Autor: González, Valentín. 
 Asamblea preconstituyente de la Confederación Empresarial Española. 
 No podemos perder tiempo     
 
 Pueblo.    20/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Asamblea preconstituyente de la Confederación Empresarial Española

No podemos perder (organizándonos por ramas o pasando por ventanillas)

Manifestó Rodríguez Sahagún, uno de los promotores

Asistieron a 1 acto ochocientos empresarios representantes de veinte mil asociados

MADRID. (PUEBLO, por V. GONZÁLEZ.) —Es necesario que el empresariado español sea un elemen-

to dinámico en el proceso de cambio que vivimos, no limitándose a ser espectador del mismo, sino

desempeñando el papel de coprotagonista que le corresponde para favorecer un entorno que permita´ la

consolidación de los nuevos modelos de convivencia», dijo ayer Agustín Rodríguez Sahagún, de la

Federación Empresarial Madrileña, en la asamblea preconstituyente de la Confederación Empresarial

Española, que tuvo lugar en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid. Al acto asistieron más de

ochocientos representantes de 20.000 empresarios de toda España. Provincias como Barcelona, Murcia y

Sevilla no pudieron estar presentes debido al cierre del aeropuerto de Barajas.

Rodríguez Sahagún. lamento fin su intervención e! di ngismo exagerado y el smfm de disposiciones

contradictorias que limitan la capacidad de reacción del sistema económico. Definió el «pacto social»

como una actitud de diálogo constante, y la empresa como lugar de encuentro para dialogar y no un lugar

de lucha sociai entre trabajadores y empresarios, políticamente neutro, sin llegar nunca a ser foro de

confrontación de las diversas ideologías. , insistió en la necesidad de una verdadera libertad sindical para

trabaja dores, mandos y empresarios, expresando la urgencia de la creación de federaciones. «Hablar a

estas alturas de organizarse por ramas, o de ventanillas para la previa iegalización de las asociaciones, es

desconocer la realidad social que vivimos. No podemos perder tiempo.» Consideró más adelante como

imprescindible que los procesos de asociación se produzcan, desde la base, sin condicionamientos ni

manejos. Un proceso así puede implicar una fase de pluralismo antes de alcanzar la deseable unidad

sindical.

"Habria que ir pensando —dijo después— en la creación de unas estructuras independientes a nivel

nacional —al margen de la iniciativa oficial del Consejo islacional de Empresarios— que, respetando la

autonomía cíe las diversas agrupaciones de sector o de territorio, evitarán el confusionismo del

ernpresariado y que se produjera la consiguiente situación de vacio, sumamente peligrosa.»

Terminó el señor Rodríguez Sahagún destacando el carácter de la asamblea celebrada como comienzo del

proceso constituyente de la Confederación Empresarial Española, proceso en el que animó a que

colaboraran todas las empresas a través de sus agrupaciones sectoriales o territoriales. «La confederación

será todo y sólo lo que las empresas quieran.

COMUNICACIONES. — A

lo largo de la asamblea se layi-ron una &eritj cf« comunicaciones sobre temas estrechamente vinculados a

ia vida empresarial. César Montalvo, de Segovia. habló sobre «Nueva imagen para el empresariado

español». Silvino Navarro, de Valencia, desarrolló el tema: «Objetivos, estructura, funcionamiento y

desarrollo de las Agrupaciones Empresariales Territoriales». «La pequeña y mediana empresa» fue

expuesto por Luis González Cascos de Cáceres. Ángel Perrera, de la Federación Canaria habló sobre

«Misiones y estructuras de las organizaciones empresariales». También estaba previsto que Martínez

Rovira, de Cataluña disertase sobre «El empresariado ante la situación actual: inflación y productividad»,

pero debido al cierre de Barajas no pudo estar présenle.

El moderador del aero, Alvaro Fernández Agustino. expuso los principios de coincidencia de la

Confederación Empresarial Española, y López Jiménez dio la lista de los componentes de la Comisión

Permanente que, a puerta cerrada tuvo una reunión para proceder a la elección de los puestos directivos

cte esta nueva Confederación, con federaciones ya en iodo el país y coa más de veinte m¡l socios y con

una meta inmediata de llegar a ¡os sesenta mil empresarios afiliados.

ÁLAVA: ASOCIACIÓN DE EMPRESARIOS

Doscientas empresas, con unos diez mil trabajadores, forman actualmente la Asociación Democrática de

Empresarios de Álava, donde se integran tres grandes sociedades de la provincia (Aranzábal Arregui y

Ce-gasa.i

La Junta. Rectora i a preside Manuel Huesa Pe ciña, que ha declarado «No nos gusta

llamarnos ´"patronal", porque tambien el obrero es empresa.»

 

< Volver