Elecciones municipales. Andalucía. 
 El PSOE arrasa y se mantienen los comunistas     
 
 El País.    10/05/1983.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

18 / ELECCIONES MUNICIPALES

EL PAÍS, martes 10 de mayo de 1983

El PSOE arrasa y se mantienen los comunistas

La confirmación del PSOE como el partido hegemónico, el hundimiento del Partido Socialista Andaluz y

el triunfo arrollador del actual alcalde comunista de Córdoba, Julio Anguita, son las conclusiones

fundamentales de la elecciones municipales en Andalucía.

El PSOE ha obtenido una victoria aplastante en toda la provincia de Sevilla. La Coalición Popular sólo

avanzó considerablemente en la capital, donde consiguió un concejal más de los que había obtenido UCD

hace cuatro años, mientras que en los pueblos quedó, por lo general, por debajo del PCE. Al frente de la

capital de Andalucía —antes con alcalde del PSA— estará, a partir de ahora, Manuel del Valle, abogado,

de 43 años, un hombre pragmático y moderado con buenas relaciones con la derecha económica y social.

Los comunistas mantienen sus posiciones, aunque ceden al PSOE una localidad tan importante como Dos

Hermanas. La Candidatura de Unidad de los Trabajadores, encabezada por el polémico alcalde de

Marinaleda, consiguió todas las concejalías de ese pueblo y 36 en el conjunto de la provincia.

Los socialistas han quedado relegados al tercer lugar en el Ayuntamiento de Córdoba, aunque han sido los

triunfadores en el conjunto de la provincia. De los 246 concejales de que disponía en 1979 ha pasado

ahora a 444. El PSOE ha alcanzado mayoría en todos los pueblos de más de 20.000 habitantes, a

excepción de Montilla (donde ha empatado con el PCE) y Lucena (con mayoría de AP). El PSA

despararece también del Ayuntamiento cordobés.

El electorado en la provincia de Cádiz ha otorgado su confianza al PSOE de forma abrumadora. De una

forma general, los gaditanos han tendido a reelegir a los alcaldes de 1979. Jerez de la Frontera ha pasado

a ser un reducto del PSA —el único triunfo resonante de este partido en Andalucía—. Los comunistas han

perdido la alcaldía de Algeciras. La composición política de los importantes Ayuntamientos de El Puerto

de Santa María y San Fernando permite prever futuras dificultades para lograr una mayoría de gobierno.

En la provincia de Almería el PSOE se ha hecho con la mitad de las alcaldías, duplica su presencia en los

municipios de más de 10.000 habitantes y puede decirse que se ha hecho con el último bastión del poder

centrista, la Diputación. La Coalición Popular, con un 26,7% de los sufragios, continúa su línea

ascendente, mientras que el Partido Independiente de Almería (PIDA, la gran sorpresa de estas

elecciones) se ha hecho con seis alcaldías. Los comunistas andaluces han de contentarse con una sola, la

de Benahadux, de pleno derecho y alguna otra en función de los pactos.

La victoria de la izquierda ha sido, asimismo, aplastante en Granada, encabezada a gran distancia por el

PSOE. Mientras que la coalición AP-PDP (no hubo candidatos liberales) se apuntala como la segunda

fuerza policía, el PCA mantiene el mismo número de alcaldías. El PSOE posee mayoría en 92 municipios,

mientras que la Coalición Popular ha triunfado en 35 poblaciones, uno de sus mejores resultados en toda

Andalucía.

Los socialistas gobernarán con mayoría absoluta en Malaga capital y las principales ciudades de la

provincia. La Coalición Popular se ha consolidado como la segunda fuerza política y el Partido

Comunista mantiene sus posiciones en relación con las anteriores elecciones municipales. El PSA se

acerca en Málaga a la desaparición.

El PSOE ha logrado 21 nuevas alcaldías en la provincia de Huelva, donde se confirma, más que en las

demás provincias andaluzas, la bipolarización. El PCE mantiene, no obstante, las alcaldías que ya obtuvo

en 1979.

Con 665 concejalías, de un total de 1.142, el PSOE se consolida desde el 8 de mayo como primera e

indiscutible fuerza política de Jaén. Estos resultados se traducen, por el momento, para los socialistas en

71 alcaldías de municipios, que representa un sensible avance respecto a las que consiguieran en 1989,

pero en esta ocasión liberados de pactos con otras formaciones. La coalición AP-PDP-UL, por su parte,

con 354 concejalías, coloca 11 alcaldes, en ayuntamientos de menor población. Los restantes municipios,

hasta completar tos 96 de la provincia, estarán gestionados por corporaciones de izquierda.

Junto al Ayuntamiento de la capital, que estará gobernado por una amplia mayoría socialista, presidida

por Emilio Arroyo, alcalde en los últimos cuatro afios, constituyen datos de interés la victoria de AP-

PDP-UL en La Carolina y del PCA-PCE en Torredonjimeno, dos ciudades de importancia en las que los

socialistas habían centrado un especial esfuerzo electoral. El triunfo del PSOE se otorga, asimismo, un

total dominio de la diputación provincial, con veinte diputados frente a siete para la coalición

conservadora.

 

< Volver