Autor: Rad, José Manuel. 
 Avilés. Ponga no tendrá ningún problema para asegurar la gobernabilidad del municipio. 
 El PSOE consiguió un crecimiento espectacular, que le supone diecisiete concejales     
 
 La Nueva España.    10/05/1983.  Página: 35. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

La Nueva España

Ponga no tendrá ningún problema para asegurar la gobernabilidad del municipio_______

El PSOE consiguió un crecimiento espectacular, que le supone diecisiete concejales

Martes, 10 de mayo de 1983

/35

José Manuel RAD

El PSOE, con 17 concejales, obtuvo la mayoría absoluta del Ayuntamiento de Aviles, en un triunfo

arrollador que sitúa al segundo partido con representación municipal, AP, con seis concejales. El resto de

los ediles de la Corporación avilesina lo completa el PCA, con dos concejales. La jornada electoral se

desarrolló sin incidencias.

Los ciudadanos de Aviles tardaron, en la jornada electoral del domingo, en desperezarse para acudir a las

110 mesas de votación repartidas por todo el municipio. Tal y como se esperaba, la mayor cota de

afluencia se produjo a últimas horas de la mañana, en concreto a partir de las doce del mediodía, hora en

que los número uno de las candidaturas a las que se otorgaban posibilidades ya habían depositado su voto.

El primero en hacerlo fue el alcalde, Manuel Ponga, que llegó al colegio «Apolinar» sobre las once de la

mañana, para votar en la mesa «B» de la sección 34. En la contigua se encontraba su esposa, Juana María

Esparta, también integrante de la candidatura, que desarrollaba funciones de interventora y a la que saludó

antes de depositar sus dos papeletas en la urna. Después de hacerlo, en compañía de una de sus hijas,

Manuel Ponga tuvo que aguardar una pequeña cola, siempre con la sonrisa en los labios, premonitoria,

quizás, del aplastante triunfo que- iba a obtener horas después. Saludó a todos los integrantes de la mesa,

corrigió al presidente, que había equivocado su segundo apellido, Santamaría por Santamaría, y a partir

de ese momento inició su andadura por todos los colegios municipales, acompañado por la responsable

del servicio municipal de prensa y por un fotógrafo, que al menos le hizo un centenar de instantáneas,

incluso en el momento que Ponga aprovechó para dormitar ligeramente en una dependencia de la Casa

del Pueblo, ya después de haberse cerrado los colegios.

Después de votar, el alcalde reelegido declaró que se encontraba muy emocionado por las pruebas de

afecto que había recibido en distintos colegios, en la calle, etcétera: «Si me fío de esto, no me cabe la

menor duda de que vamos a ganar arrolladoramente», premonición que se cumplió, aunque

también se mostró remiso a hacer quinielas. Destacó también la animación en todos los colegios, lo que

para él era indi ce de una clara fiesta democrática.

El periplo del alcalde terminó a las ocho de la noche, y tras un ligero descanso se tras lado a Oviedo,

no sin antes decir que tenía ante sí una gran responsabilidad y un trabajo ingente por delante. De todos

modos su satisfacción era indisimulable.

Laura González

• Laura González, una de las pocas mujeres que encabezaba candidaturas en Asturias, coincidió con

Manuel Ponga en el colegio donde este último votó, aunque a ella le correspondía otra sección distinta.

No llegaron a verse. Media hora después, la candidata del PCA llegaba ´hasta el colegio «Marcos del

Torniello», en donde la animación alrededor de las mesas era ya evidente. No acudid con las papeletas

preparadas, y por tanto las recogió en las mesas dispuestas al efecto en la sección. Su misión a lo largo del

día consistió en recorrer el área geográfica de Versalles y La Magdalena. Por otra parte, dos líderes de su

partido, como Francisco Javier Suárez y Horacio Fernández Inguanzo, llegaron sobre las seis de la tarde a

Aviles para comprobar la marcha de una votación que no sería enteramente satisfactoria para su partido.

CDS, la decepción

Al mediodía, Antonio Pérez, número uno del Centro Democrático y Social, entraba en su colegio

electoral, situado en el antiguo Instituto de Enseñanza Media de Aviles. Durante unos minutos buscó la

mesa donde le correspondía emitir su voto. Lo hizo sonriente y hasta algo nervioso. Las modestas

aspiraciones del CDS, obtener al menos dos concejalías, no se cumplieron a lo largo de la jornada y en la

noche solamente seis personas estaban en su local social, con visible decepción.

El turno de Bretón

El número uno de la lista de AP-PDP-UL, José Emilio Bretón, llegó al colegio donde le correspondía

votar, el de Sabugo, sobre la una de la tarde, hora que fue el punto álgido de las votaciones, por la gran

cantidad de personas que accedieron a depositar su voto en el momento reseñado. El candidato de la

coalición popular tuvo que esperar cierta cola, porque justo en el momento en que se disponía a votar la

mesa tuvo que debatir una solución para el caso de un elector que había depositado su sufragio sin estar

incluido en el censo. Por lo demás, el programa de Bretón fue similar al de los otros candidatos, es decir,

recorrido por los distintos colegios electorales, y finalmente asistencia al escrutinio de uno situado en

Llaranes.

La constante del 28-0

Los ciudadanos avilesinos a la hora de votar siguieron la constante del 28-0, y solamente un partido, el

PCA, mejoró sus votos, aunque paradójicamente perdiera en representación. También con respecto a la

jornada citada descendió la participación, pues de un 84 por ¡00 se pasó a un 71,9 por 100. A primera

hora de la mañana, el porcentaje era muy bajo, se animó al mediodía y sobre las sois de la tarde alcanza e)

techo del 70 por 100.

Con respecto a las elecciones municipales de 1979, con una participación que no pasó del 60 por 100, los

socialistas han doblado sus resultados, mien tras que AP, que medio se retiró de los comicios del 3 de

abril del año citado, ha logrado por fin representación; los comunistas, que mejoraron con respecto al 28-

0, no llegaron sin embargo al nivel del 79, pues les faltaron alrededor de dos mi! votos. Así, pues, en el

Ayuntamiento avilesino siguen siendo tres las fuerzas políticas representadas. Los votos de la UCD,

victoriosa de 1979, han sido recogidos por el PSOE y AP.

En cuanto a los otros colecti-

vos que se presentaron, el CDS bajó con respecto al 28 de octubre, al obtener tan sólo 1.743 votos,

mientras que el PST logró 538, el MCA 262 y la Coalición de Lucha Popular 85.

El sino del municipio de Aviles parece ser la concentración de votos en tres fuerzas políticas.

Anécdotas

En el capítulo de las anécdotas, en esta ocasión, los avilesinos no dieron mucho de sí. Sobre las diez y

media de la mañana una anciana de 91 años, quizás una de las personas de más edad de todo el censo de

población avilesina, acudía a depositar su voto en la sección 34. Después de emitirlo, comentaba: «Es

posible que sea la última vez que haga esto, porque ya me encuentro averiada».

En cuanto a la actividad en la oficina de información de la Junta Electoral de Zona, y en la del

Ayuntamiento, fue escasa en relación a consultas anteriores, entre otros factores porque el censo cada vez

está más perfeccionado.

Y finalmente señalar que una persona, encuadrada en la candidatura del PSOE, llamó indignada a la

emisora radiofónica local, después de escuchar una cuña en la que el Papa Juan Pablo II hace su

acostumbrada apología de la vida.

 

< Volver