempo, negar la libre

iniciativa empresarial. Afirmamos que la organización empresarial adecuada constituye una de los pilares

del edificio democrático que entre todos estamos construyendo."

Dijo también que "se habla fle resucitar otra -vez de alguna forma la vigencia de) artículo 33 de la ley de

Relaciones Laborales, que tanto daño ha producido a los planes de expansión de las empresas e incluso a

su funcionamiento normal. Este tema constituye una grave preocupación que comparte todo el

empresariado español, a la vez que, como hemos: dicho en su día, perjudica al trabajador honesto y

responsable".

PASCUAL: ASOCIACIONES O FEDERACIONES DE SECTOR.— El secretario genera] de la

Comisión Coordinadora de Asociaciones Profesionales, don Julio Pascual, precisó que el soporte

fundaimental da lats organizaciones empresariales europeas con las asociaciones o federaciones de sector,

con algunas arborescencias de tipo regional Y a este respecto añadió: "Nada hay que inventar en España

en cuanto a formas de inetitucionalización de la representación empresarial española. Se trata, más bien,

de aprovechar las experiencias fructíferas de nuestro* vecinos y trazar los ejes de nuestros futuros

desarrollos por sendas semejantes a fes que han probado su eficacia en Europa."

RODRIGUEZ SAHAGUN: ORGANIZACIONES SECTORÍALES — Tras referirse ampliamente a la

Confederación Empresarial Española, manifestó que, aunque a largo plazo, «serán las organizaciones

sectonales las que tendrán más fuerza en el campo empresarial en el momento actual, habida, cuanta de la

importancia del hecho regional, el periodo de transición política y la salida de los esquemas ofi-?£ tl^n

verticalwmo lo. sindicatos horizontales-lnterprof^iona-t^híl a importante pape] que jugar tanto en el

sector de los trabajadores como en el de los empresarios.

FERNANDEZ-CUESTA: INTEGRACIÓN DEL MOVIMIENTO EMPRESARIAL. -Don Nemesio

Fernández-Cuesta Illana insistió *>n la necesidad urgente de abordar una inmediata integración del

movimiento empresarial simultaneando la acción desde la base de T>; sectores y desde una confederación

agrupadora y representativa de los intereses profesionales de carácter general.

Esta asociación o confederación tendría, a juicio del ponente las siguientes características: grande de

dimensión, uníficadora en su esencia profesional en su espíritu, política en su operatividad - que talidad

Potoaada—y rigurosamente contemporánea en sumen-

 

< Volver