Según la Agrupación Empresarial Independiente. 
 La Seguridad Social necesita una reestructuración a fondo     
 
 El Alcázar.    19/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Según la Agrupación Empresarial Independiente

LA SEGURIDAD SOCIAL NECESITA UNA REESTRUCTURACIÓN A FONDO

Los miembros de la Agrupación Jímpresarial Independiente son partidarios de una absoluta y total

libertad sindical, y por ello se opondrán a cualquier limitación de la misma, y son. contrarios —también

de una manera absoluta y total— a una posible elevación de cuotas de la Seguridad Social, aseguraba ayer

su presidente, Max Mazin, en una reunión con periodistas madrileños. El señor Mazin estuvo

acompañado por el secretario general. Pablo Sela, y otros altos funcionarios de la Entidad.

La Agrupación Empresarial Independíente, que el pasado 3 de diciembre celebró su primera Asamblea

General, parte de la base de que la actuación de los empresarios debe centrarse fundamentalmente en su

propio terreno; es decir, en el mundo económico y social. Esto no será obstáculo para que en

consideración a las circunstancias que concurren en el momento actual se preste especialísima atención a

la opinión publica.

Las líneas ideológicas de la Agrupación pueden resumirse en los siguientes puntos: defensa de la libre

empresa y de la iniciativa privada; aglutinación de empresas de todos los sectores y ramas de la

producción; absoluta independencia de cualquier grupo político y descentralización y autonomía como

base de organización de los grupos locales.

Animada por estos principios, la Agrupación pretende unir al empresario español y ser su portavoz ante el

Gobierno, ante las demás Agrupaciones sindicales, ante los partidos políticos y ante la opinión pública.

Para el cumplimiento de sus fines está dispuesta a crear la organización interna adecuada, a realizar los

estudios e investigaciones necesarios y a mantener los contactos precisos.

"Un análisis de la situación actual permite asegurar señaló el señor Mazin —que entre los países

miembros de la O.C.D.E., España ocupa el décimo lugar en el gasto "per cápita" relacionado con la

Seguridad Social, mientras que dentro de la misma Organización ocupa el lugar vigésimo primero en

cuanto a ingresos por habitante. De ello se deduce que algo falla en nuestro país". Y añadió que no se

trata de gastar menos, sino de ordenar bien los gastos, ya que en algunos capítulos tal vez los desembolsos

sean excesivos, mientras que en otros —pensiones y seguro de desempleo, por ejemplo— quizás sean

insuficientes los recursos asignados.

Por las anteriores consideraciones, y por otras que omitimos para no alargar excesivamente este resumen,

la Agrupación Empresarial Independiente considera insostenible la actual situación de la Seguridad

Social, que presiona hasta límites inadmisibles a las empresas y no satisface a sus usuarios. De esta

situación cabe destacar su elevado volumen de recursos —865.000 millones de pesetas—, prácticamente

igual a los Presupuestos Generales del Estado y que supone más del 10 por 100 del Producto Nacional

Bruto; la enorme carga para las empresas, que soportan aproximadamente el 94 por 100 de los recursos

totales porque los salarios suelen negociarse en términos netos; la escalada continúa en el nivel de

cotizaciones; la excesiva e innecesaria burocratiza-ción, y la presión alcista sobre los precios, que se

estima en un 23 por 100 de la inflación registrada en los dos últimos años.

Ante esta situación procede —a juicio de la AEI— la reconsideración del sistema de financiación por su

carácter de máximo interés social, dotándole de fondos procedentes de la recaudación fiscal; gestión por

los interesados, incluidos trabajadores y empresarios y acuerdos con entidades, aseguradoras privadas li-

bremente elegidas por trabajadores y empresarios.

En su conversación con los periodistas, Max Mazin recordó la actitud del presidente De Gaulle, allá por

los años finales de los sesenta. No se preocupó apenas de la economía francesa, alegando "que la

intendencia seguiría funcionando". Pero no funcionó, o al menos no funcionó bien.

 

< Volver