Señor Rodrígez Sahagún: Los empresarios deben organizarse al márgen de los grupos políticos     
 
 Informaciones.    27/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Señor Rodríguez Sahagún:

«Los empresarios deben organizarse al margen de los grupos políticos»

MADRID, 27 (INFORMACIONES).

LA noticia de la próxima presentación ´publica de la Con-1J federación Empresarial Española nos lleva

hasta don Agustín Rodrigues Sahagún, hombre de la pequeña empresa —como él mismo se define— y

uno de los miembros más activos del grupo promotor de la Confederación

—La Confederación Empresarial Española —nos dice— aspira a ser una organización de ámbito nacional

surgida desde la base, con vocación de integrar al empresariado español —exclusivamente para el

planteamiento y enfoque de los problemas comunes a todas las empresas— y a través de las Federaciones

Profesionales Nacionales y las Federaciones Territoriales Interprofesionales.

—¿No son ya demasiadas las agrupaciones empresariales que hay en España?

—Sincera mente, creo que no. No hay que olvidar que la gran mayoría de las agrupaciones creadas o en

trance de constitución son precisamente Federaciones Sectoriales y Organizaciones Interprpfesionales

Territoriales, y es precisamente con la participación de estos dos tipos de agrupaciones empresariales

como aspira a nacer la Confederación Empresarial Española.

—¿Cuál es su postura en relación con la iniciativa que promueve el Consejo Nacional de Empresarios?

¿Está usted a favor o en contra de ella?

-Yo no estoy contra nadie ni contra nada; pero sí creo que el empresariado español tiene derecho a

organizarse libremente en la forma que desee, así como a elegir sus estructuras y sus representantes sin

condicionamientos ni ataduras de ninguna clase, y, por supuesto, que este proceso debe nacerse de abajo

hacia arriba y no a la inversa. Esa es la línea que, por nuestra parte, pretendemos seguir en la

Confederación Empresarial Española y el único medio, en mi opinión, de superar la posible pasividad del

empresariado en relación con las asociaciones profesionales. Resumiendo, nuestra iniciativa no está en

contra de la del Consejo Nacional de Empresarios, pero si al margen de eila v de forma independiente.

—¿Cuántas empresas participan en la Confederación?

—En la Confederación Empresarial Española no participa directamente ninguna empresa, sino como he

dicho antes, a través de las Federaciones Territoriales y Sectoriales. Teniendo en cuenta las agrupaciones

de este tipo que forman parte del Grupo Pro-motor de la Confederación —actualmente unas cuarenta

organizaciones provinciales c regionales— y el número de empresas que cada una representa, son ya

bastantes miles los que a través de dichas iniciativas empresariales están respaldando la promoción de la

Confederación.

-Finalmente, ¿cuál cree usted que es la posición política del empresariado español ante los cambios que se

avecinan y cuál debe ser el papel político de la Confederación Empresarial Española?

—Personalmente —y pienso que es una opinión que comparte un amplio núcleo del empresariado

español— apoyo en forma decidida el establecimiento en España de un modelo democrático semejante al

que existe en los países de la Europa occidental, con los que, naturalmente, estamos llamados a

integrarnos, porque creo que es el mejor camino para garantizar la participación política del pueblo

español y para ordenar de forma duradera y estable su convivencia.

En cuanto a la Confederación Empresarial Española, estimo que tiene que ser un organismo estrictamente

pro í e-sional, independiente, por tanto, de cualquier grupo o líder político concreto. Las asociaciones

empresariales deben respetar la libertad de todos los hombres de empresa como ciudadanos de militar o

votar al partido que prefieran. Lo contrario me parece que, además de un error grave, sería introducir un

pro fundo elemento de desunión en el empresariado.

 

< Volver