Autor: García de Sola Arriaga, Pablo. 
 Según la Agrupación Empresarial Independiente. 
 Setenta mil millones de pesetas, pérdidas de la economía nacional por huelgas salvajes  :   
 Entrevista a los miembros de la Comisión Ejecutiva de la Agrupación empresarial Independiente. 
 Ya.    08/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

SETENTA MIL MILLONES DE PESETAS, PERDIDAS DE LA ECONOMÍA NACIONAL POR

HUELGAS SALVAJES

Fu el primer semestre de 1976 lo conflictividad se ha multiplicado por ocho con relación oí mismo

período de 1975

"Mientras en otros países, incluso con gobiernos socialistas, se ha mentatizado a ¡a gente de la

improcedencia de demandas desorbitadas, en España ha ocurrido lo contrario"

"El artículo 35 de la ley de Relaciones Laborales no se da en ningún país democrático"

"España tiene el nivel más bajo de productividad de los países industrializados"

ENTREVISTA A LOS MIEMBROS DE LA COMISIÓN EJECUTIVA DE LA AGRUPACIÓN

EMPRESARIAL INDEPENDIENTE

Los empresarios han decidido unirse para aunar voluntades y de-íender intereses. De ahí, por ejemplo, el

nacimiento de la .Agrupado n Empresarial Independiente, con cuya comisión ejecutiva hemos mantenido

el siguiente diálogo:

—¿Cómo ven los empresarios, como tales, el panorama económico español? ¿Están en la inflación,

balanza de pagos y paro los principales problemas?

—En nuestra opinión el problema económico español es gravísimo y puede ser caótico si ¡as actuales

circunstancias persisten, lo que conduciría a más de un millón de obreros en paro. Creemos que la

solución demagógica que se le ha querido dar al paro obrero ha sido contraproducente, porque con la

existencia del artículo 35 de la ley de Relaciones Laborales se ha reducido ¡a inversión y ha aumentado la

falta de incentivos. Se produce una inflación de costos como consecuencia de esto y la triste realidad es

que España tiene ahora el nivel más bajo de productividad entre los países europeos industrializados.

AGRAVADO CON LA INDETERMINACIÓN POLÍTICA

—¿Es quizás ésta la crisis más grave de los últimos veinte años? ¿Se puede hablar de "culpables"?

—Creemos que es, con mucho, la crisis más grave que ha padecido el país. Somos conscientes de que

estamos viviendo una etapa de transición política trascendental, ´y que este momento histórico ha

coincidido con una grave crisis económica mundial. Nos parece peligrosísimo que esta situación se

agrave con una cierta indeterminación política, con la irresponsabilidad de los que fomentan las huelgas

salvajes y con la existencia de medidas demagógicas, como el citado artículo 35 de la ley de Relaciones

Laborales, que no se da en ningún país democrático. Creemos que más que hablar de culpables del

pagado, lo que nos obligaría a caer en un revisionismo esterilizante, convendría pensar en quiénes pueden

ser los culpables en el presente y en el futuro que tratan de destruir el patrimonio del país.

—¿Cuáles serían las soluciones concretas a la crisis?

—La solución concreta es la elaboración por parte del Gobierno de un plan económico que contemplaría

los problemas laborales, económicos y fiscales en su conjunto, y que debe estudiarse por el Gobierno en

una mesa redonda con las representaciones laborales reales y con las agrupaciones empresariales. Este

plan tiene que contener medidas que afecten a los individuos, a las empresas y a la Administración.

Como, por ejemplo, y entre otras: emprender una campaña tendente a reducir a nivel nacional todos los

gastos improductivos; reducir a nivel de la Administración todos los gastos de prestigio, superficiales y

otros, que representarían una reducción del presupuesto total del Estado en un 4 por 100; fijar las subidas

de los salarios en un límite que no exceda el aumento del coste de la vida para las rentas más bajas y que

iría en sentido decreciente según estas van subiendo, hasta quedar congelados a partir de las 400.000

pesetas anuales; limitar el reparto d« dividendos en las empresas, con el fin de capitalizarlas; despolitizar

las relaciones laborales y empresariales; posibilidad de despido y huelga económica; habilitar créditos a

corto y medio plazo para potenciar la riqueza, con la consiguiente creación de puestos de trabajo;

participación de las organizaciones empreasariales y obreras en el control y administración de loe fondos

de desempleo y de la Seguridad Social; crear un ambiente de diálogo y confianza bajo la autoridad de un

Gobierno que realmente gobierne, como «e ha dicho recientemente en un medio de comunicación social.

