A las 12,30, en las Cortes. 
 Hoy jura Juan Carlos I Rey de España  :   
 Su Majestad dirigirá un mensaje a la nación desde el mismo hemiciclo. 
 ABC.    22/11/1975.  Página: 1, 80. Páginas: 2. Párrafos: 24. 

MADRID, SÁBADO 22 DE NOVIEMBRE DE 1975 . NUM. 21.729

ABC

A LAS 12,30, EN LAS CORTES

HOY JURA JUAN CARLOS I REY DE ESPAÑA

Su Majestad dirigirá un mensaje a la nación desde el mismo hemiciclo

Madrid. (De nuestra Redacción.) A las doce y media de la mañana de hoy, sábado, el Consejo de

Regencia, reunido en el salón de sesiones de las Cortes Españolas, y ante el Pleno de la Cámara y el

Consejo del Reino, recibirá de Su Alteza Real el Príncipe de España, Don Juan Carlos de Borbón y

Borbón, el juramento prescrito en la ley para la proclamación de Rey de España.

El presidente del Consejo de Regencia, que lo es asimismo del Consejo del Reino y de las Cortes, don

Alejandro Rodríguez de Valcárcel, teniendo en sus manos el libro de los Evangelios, ha de recibir este

juramento del Príncipe —juramento no pedido por los representantes de la nación, sino dado por el

sucesor a la Corona, en cumplimiento de lo dispuesto en el articulo 7.º de la Ley de Sucesión de la

Jefatura del Estado— y a continuación pronunciará la fórmula ritual de proclamación.

Tras las aclamaciones «¡Viva el Rey! ¡Viva España!», sonarán los acordes del himno nacional Y Su

Majestad el Rey dirigirá. desde e) atril, preparado al efecto en el estrado del hemiciclo, un mensaje a la

Nación.

Don Juan Carlos de Borbón será recibido por el Consejo de Regencia en la puerta principal del Palacio de

las Cortes, llamada «de los leones», acceso por la Carrera de San Jerónimo, Ayer se procedió a la

colocación de un gran dosel rojo de unos cien metros cuadrados, con inclinación que permite apreciar la

riqueza de coloridos de los escudos bordados: en el centro, el del Reino, y orlando su alrededor, los de

todas las provincias españolas sostenidos por cuatro columnas

LLEGARA EN COCHE

No será una carroza, sino un automóvil, el medio que conducirá a SS. AA. RR. los Príncipes de España y

a los Infantes, desde el Palacio de la Zarzuela hasta el de las Cortes, donde son esperados a las doce y

veinte minutos de la mañana.

Desde la puerta de los leones, hasta el estrado del salón de sesiones plenarias, se colocó ayer una

alfombra continua, de treinta y nueve metros, que recubre también la escalinata de ocho peldaños

habilitada para esta ocasión y por donde harán su entrada en el hemiciclo la Familia Real, el Consejo de

Regencia, el Notario Mayor del Reino, ministro de Justicia, la Mesa de las Cortes, el Jefe de la Casa Civil

de Su Alteza Real los ayudantes de campo, secretarios y personal de su séquito, quienes han de ocupar la

tribuna de presidencia.

El Gobierno en pleno ocupará el tradicional «banco azul», también en este estrado pero efectuará la

entrada por las puertas laterales, así como los miembros de! Consejo del Reino, para quienes se ha

emplazado, en el centro de los escaños de procuradores, y frente a la Presidencia, un entarimado con

dieciséis asientos

LA CORONA Y EL CETRO, PRESENTES

A última hora de la tarde de ayer llegaron a las Cortes los atributos de la realeza —la corona y el cetro—

que se conservan en el Palacio de Oriente, y que hoy estarán presentes en el solemne acto de la jura del

Rey.

Serán emplazados sobre una mesilla baja recubierta con paño de terciopelo azul. En un principio, iba a ser

rojo, como el del interior visible de la gran corona real, pero por exigencias de la retransmisión televisiva

en color para Europa, se desestimó este color. Y aún se intentó otra cobertura, de terciopelo bordado en

tisúes y brocados venecianos.

La corona es de unos cuarenta centímetros en su parte más ancha, de oro repujado y rematada por una

gran cruz. El cetro, de plata labrada v empuñadura de cristal de roca.

No habrá ceremonia de coronación, que ya no se celebró tras ei juramento de Don Alfonso XII, en estas

mismas Cortes.

