Según el Consejo Nacional de Empresarios. 
 Sin una clarificación de expectativas no podrá superarse la actual situación     
 
 El Alcázar.    21/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Según el Consejo Nacional de Empresarios

SIN UNA CLARIFICACIÓN DE EXPECTATIVAS NO PODRA SUPERARSE LA ACTUAL

SITUACIÓN

MADRID, (Europa Press). En los momentos actuales, la economía española prosigue caracterizándose

por una critica situación y si bien en algún aspecto aislado podría considerarse algo más atenuada que la

existente a comienzos del año, no por ello deja de ser extremadamente grave. Esta es una de las

conclusiones del informe sobre la coyuntura económica preparado por el Consejo Nacional de

Empresarios y que fue presentado ayer tarde a los medios informativos por el Presidente del mismo, señor

Conde Bandrés.

En esta reunión se exjpusie-ron también las características del primer concurso periodístico sobre la

empresa patrocinado por el citado Consejo y se hizo entrega de la Memoria de actividades de este

organismo durante el año en curso.

Otras de las conclusiones de este informe de coyuntura son las siguientes:

—En la crítica situación actual de la economía juega un papel principal la persistencia de unas fuertes

tensiones inflacionistas, la continuidad de una auténtica recesión de la inversión y la existencia de un

acusado desequilibrio externo sólo en parte enjugado a costa de un fuerte y creciente endeudamiento del

país cuyo ritmo de aumento difícilmente puede ser mantenido a medio plazo sin antes llegar a una

situación de total insolvencia de cara al exterior. — La adversa situación económica que se viene

prolongando ininterrumpidamente desde hace más de tres años ha conducido a una progresiva y

preocupante descapitalización de la empresa cuyo motivo principal radica en el apreciable descenso que

ha experimentado la tasa de beneficios cuestión que, a su vez, se traduce en una ausencia de aliciente para

la realización de inversiones, como los propios hechos vienen demostrando. —Sin una clarificación

suficiente de, las expectativas, tanto económicas como de otro orden, y sin el ejercicio de una política

económica que permita a las empresas superar la crisis de descapitalización hoy existente, difícilmente

puede concebirse una reanimación del proceso de inversión, que es una de las principales condiciones

necesarias para lograr una evolución estable de nuestro sistema económico. De ahí que, en tanto subsista

el actual marco real e institucional en el plano económico, no quepa esperar que el desánimo que hoy

embarga a la empresa pueda superarse.

 

< Volver