Autor: Gancedo. 
 Comarca del Caudal. El PSOE, con 15 concejales, obtiene la mayoría absoluta. 
 Aplastante victoria socialista y descalabro del PCA, MCA y CDS  :   
 Vital Buylla: No esperaba tantos concejales ni tanta euforia en las gentes de Mieres. 
 La Nueva España.    10/05/1983.  Página: 37. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Comarca del Caudal

La Nueva España

Martes, 10 de mayo de 1983

/37

El PSOE, con 15 concejales, obtiene la mayoría absoluta

Aplastante victoria socialista y descalabro del PCA, MCA y CDS

Vital Buylla: «No esperaba tantos concejales ni tanta euforia en las gentes de Mieres»

GANCEDO

La mayoría absoluta del PSOE, con quince escaños; el descalabro comunista, perdiendo tres concejalías;

la aceptable escalada de AP, que se sitúa en cuatro; la gran ausencia del MCA, perdiendo su único

representante, y el no acceso de CDS al Ayuntamiento, fueron las connotaciones políticas sobresalientes

que arrojaron las elecciones municipales del pasado día 8 de mayo para Mieres. Alvarez Buylla vuelve a

ser alcalde.

Una vez más el sentido cívico y la relación cordial presidieron este comido, ausente de

incidentes o hechos lamentables, a no ser el pequeño accidente de tráfico, sin muchas consecuencias, que

sufrió un interventor de AP cuando regresaba de su mesa. Varias anécdotas configuran el lado si se quiere

simpático de este hecho histórico. Por lo visto, en

Figaredo, una interventora de AP observó que cierto votante lo hacía, por desconocimiento, en una mesa

que no le correspondía, y se pasó la mañana entera con él localizando su colegio, a fin de que no votase

otra vez. En San Pedro, un presidente de mesa no estaba en el censo y por lo tanto no pudo

votar. En La Villa, otro elector metió en las urnas dos papeletas municipales y dos autonómicas. Al

cerciorarse, el presidente estuvo a punto de llamar al juez para deshacer el entuerto, pero pensando que

aquello podía resultar gravoso por el tiempo, decidió continuar. El candidato número uno del MCA,

Rodríguez Muñoz, estuvo toda la tarde, en su sede, cuidando niños de interventoras del partido que no

tenían dónde dejarlos. En Turón, Silvino Hevia, minero del barrio de San Francisco, votó a las

municipales con la factura de una vaca que había comprado.

Nada más conocerse algunos resultados oficiosos significando la escalada del Partido Socialista, varios

coches recorrieron la localidad con.bande-ras y música, celebrando ya el triunfo» De nuevo hubo sus

inconvenientes para algunos votantes que no encontraban su mesa en los colegios destinados, pero este

detalle tampoco trajo problemas de importancia.

Alvarez Buylla, alcalde

Fiesta socialista en el hogar social de la Casa del Pueblo de Mieres. Por allí pasaron cientos, quizá miles

de personas, desde las ocho de la tarde hasta las cuatro de la madrugada. Los resultados que iban saliendo

en televisión eran coreados con vivas y canciones. Corrió generosamente el champán. Allí estaban los

componentes de la candidatura con amigos y familiares. Cuando Alvarez Buylla, ya confirmado de

nuevo alcalde, salió en la pequeña pantalla, una cerrada ovación lo saludó. Sobre las dos de la

madrugada llegaba a la Casa del Pueblo, para fundirse de principio en un abrazo con el presidente de la

Junta del Prin cipado, Eugenio Carbajal, efusión que se repitió prácticamente con todos los reunidos.

El slogan de «se siente, se siente, Vital está presente», perma necio en el aire de una forma continuada, y

el mandatario socialista brindó con champán. En aquellos momentos hizo estas declaraciones para LA

NUEVA ESPAÑA:

«Siento la pérdida de Rodríguez Muñoz»

—¿Cómo estima la confianza del pueblo?

—Me ha emocionado y viene a decir que este pueblo de Mieres cuenta ya con una madurez política. La

verdad es que no. esperaba ni tantos concejales ni este recibimiento que ahora se me hace. Estamos todos

de enhorabuena.

—¿Va a sufrir ahora más? —Ahora voy a tener que trabajar mucho más porque la responsabilidad nuestra

es mayor. Siento mucho que el MCA haya perdido el concejal que tenía, considerando que Rodríguez

Muñoz había cumplido, en el Ayuntamiento, una función que necesitaba el Partido Socialista.

—¿Se siente feliz el alcalde?

—Completamente. A la Corporación llevo gente muy buena y vamos a cumplir trabajando, y a Mieres,

por fin, se le va a cambiar la cara con todos los pronunciamientos favorables.

 

< Volver