Los atributos reales estarán a la derecha del atril central. Cuando en la minoridad de Alfonso XIII prestó

juramento como Regente la Reina María Cristina, corona v cetro se emplazaron a la izquierda

SITUACIÓN EN EL ESTRADO

Unos sillones, rosa y dorado, del Patrimonio Nacional serán asiento para Sus Altezas Reales los Príncipes

de España, que presidirán desde el estrado. A su derecha, los tres miembros del Consejo de Regencia. A

su izquierda, los Infantes Don Felipe, Doña Elena y Doña Cristina. Detrás de la Familia Real tomarán

asiento los miembros del séquito de Sus Altezas Reales, y detrás del Consejo de Regencia, la Mesa de las

Cortes

MIL QUINIENTAS PERSONAS DENTRO DE LAS CORTES

A las diez cuarenta y cinco de la mañana han sido citados los procuradores, que acudirán en pleno, así

como los consejeros del Reino; éstos tomarán asiento en el entarimado central. La capacidad de los

escaños del hemiciclo es de quinientas treinta y tres plazas, a las que hay que añadir las de los consejeros

del Reino. Desde la tribuna alta que bordea el salón con aforo de ciento setenta butacas, se ha dispuesto

que presencien el acto los familiares e invitados de Sus Altezas Reales (tres tribunas). Las Misiones

diplomáticas acreditadas (otras tres tribunas, con noventa y cuatro plazas) y dos tribunas para los

informadores de Prensa nacional y extranjera, a quienes se exige una especial acreditación y un

emplazamiento testifical fijo

Desde el Ministerio de la Presidencia del Gobierno se han repartido quinientas invitaciones nominales

para presenciar el acto desde los salones de las Cortes, donde se han instalado doce grandes televisores

que retransmitirán en directo y color. Si a los citados se une el personal de las Cortes, en sus distintas

dependencias y funciones, y los agentes de orden público y vigilancia policial destinados al efecto

totalizan, aproximadamente, mil quinientas personas, las que en la mañana de hoy estarán dentro de las

Cortes mientras el Príncipe de España es proclamado Rey de los españoles

CEREMONIAL DE LA JURA

Mientras el Consejo de Regencia recibe en la puerta a Sus Altezas Reales, el vicepresidente primero de

las Cortes abrirá la Asamblea reunida en el hemiciclo. Un secretario dará lectura a los artículos 1.º y 4º´ de

la ley de 22 de julio de 1969 y al ceremonial de la jura.

EL LIBROS DE LOS EVANGELIOS

Procuradores, consejeros, Gobierno e Invitados recibirán en pie a los Príncipes de España, a los Infantes y

al Consejo de Regencia. Tras las palabras del presidente del Consejo de Regencia, éste se situará a la

derecha de S. A. R. e! Príncipe Don Juan Carlos y sostendrá en sus manos el libro de los Evangelios,

sobre el que Su Alteza Real prestará juramento colocando su mano derecha.

Este libro se conserva desde hace tiempo en Las Cortes, y fue editado en 1829: «Typis Regiae Societatls.

Operes Dirigente Joanne Josephe Sigüenza et Vera», según he podido comprobar personalmente. Y sobre

estos mismos Evangelios juraron 1a Reina Regente Doña María Cristina, el Rey Alfonso XIII y el propio

Príncipe Don Juan Carlos, como Sucesor, en 1969.

De pie Jurará el Príncipe y de pie recibirá su juramento el presidente del Consejo de Regencia. A 1ª

Izquierda, como testigo, el notario mayor del Reino, ministro de Justicia, que levantará acta de la Jura.

EL HIMNO NACIONAL

Cincuenta profesores de música, de la Banda de la Agrupación de Infantería de Marina de Madrid,

dirigidos por el comandante Sáez de Adana, interpretarán, tras las aclamaciones, los compases del Himno

Nacional, que la Ley y el protocolo disponen para rendir honores al Jefe del Estado. Al Rey, en este caso.

Todos escucharán el Himno en silencio y en pie.

Tras la alocución, mensaje a la nación, que ha de dirigir el Rey Juan Carlos, finalizará el acto.

Sus Majestades, el Príncipe heredero Don Felipe y las Infantas de España serán acompañados hasta el pie

de la escalinata del Palacio de las Cortes por el presidente del Gobierno, el de las Cortes, las

personalidades que les recibieron al llegar. Consejo del Reino y la Mesa de las Cortes

Suspendido el luto nacional durante el tiempo que ha de durar el juramento del Rey, éste podrá aparecer

en la Cámara vistiendo el uniforme de gala de capitán general, con las condecoraciones que le

corresponden y el Toisón de Oro.

Veintiuna salvas de ordenanza serán disparadas en su honor

 

< Volver