Por supuesto, estas medidas no tienen un caiácter exhaustivo, pero ei nos parecen imprescindibles y que

tendrían que ir acompañadas de un esfuerzo real de todos.

—Se dice que los empresarios gozaron durante los cuarenta años de dictadura de un trato de favor. Se

dice que los beneficios obtenidos durante dicha etapa fueron tan elevados que ahora, al reducirse los

mismos por las causas conocidas, los empresarios se encuentran Incómodos e inadaptados a la nueva

situación. Aunque nos consta la esencialídad del beneficio para la existencia de ia iniciativa privada,

preguntamos si en efecto hubo trato de favor.

—Creemos se ha difundido demasiado la idea del empresario privilegiado. Es evidente, sin embargo, que

el empresario es el artífice del desarrollo y del llamado milagro económico español. Los datos son

clarísimos: en 1950 la renta per cápita era de 203 dólares, lo que nos salvaba por tres dólares de quedar

incluidos en ¡os países subdesarrollados. Hoy, sin ayudas exteriores, como disfrutaron otros países con el

plan Marshall, estamos a punto de alcanzar los 3.000 dólares. Sin menospreciar en absoluto el esfuerzo

laboral, está claro que la iniciativa, las responsabilidades, el riesgo, la dirección, los sinsabores y las

jornadas de trabajo de dieciséis horas han sido el tributo anortado por los empresarios al país, y del que

éste se ha aprovechado.

—¿En cuánto podrían evaluarse las pérdidas de las empresas españolas en lo nue llevarnos de año Por la

conflictividad laboral?

—Extrapolando los datos por horas perdidas en el primer semestre de 1976 por huelgas salvajes,

ee puede considerar que la producción no realizada (pérdida Traía, la economía del país) «se cífra en

70,000 millones de pesetas, como cifra baja para el año entero. Esto supone una cantidad equivalente a

los mil millonee de dólares de crédito que nos han dado y que se hubieran podido evitar sin esta pérdida

del PNB. La conflictividad en el primer semestre, comparada con 1975, se ha multiplicado por ocho.

Cuando otros países europeos, donde hay incluso gobiernos socialistas en el poder, han mentalizado al

país de la improcedencia de demandas exorbitadas y del daño que producen en primer lugar a log más

débiles por la incidencia final en la espiral precios-salarios, y la agravación de la inflación, reduciendo

sustancialmente las reivindicaciones y la conflictividad, en España ocurre todo lo contrario. Y de seguir

así, repetimos, los perjudicados van a ser todos, pero indudablemente y en primerísimo lugar los

económicamente más débiles.

—Finalmente, ¿cómo y por qué nació la Agrupación Empresarial Independiente? ¿Qué finalidades

pretende?

—La realidad política, económica, social y laboral de España está en una situación de cambio y

continuará acelerándose en los próximos meses. Ante esta nueva situación, los empresarios españoles

deben necesariamente reconsiderar su actitud, con el fin de tener una presencia activa y operativa en el

proceso de cambio que estamos viviendo.

Elemento fundamental para que la actividad de los empresarios tenga eficacia en la nueva etapa ee la

coordinación. La unión, la coherencia, la armonía en las decisiones y en los planteamientos empresariales

es requisito indispensable para que los empresarios tengan peso específico a los efectos de la defensa de

la empresa y de la iniciativa privada, en bien de toda la sociedad. Estos planteamientos han llevado a un

grupo de empresarios a promover ¡a constitución de la AEI que, con ámbito nacional, se propone

aglutinar a todo tipo de empresa*, ya sean grandes, medianas o pequeñas y pertenezcan a uno u otro

ámbito de la economía nacional.

La Agrupación se propone intervenir en el terreno económico-social para defender los intereses de la

empresa y de la iniciativa privada, facilitar la coherencia en las decisiones de las empresas que integren la

agrupación y llevar a cabo los estudios técnicos precisos para mejor defender sus intereses, estar presente

en ¡a opinión pública y tener una plataforma desde la cual puedan establecer contactos con otras

organizaciones similares. La Agrupación es apolítica.

Pablo GARCÍA DE SOLA

 

< Volver