Autor: Baget-Herms, José María. 
 Elecciones. 
 TVE cambia en su noche electoral  :   
 El sondeo de televisión fue la nota más destacada de su emisión. 
 La Vanguardia.    09/05/1983.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

TVE «cambia» en su noche electoral

El sondeo de televisión fue la nota más destacada de su emisión

La programación de la noche electoral en TVE se inició a los sones de un airoso pasodo-ble después de

que el conductor de la emisión, Luis Marinas, presentara la emisión de forma un tanto tópica. A

continuación se sucedieron una serie de conexiones con los centros regionales donde se pasó revista a la

jornada electoral con las consabidas filmaciones y una búsqueda quizá excesiva de la anécdota y la

curiosidad por parte de los presentadores de dichos centros. De hecho, las cosas «serias» sólo empezarían

a las 9.40 cuando el ministro Barrionuevo apareció en una rueda de prensa para dar los primeros

resultados de los diversos sondeos efectuados. Los datos ofrecidos en dicha rueda, sin embargo, no serían

inmediatamente aprovechados por el equipo director del programa, ya que a continuación volvió a

aparecer la famosa «Rogelia» de Mari Carmen que mostró su desagrado por haber sido «interrumpida» en

su actuación por el ministro...

A partir de las diez y cuarto, sin embargo, TVE empezó a ofrecer el anunciado sondeo realizado por el

propio ente público y cuyos datos no coincidían siempre con los suministrados por el Ministerio del

Interior unos minutos antes, lo que en algunos casos tenía notable importancia (el caso de Barcelona, por

ejemplo, donde el «muestreo» de TVE otorgaba mayoría absoluta a los socialistas). El sondeo fue

expuesto en la medida de lo posible por orden alfabético de provincias -así se empezó por Vitoria, capital

de provincia de Álava-salvo raras excepciones. El sondeo se vería interrumpido por la presencia del

presidente del Gobierno, Felipe González, «flashes» publicitarios, etc. De tal forma que su exposición

duró más de una hora y cuando se llegó a las últimas ciudades, como Zaragoza, ya eran casi las once y

media. El interés del muestreo quedó así un tanto diluido por la relativa lentitud y morosidad de su

emisión.

Al filo de las once y media se trató de realizar una rueda de debates con personajes más o menos

populares como Pedro Ruiz, Antonio Gala y Antonio de Senillosa -diríamos que «abonados» habituales

de TVE-que vieron interrumpida su charla para dar paso a un hecho vivo más interesante: la rueda de

prensa del líder de la coalición popular, Manuel Fraga. Realmente quedaba un tanto fuera de lugar la

citada tertulia en un momento en el que se acumulaban ya los datos e informaciones. También fueron

desapareciendo los «flashes» musicales y de espectáculo desde el Estudio I de Prado del Rey donde actuó

entre otros el cantante «punk» Ramoncín.

Ya sobre la medianoche hizo su aparición -y no fue cosa de brujas- el vicepresidente del Gobierno,

Alfonso Guerra, quien aportó nuevos datos ya muy sustanciales a los conocidos hasta aquel momento.

Guerra hizo una laboriosa y muy didáctica introducción -a veces daba la sensación de querer «ganar

tiempo» por carecer todavía de algunos datos-. A continuación, y ya conocidos los datos principales, sería

el presidente del Gobierno, Felipe González, quien fue entrevistado en directo ante las cámaras. El

programa seguía ganando en viveza.

En esas circunstancias, sin embargo, la anunciada «desconexión» de las doce de la noche para que los

respectivos centros regionales de TVE pudieran emitir para sus respectivas comunidades, sufriría un apla-

zamiento de magnitud desconocida debido, entre otros puntos, a la conferencia de prensa del presidente y

al relativo retraso en la comparecencia de Alfonso Guerra, que lo hizo precisamente a la hora en que

debían «desconectar» los centros regionales, entre ellos el de Miramar.

La presencia catalana en la programación estatal se había limitado a la participación en dúplex de

expertos en temas electorales desde Cataluña y a una frustrada intervención de Jaume Codina que debía

de entrevistar a un representante de Convergencia y Unió... que no se presentó ante las cámaras a la hora

fijada de antemano. Previamente, de dos a tres de la tarde, sin embargo, el programa «Recull informatiu»

-con todo el equipo de «Miramar» en acción- realizó un excelente esfuerzo informativo en directo con

numerosas conexiones, entrevistas en estudio y reportajes que configuraron un programa de un excelente

nivel periodístico muy bien conducido por Josep M.a Balcells con seguridad y eficacia. Un nivel que

esperamos se mantendrá en las «desconexiones», valga la palabra, que sobre la una de la madrugada aún

no se habían producido.

J. M.ª BAGET

 

< Volver