Nace la Confederación Empresarial Española     
 
 Ya.    20/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Nace la Confederación Empresarial Española

Al acto de constitución asistieron más de un millar de empresarios

"Lo empresa no es un foro de confrontación ds ideologías", dijo el señor Rodríguez Sahagún

MADRID (Cifra.)—ion la asistencia de cerca de mil empresarios representantes de agrupaciones y

federaciones de toda España, constituidas o en fase de constitución, que integran en estos momentos un

número aproximado de 20.000 empresas, se reunió en Madrid la asamblea preconstituyente de la

Confederación Empresarial Española.

La Confederación aspira a integrar la*; federaciones profesionales nacionales y las organizaciones

territoriales interprofesiona-les, manteniendo totalmente su autonomía dentro de la esfera de su

competencia, delegando solamente en la Confederación la solución y enfoque de los problemas comunes.

"El falseamiento que hacen algunos sectorets sobre la imagen empresarial, olvida que ha sido el

dinamismo y la capacidad de innovación empresariales, junto al esfuerzo y calillad de lus trabajadores,

los verdaderos artífices del llamado milagro económico español", señaló don Agustín Rodrigue Sahagún,

en sus palabras de presentación de la Confederación.

LA EMPRESA NO ES IX FORO DE IDEOLOGÍAS

Tras lamentar el dirigismo exagerado y el sinfín de disposiciones contradictorias que limitan la capacidad

de reacción del sistema económico, expresó su opinión de que la empresa debe ser un lugar de encuentro

social políticamente neutro y no convertirse en un foro de confrontación de las diversas ideologías.

Asimismo, insistió en la necesidad de una verdadera libertad sindical para trabajadores, mandos y

empresarios, para posteriormente p.TSíir en «u disertación a hacer un breve análisis de la crisis

económica en que nos encontramos. Lamentó la infravalorización que se hizo de su gravedad en los

principios de la misma y la falta de una respuesta suficiente por las sucesivas administraciones.

Indicó el señor Rodríguez Sahagún, que aunque algunas de las reformas estructurales no puedan

afrontarse en los momentos actuales, es urgente adoptar una serie de medidas de política económica para

1977. "Hay que tener en cuenta - prosiguió diciendo—que muchas empresas se encuentran al limite de

sus posibilidades y al elevado nivel de paro en que nos encontramos."

 

< Volver