Las rentas agrarias solas, insuficientes para mejorar el nivel de vida rural  :   
 Rueda de prensa con el Ministro de Agricultura. 
 Ya.    16/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

NACIONAL

16-VII-77

Las rentas agrarios solas, insuficientes para mejorar el nivel de vida rural

Serán incentivadas todas las formas de asociacionismo agrario, desde producción a comercialización

El agricultor tiene que adquirir un talante competitivo

La tierra cultivable es "un bien escaso" que no se puede despilfarrar

Al país no le importa la dimensión, sino la rentabilidad y productividad

Se va a potenciar la descentralización del departamento mediante divisiones regionales y provinciales

La política de precios agrarios será completada con otra de contención de costos

Buscamos incrementar la renta del agricultor sin acudir a políticas intervencionistas en materia de precios

Los hombres del campo tienen que asumir su responsabilidad, sin acudir a paternalismos, en la España

democrática

RUEDA DE PRENSA CON EL MINISTRO DE AGRICULTURA

La equiparación de las condiciones y calidad de vida del medio rural con el urbano, la total explotación,

rentabilidad y cultivo de ese bien escaso que es la tierra cultivable, la, concienciación del agricultor para

impulsarle a adquirir parte de los bienes añadidos de industria y comercialización como casi exclusiva

solución para lograr la equiparación con la renta urbana y el desmantelamiento social del campo, la

descentralización del departamento con la consiguiente potenciación de las divisiones regionales y

provinciales figuran como prioritarios en el coherente y nutrido plan de acción que se ha propuesto el

Ministerio de Agricultura en esta nueva «tapa de la vida y de la historia española, empeñada en crear una

nueva sociedad, ha declarado el ministro don José Enrique Martínez Genique, en el curso de una rueda de

prensa, en la que hizo públicos los propósitos del departamento. Rueda de prensa que habrá de mercar

hito en la agricultura española y ha supuesto un lenguaje nuevo, un enfoque nuevo, un planteamiento que

puede recibir sin su habitual carga de tópico el calificativo de "reforma agraria", si no supiéramos va a ser

llevado a cabo con enérgico talante de evolución.

El ministro explicó así los diferentes temas y aspectos de la problemática agraria, a modo programático.

La equiparación de las condiciones y calidad de vida del medio rural con las del medio urbano se estima

constituye un objetivo a alcanzar, imprescindible para conseguir un equilibrio económico y social que

haga permanente la democracia en España, y entendemos por calidad de vida el nivel sanitario de

enseñanza, de vivienda, de recreación.

• Las rentas procedentes del sector agrario, por sí solas, son insuficientes para conseguir una sustancial

mejora del nivel de vida rural. Por ello serán incentivadas todas las formas de asociacionismo agrario no

sólo en la fase de producción, sino también en la comercializacion o industrialización de los productos

agrarios, así como en la adquisición y obtención de sus propios medios de producción. Hay que hablar

seriamente del medio rural, e1 hombre del campo tiene fue ser consciente de la dignidad a su profesión en

la nueva sociedad española abierta al diálogo. Vamos a potenciar la iniciativa del agricultor, pero este

debe asimilar la idea de que es necesario un talante de competitividad con el sector industrial y comercial.

Si no es así, nada se logrará.

• Se entiende que existe una gran diversidad de agriculturas en España y cada una necesita su tratamiento

específico. Por ello consideramos urgente una descentralización de los servicios del Ministerio y una

potenciación de las divisiones regionales y provinciales.

• La tierra cultivable en España es un "bien escaso", no es admisible la existencia de fincas

insuficientemente cultivadas. Como "bien escaso" tiene que tener un tratamiento especial. No se puede

tolerar su despilfarro. Pero no hay que confundir latifundio con gran empresa agraria. Son conceptos

distintos. Para el país, el problema no es la dimensión, sino la rentabilidad y productividad de la tierra. La

gran empresa agraria es como la gran empresa industrial o comercial, generadoras de riqueza y de trabajo.

CONTENCIÓN DE COSTOS

La política de precios agrarios será completada con una política de contención de costos que haga a la

agricultura competitiva y permita incrementar la renta del agricultor sin acudir permanentemente a

políticas intervencionistas en materia de precios. Las elevaciones lineales de los productos agrarios

generan rentas diferentes en la gran explotación y en la pequeña. Para lograr el equilibrio, la política fiscal

es el mejor camino y el imprescindible. Buscar el equilibrio por vía de subvenciones es arriesgado por la

necesaria burocracia.

• El país necesita que se acabe con los desequilibrios en la producción agraria que crea dientes de sierra

y perjudica tanto al mercado interior como al exterior. Por ello es necesaria una orientación y que el

agricultor nos tenga confianza. Una eficaz política de orientación evitará variaciones en los precios,

imprevistas y perjudiciales.

• El ahorro, generado en las zonas rurales, es necesario se reinvierta en estas mismas zonas, y para

conseguirlo se recabará e impulsará la colaboración de las instituciones de ahorro de carácter local.

• Una mejora en la calidad de vida de todos los españoles exige que se potencien las actividades

encaminadas a la conservación de la naturaleza, al mantenimiento del equilibrio ecológico y al fomento

de le utilización de los espacios naturales.

• El ministro terminó la lectura y comentario del programa subrayando la idea de que la nueva

agricultura española tiene que ser construida desde la base y los hombres que viven en los medios rurales,

los cuales tienen que asumir la responsabilidad de su integración en la nueva sociedad sin amparo de

paternalismos.

• Contestó también el ministro a las preguntas formuladas por la prensa, y dijo, entre otras cosas:

• Respecto al futuro de las cámaras y hermandades agrarias se han establecido criterios generales de

cómo se iban a orientar y que el patrimonio pasará a ser administrado con criterios administrativos. Se irá

a unas elecciones abiertas y democráticas.

• Soy muy respetuoso con la continuidad de la Administración y soy enemigo de cambios por cambios;

no se harán más modificaciones, las estrictamente necesarias. Desde el primer momento se confirmó en

su cargo a los directores generales.

• Los problemas del Mercado Común y España tendrán solución, esperamos, en la negociación. Lo

mismo que nosotros tenemos varias agriculturas, el Mercado Común también. Algunos países recibirían

nuestros productos con interés. Es tema delicado que hay que confiar a la negociación.

• La fusión de agricultura y aumentación encontró resistencias. Tiene ventajas e inconvenientes. Al país

le sería ventajoso mayor coordinación entre ambos sectores. Pero creo que dado el talante unido del

Gobierno, esa coordinación y coherencia será conseguida por encima de los intereses sectoriales.

Acompañaban al ministro durante el acto el subsecretario, don José María Alvarez del Manzano, y el jefe

del Gabinete Técnico, don Rafael Cavestany.

 

< Volver