Autor: Garrido, Carlos. 
 Elecciones. 
 Mallorca: los líderes, madrugadores, llegaron antes que los fotógrafos     
 
 La Vanguardia.    09/05/1983.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Mallorca: los líderes, madrugadores, llegaron antes que los fotógrafos

Mallorca. (De nuestro corresponsal.) — A pesar de que el buen tiempo fue imperante y el hecho de que la

jornada cayera en domingo habían hecho temer un descenso en la participación, los mallorquines acudie-

ron ayer de forma constante a su cita con ¡as urnas. Pese a la tranquilidad absoluta que reinaba en Palma,

se notaba la presencia de la gente que acudía a los colegios electorales de una forma bastante regular. No

hubo ningún tipo de incidente durante toda la jornada. A la una del mediodía, en Palma había votado el 30

por ciento del electorado, y un 36 por ciento una hora más tarde.

Los líderes políticos fueron madrugadores, y en la mayoría de los casos hubieron de esperar ja llegada de

las cámaras de televisión y [os fotógrafos, repitiendo algunas veces el ademán de introducir su voto en la

urna. En sus declaraciones, todos coincidieron en asegurar que todo pronosticaba una gran participación,

además de mostrarse naturalmente optimistas sobre ios resultados a obtener por su candidatura.

Uno de los temas polémicos sobre los que incidieron los candidatos de Alianza Popular fue el negar todo

diseño de pacto con el partido de Alberti, Unió Mallorquina, en caso de que fuera necesario para obtener

la Alcaldía de Palma o la presidencia del Consell Interinsular. El tema había saltado a la prensa, y fue

desmentido por los alíancistas mientras que las hombres dg Alberti declinaban hacer declaraciones al

respecto.

Por su parte, el alcalde socialista, Ramón Aguiló, y número uno de la lista actual del PSOE, se lamentaba

de alguno de los temas que habían sacado los aliancistas durante la campaña, así como de los modos

empleados que consideró excesivamente agresivos.

Sin embargo, y en general, los políticos se mostraron satisfechos de la pasada campaña, que ha

transcurrido dentro de unos cauces bastante moderados, a excepción de unos cuantos temas conflictivos

como el de la empresa municipal de autobuses, que ha acabado con una denuncia del Ayuntamiento ante

e| Juzgado contra los candidatos aliancistas a raíz de sus declaraciones sobre presuntas irregularidades.

En el centro de Palma, las votaciones fueron más escalonadas que en las barriadas, donde las

aglomeaciones fueron más patentes desde las primeras horas. En muchos pueblos, la hora de votar se dejó

para después de la misa, es decir, pasado el mediodía.

Corno dato anecdótico podemos señalar que el académico y escritor Camilo José Cela, residente habitual

en Palma, rompió su hermético encierro de estas últimas semanas, en que pone fin a una novela, para salir

a cumplir con su deber de ciudadano.

Carlos GARRIDO

 

< Volver