Autor: Blázquez, José Antonio. 
 Elecciones/Ayuntamientos. Sevilla. 
 Hundimiento total del andalucismo     
 
 ABC.    10/05/1983.  Página: XVII. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ELECCIONES/AYUNTAMIENTOS

Sevilla

Hundimiento total del andalucismo

Sevilla. José Antonio Blázquez

Los del Partido Socialista Andaluz, que eran los que gobernaban, pasan al recuerdo o al olvido. Estaba

cantado. Ni una sola concejalía. Si algo caracteriza a las municipales por estos pagos es el hundimiento

del andalucismo. En un taxi entran todos. Uruñuela y su equipo se hunden escandalosamente. Se

consolida el bipartidismo. Diecinueve concejalías para el PSOE, diez para los seguidores de Fraga y dos

para los de Gerardo Iglesias. El andalucismo borrado del mapa político. La doctrina regionalista de Blas

Infante en el olvido. O se juega a la izquierda moderada del PSOE o se vota por el rigor conservador —no

al terrorismo, no al paro— del Grupo Popular.

Ha ganado Manolo de) Valle. Es el alcalde electo. Sin demasiada imagen política —no va de guapetón

por la vida—, sin gancho popular, sin gesto de internacionalidad pesoísta, desde el otero grisáceo de su

gestión como diputado mayor del reino, se había ganado el respeto del sevillanito de a pie. O del Valle o

Albert. O PSOE o Alianza Popular. No había más caminos. Bipolarismo político. Dos fuerzas, dos

vertientes.

Mayoría del PSOE en nuestras municipales y un sinfín de problemas que Del Valle ha de afrontar sobre la

marcha. El alcalde electo ha prometido una Sevilla «más humana y más justa». Y lo hizo desde el

escenario que su partido montó en plena plaza de San Francisco —corazón de la ciudad— para su última

proyección electoralista. Sabedor de su triunfo, sin aspavientos triunfales, Manolo del Valle visitó el ABC

sevillano.

Las municipales responden en cierto modo a los vaticinios. Hundimiento absoluto, radical, del

andalucismo. A los de Gerardo no le van a dar cancha siquiera. Pedro Albert se lo ha tomado

filosóficamente —derrota que no es derrota— asegurando que «nosotros seguimos hacia arriba dentro de

la esmerada bipolarización». Fraga había hablado en la «tele»: «Nuestros resultados han demostrado que

la insidia no hace sino desprestigiar a los que la usan.»

Manolo del Valle ya es alcalde. Mucho por hacer. No habrá política continuista porque aquí, en nuestro

Ayuntamiento, todo está manga por hombro. Del Valle llega con trazas de gestor habilidoso, moderado,

consciente y eficaz.

Hay muchas cosas por hacer en este pueblo que descapitalizó su propia esperanza. Los andalucistas se

marchan. Todos en un taxi. Ahora cree uno que habrá que hacer algunas cuentas.

 

< Volver