El voto de los asturianos     
 
 La Nueva España.    10/05/1983.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

El voto de los asturianos

Después de las elecciones autonómicas y locales una ojeada rápida al panorama nacional presenta una

contundente victoria socialista, aunque el PSOE haya perdido cuatro puntos con respecto a las elecciones

legislativas de! 28 de octubre de 1982. Este descenso puede ser explicado por la abstención técnica

correspondiente a unas elecciones en parte administrativas, en las que los socialistas ni siquiera echaron

mano de Felipe González, quizá su principal activo, en la campaña electoral. Con todo y con ello, la

participa ción, del orden del 65,9 por 100. es muy estimable. Se con sidera importante también la

consolidación de AP-PDP-UL como la segunda fuerza política del país y el despunte del PCE tras la crisis

de 1982. Pero, en el nivel nacional, quizás lo más importante haya sido el ascenso de un partido

españolista como es el PSOE en detrimento de partidos nacionalistas, como Convergencia i Unió, en

Cataluña, y pisándole fuertemente los talones al PNV, en el País Vasco. En éste, el descenso de Herri

Batasuna (HB) debe ser entendido como un rechazo de la violencia dadas las relaciones de este partido

con ETA.

Por lo que se refiere al Principado de Asturias, las pri meras elecciones a la Junta General de ¡a que saldrá

el pro sidente y el Consejo de Gobierno autonómico, la participa ción puede calificarse de favorable

respuesta ciudadana. Por zonas ha habido menos abstención en la zona central y más en la occidental

debido, en buena medida, a una tradición inhibicionísta, acaso por mimetismo con su vecina Galicia, en la

que la abstención es una de las constantes de su electorado.

Los resultados de las elecciones autonómicas en Asturias no admiten otro análisis que e! triunfo

destacado del PSOE que casi dobla a su inmediata seguidora, la coalición popular, y deja con cinco

escaños al PCA. De esos escaños, el PSOE obtuvo: 19 en la zona central, cuatro en la occiden tal y tres en

la oriental; la coalición popular, nueve escaños por el centro, tres en occidente y dos en oriente. El PCA

con siguió cuatro escaños en el centro y uno en occidente, coincidiendo con su situación de influencia en

el plano municipal. El PSOE se consolida como partido mayoritario no sólo en el centro, sino también en

las alas de la región, donde había una tradición fuertemente conservadora hasta el 28 de octubre de 1982.

Importa reseñar también que en bastantes casos se ha producido la quiebra del voto, es decir, que algunos

electo res votaron PSOE en las autonómicas y a la coalición popular en las municipales, según se echa de

ver al comparar la diferencia entre votos «políticos» y «administrativos».

En las municipales se ha consolidado la victoria socialista y en comparación con el resto de España, el

PSOE sólo pierde aquí dos puntos, la mitad del promedio nacional. AP— PDP-UL consolida su situación

en las Alcaldías de Pravia, Luarca, Villaviciosa y Llanos, bastiones de la derecha, pero en otras zonas

rurales de tradición conservadora ha penetrado ahora el PSOE, especialmente en pequeños

Ayuntamientos. Pero el mayor éxito socialista se ha obtenido en las cuencas mineras, Aviles, Gijón y, en

cierto modo, en Oviedo, pues si se tiene en cuenta que casi todos los alcaldes anteriores conservan su

puesto, el empate de Luis Riera con Antonio Masip deja en penumbra su valoración.

En este sentido hay que decir que perjudicó a Luis Riera alguno o algunos miembros de su lista de

postulantes y su propia y dubitativa inserción en una candidatura donde, incomprensiblemente, le ponían

tantas condiciones, así como la deserción de algunos compañeros de Corporación para postularse por

otros partidos. De Masip puede decirse algo parecido respecto a problemas internos del PSOE de Oviedo

a la hora de la confección de la candidatura.

El PCA se benefició de la abstención. Mantiene sus alcaldes de Grado, Carreño, Bimenes, Cándame,

Quirós y Yernes y Tameza. Pierde Proaza, pero gana Caso. El CDS, dentro de la modestia de su campaña,

obtiene algunos éxitos como Colunga, Ponga y Santa Eulalia de Óseos en uno de los cuales posiblemente

inicie un Ayuntamiento en coalición con el PSOE. El CDS, al decir de Felipe González el domingo, está

más próximo en posibles coaliciones de los socialistas que el PCE. Esta es otra característica a tener en

cuenta, aunque habrá casos como el de Oviedo, en que el PSOE no tenga otra alternativa que aceptar la

mano de los comunistas como la que aquí le tiende Aurora Puente.

Una jornada electoral más que, por encima de los resultados, contribuye a consolidar la andadura

democrática que. nos hemos dado. Los asturianos han podido, en fin, ele gir a los diputados regionales y a

los concejales que diri giran los destinos de Asturias durante los próximos cuatro

La Nueva España

 

< Volver