Elecciones. 
 PSUC inicia una moderada recuperación     
 
 La Vanguardia.    10/05/1983.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ELECCIONES

MARTES, 10 MAYO 1983

PSUC inicia una moderada recuperación

Los comunistas han experimentado un incremento apreciable de sus «otos respecto a las pasadas

legislativas en las que el porcentaje alcanzado —un 4 por ciento sobre votos emitidos— parecía

cuestionar seriamente su futuro en la escena política catalana.

Esta recuperación, que se cifra en unos 15.000 votos más, no ha conseguido situarle en las cotas

alcanzadas antes del 28 de octubre —había supersdo siempre el 15 por ciento— pero ha servido para

mantener su presencia entre las fuerzas contendientes. Los 3 regidores Que le otorgan los resultados

alcanzados le convienen en un probable aliado para e! consistorio socialista, que precisará de otras

fuerzas de apoyo para llevar adeIante su gestión.

Sus zonas de mayor implantación coinciden como siempre con los distritos periféricos de base

eminentemente obrera —II, IX y X—, donde alcanza porcentajes de alrededor de un 8 por

ciento, llegando a superar el 10 por ciento en dos zarrios —Zona Fr¿nca y Bon Pastor—, con lo que este

porcentaje equivale, a grandes rasgos, a un tercio de tos votos que obtenía con anterioridad a 1982.

El aumento de votos ha ido paralelo al de una mayor extensión geográfica. Ha conseguido reijntroducirse

en distritos más céntricos, de los que prácticamente había desaparecido en la pasada consulta. Respecto a

ésta, gana fuerza en barrios como Guinardó, Gracia, Dreta Eixam-ple. Sagrada Familia.

En los distritos III y XI no consigue superar la barrera del 5 por ciento. Pedralbes es el barrio en el

consigue peores resultados, 2,7 por ciento, aunque este porcentaje supone casi triplicar el alcanzado el 28

de octubre, 1,1 por ciento.

Como hecho a destacar, señalemos que recupera una segunda posición en Zona Franca, Bon Pastor y «9

Barrios», lugar que había sido ocupado por Alianza Popular en la última ocasión.

Resulta difícil basar las conjeturas sobre la procedencia del trasvase de votos hacia el PSUC, cuando

aquél se cifra en márgenes de variación tan escasos y a partir de porcentajes que pueden resultar

enmascarados por unas cifras de abstención que no se reparten de forma homogénea entre los diferentes

distritos.

Las variaciones en las cifras absolutas de votos, cifras que por falta de espacio no reproducimos aquí,

demuestran que las ganancias de voto comunista en los barrios más «fieles» pueden ir acompañados de

una disminuciói del voto socialista.

Esta es, a nuestro entender, la principa! fuente de la que se ha nutrido el PSUC para aumentar su fuerza

electoral.

 

< Volver