Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   Barcelona: extraordinaria actividad de los democrata-cristianos     
 
 Informaciones.    07/01/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

VIDA POLÍTICA

BARCELONA: EXTRAORDINARIA ACTIVIDAD DE LOS DEMÓCRATAS-CRISTIANOS

Por Enrique SOPENA

BARCELONA, 7.

QUE los grupos cristianos con vertiente política, de variado matiz, aunque en la mayoría de los casos con

una fuerte dosis de democracia cristiana, están especialmente activos es fácilmente comprobable en

Barcelona. Hace dos días narraba en mi crónica el programado ciclo de la Asociación Cristiana de

Dirigentes, basado —salvo alguna excepción— en personalidades ligadas a diversas corrientes

democristianas con incrustaciones del denominado centro-derecha y Tácitos. Hoy el Círculo de Economía

—entidad que reúne a conocidos empresarios y profesionales y, en cierto modo, es núcleo del

mencionado centro-derecha— anuncia, a su vez, otro ciclo de conferencias políticas con participación

demo-cristiana.

En este orden de cosas, la breve estancia en la Ciudad Condal de don José María Gil-Robles (ver

INFORMACIONES de ayer) para presentar su libro en la colección «El credo que ha dado sentido a mi

vida», ofreció la oportunidad de que el veterano dirigente de la C. E. D. A. se reuniera en una cena con

personas más o menos afines. Justo es decir, sin embargo, que también fueron comensales los padres

Díez-Alegría, Llanos y González Ruiz. O don Alfonso Carlos Comín, ejemplo práctico de marxismo

cristiano. Estaban también el subdirector de «La Vanguardia», don Lorenzo Gomis, inspirador de la re-

vista católica-progresista «El Ciervo»; don Antón Canellas, de la Unión Democrática de Cataluña; los

señores Miserachs (don Antonio y don Pablo), promotores en Barcelona de la asociación (Vía 964) del

señor Gil-Robles, y el señor Trías Sagnier, del centro derecha.

La conversación, en casi todos sus tramos, fue eminentemente política. Se comentó el reciente encuentro

en Valencia del equipo demócrata-cristiano del Estado español, el único reconocido por la Unión Europea

Democristiana. Por encima de divergencias —los sacerdotes citados o el señor Comín, por ejemplo— se

subrayó en algunos parlamentos la importancia de llegar a un clima de concordia democrática en todo el

país. En este sentido, los señores Cornín y Gil-Robles hicieron especial hincapié.

PUNTUALIZACION DE LA U. D. E.

Ya fuera de la homologación democristiana, por la derecha de la misma, el señor Udina Martorell,

promotor catalán de la asociación ligada al señor Silva Muñoz, efectúa hoy unas puntualizaciones

públicas a un reciente ataque irónico a su Unión Democrática Española. El señor Udina y afirma que su

asociación «se está forjando en la ola creciente de adhesiones de los muchos que aquí, en Cataluña, como

en toda España, rechazan la aventura y la irresponsabilidad de salto en el vacío, de las convergencias y de

los pactos y propugnamos democracia en la ley, pluralismo sin hegemonías y reversibilidad del Poder».

En Cataluña todavía no se ha hecho pública nota alguna de la Unión Democrática Española que pueda

confirmar esa «ola creciente de adhesiones». Por ahora se carece, al respecto, de datos.

 

< Volver