Los empresarios también están conformes     
 
 El Alcázar.    20/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 22. 

LOS EMPRESARIOS TAMBIÉN ESTÁN CONFORMES

• La legislación fiscal, laboral y crediticia favorece a los comunitarios

• No se alcanzará la plena integración hasta 1.985

Por su parte, los representantes empresariales consultados, respondieron así:

Presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones:

"A título personal y sin haber tenido tiempo de consultar con los fabricantes, yo estimo eme si se

consigue un plazo transitorio lo suficientemente amplio, en ningún caso inferior al que obtuvo Inglaterra,

la industria española de fabricantes de vehículos podrá irse preparando para hacer frente a un mercado

mucho más amplio como es el de la Comunidad, para que sus producciones resulten competitivas.

En cuanto a ventajas, realmente la protección arancelaria que tiene la C.E.E., en lo que se refiere a

vehículos no es fuerte y, por lo tanto, pensar que vamos a sacar una gran ventaja por la eliminación del

arancel de la Comunidad no es realista. Sin embargo, habrá ventajas, al poder contar en España con la

importación de materias primas al mismo nivel de precios que tienen nuestros competidores fabricantes

de vehículos en la Comunidad.

Entre las posibles desventajas figura el encontrarnos en un mercado, como es el español, en donde hay

una producción de vehículos, tanto turismos como vehículos industriales, más que suficiente, con una

competencia adicional procedente de los demás países cíe la Comunidad.

Todo el problema estará en los precios y en el servicio que se preste al usuario".

Director General de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Valencia:

"Más importante que el hecho de la adhesión seria la preparación de todo el país para estar en condiciones

de ingresar en el Mercado Común. Ello requiere ponerse a nivel de los países comunitarios en todos los

sectores productivos y comerciales. En el momento que España hubiese alcanzado estos niveles

habríamos conseguido lo más importante y al mismo tiempo habríamos realizado la tarea más difícil".

Construnaves:

"La entrada de España en el Mercado Común no afectaría a corto plazo a la industria de

construcción naval, ya que tendría que hacerse un calendario para aplicar las reducciones arancelarias y

daría tiempo de sobra a la adaptación del sector. Por otro lado, los países de la Comunidad tienden

claramente hacia el proteccionismo, por lo que nos da pie a aplicar el mismo criterio, si fuera necesario.

La industria española es competitiva con los países de la Comunidad, por lo que, en principio, la adhesión

nos parece bien. En cuanto a los aspectos positivos y negativos que produciría en el sector la adhesión, se

encuentran plenamente delimitados. Por un lado, como aspecto positivo, se reducirían los aranceles; de

entrada en España de materiales, aranceles que vienen a representar actualmente el 20 por ciento del valor

del buque. En cuanto a los materiajes, su valor es del 60 ó 70 por ciento del total.

El aspecto negativo, es que se abre la posibilidad de que se anule la tasa arancelaria de las industrias de

construcción naval para vender en España. En definitiva, una por otra equilibra bastante la balanza".

Presidente de la Cámara de Comercio de Valencia:

"Soy consciente de que el ingreso de España en la C.E.E. puede producir trauma en algunas empresas

españolas, que el camino a recorrer no va a ser un camino de rosas, pero también pienso que las ventajas

que a la larga nos reportará esa incorporación, superarán con creces aquellos inconvenientes.

i esas ventajas se producirán tanto en el campo político como en el económico, pues, entre otras cosas, el

ingreso en la C.E.E. contribuirá positivamente a nuestra estabilidad y a la racionalización de nuestros

procedimientos y sistemas, al tener que acomodar el marco legal en que debamos desenvolvernos al que

rige en los países con los que tenemos que convivir en lo positivo y con quienes competir en lo

económico.

Jefe de Estudios de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Bilbao:

"A título personal, puedo decir que España no tiene otro camino que la integración en Europa, por

motivaciones políticas, económicas y sociales. Tenemos que acomodar nuestras estructuras a las

europeas, para poder conjugar un capitalismo progresivo con un socialismo moderado. Estoy totalmente

de acuerdo en la petición de la adhesión de España a la Comunidad Económica Europea, pero tenemos

que negociar muy fuerte para defender todos nuestros intereses. También necesitamos un período de

adaptación para la plena integración en el "MEC" que creo no se conseguirá hasta el año 1985".

Asociación Española de Máquinas-Herramientas:

"Aunque en la actualidad esta Asociación exporta un cuarenta y cinco por ciento de sus productos a la

misma Comunidad y tenemos unas barreras arancelarias muy bajas, con la desaparición de estos aranceles

los beneficios serían más importantes.

Otra ventaja importante sería el que, así como en la actualidad se importan materias primas, elementos

electrónicos y otros sistemas de esa misma Comunidad Europea, luego no pagaríamos los aranceles

correspondientes por proceder la mayor parte de ellos de dicha Comunidad.

De todas formas la legislación fiscal, laboral y crediticia de que gozan los integrantes de la Comunidad

actualmente es mucho más ventajosa para ellos. Pero con una buena planificación y en igualdad de

condiciones al respecto, todos podríamos jugar luego con la misma baraja.

Una posible desventaja sería la referente al mercado interior, ya que al desaparecer los derechos

arancelarios que hoy tenemos, se incrementaría la competencia y habría que luchar mucho más para

superar esta competitividad .

Director Gerente de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y de Capitalización:

"La integración en el Mercado Común se viene comentando como un tema político, cuando

fundamentalmente es económico, porque lo que se contempla son intereses económicos, y creo que los

acontecimientos lo están demostrando.

Por tal razón, opino que no se puede hablar de integración en la C.E.E. sin haber realizado un examen a

fondo de sus ventajas e inconvenientes desde el punto de vista estrictamente económico".

 

< Volver