Generaciones formadas en el Frente de Juventudes     
 
 Arriba.    17/10/1976.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

GENERACIONES FORMADAS EN EL FRENTE DE JUVENTUDES

MADRID. (De nuestra Redacción.)—Un grupo de españoles pertenecientes a las generaciones formadas

en el Frente de Juventudes han hecho el siguiente llamamiento con vistas a la formación de un Congreso

Nacional:

Nos dirigimos a cuantos, como nosotros, desde las filas del Frente de Juventudes y demás Organizaciones

hermanas (SEU, OJE, Sección Femenina, etcétera), aprendimos a conocer y amar a nuestra Patria y a

nuestro pueblo.

Entendemos que la España de 1976 requiere nuestra presencia y la aportación de nuestras ideas, junto a

las de todos los españoles de buena fe, empeñados en lograr un futuro comunitario, próspero y

esperanzador.

Queremos hacer presente —en estos momentos decisivos para la vida española—, los principios que

motivaron nuestra actividad juvenil durante los años difíciles y duros de nuestra posguerra y de la

posguerra mundial.

Creemos que esos principios siguen, siendo válidos y pueden contribuir de modo positivo a lograr el

entendimiento y el respeto entre todos los españoles, y a la búsqueda conjunta y plural de las soluciones

de futuro que hagan irrepetible los supuestos de 1936.

El Sistema, nacido entonces, obedeció a una necesidad clara y urgente, coherente con el resultado de la

contienda. Fue preciso reconstruir con unos mínimos materiales un país roto, empobrecido y

subdesarrollado, contando con la oposición y el freno de las potencias que ganaron la guerra mundial.

Lo conseguido en estos cuarenta años de paz, gracias al esfuerzo de una generación, está ahí, y es de

justicia histórica reconocerlo.

Como también lo es lamentar que, en la década de los años sesenta, y una vez conseguida una cierta

estabilidad económica y social, no se crearan las estructuras políticas y sindicales acordes con lo que el

tiempo nuevo demandaba.

Nuestra presencia en la política española parte del hecho de no haber participado en la guerra que, durante

tres años, sostuvo nuestro pueblo para salir de la encrucijada a la que le habían llevado distintas

experiencias políticas. Y aunque algunos de nosotros —pertenecientes a las primeras promociones de

nuestra generación—, la vivimos y la sufrimos, todos los demás, la mayoría de nosotros, hemos nacido a

la vida pública española, incluso físicamente, después de 1936.

En nuestras Organizaciones y en nuestras actividades, participamos con absoluta igualdad de

oportunidades hijos y hermanos de quienes habían estado, antes de la guerra y durante la misma, en

posiciones enemigas. Nunca el origen o la filiación política se tuvieron en cuenta entre nosotros a la hora

de imaginar un futuro común, una empresa cualquiera. Nos esforzamos siempre en la medida de nuestras

fuerzas para conseguir soldar y superar las grietas producidas en nuestro pueblo por el enfrentamiento

bélico.

Una muestra clara de ello es que, en nuestras revistas y publicaciones, en nuestras charlas y conferencias,

nos esforzamos en rescatar para todos los españoles la figura y obra de quienes, con independencia de su

militancia política, significaron una aportación valiosa y positiva de España. Así, frente al anatema y la

incomprensión de muchos que hoy presumen de demócratas y entonces ejercían de inquisidores, fuimos

nosotros, precisamente nosotros, quienes hicimos nuestro —es decir, de todos— el pensamiento, la poesía

y el teatro de aquellos que habían sido desposeídos de razón. Todo ello, manteniendo una firme y activa

lealtad, por patriotismo, a las personas y a las ideas que presidían la vida política de la Nación.

Esas mismas ideas de superación, de concordia y de entendimiento nos llevan ahora a hacer acto de

presencia en la vida política española que entendemos propicia a desgarrarse de nuevo en bandos

combatientes. Otra vez, como hace años, nos creemos obligados a hacer la paz. Y nos sentimos

responsables de ofrecer a nuestro pueblo lo único que podemos darle: una voluntad de comprensión y de

superación, un deseo ferviente y activo de hacer entre todos nuestro futuro.

En coincidencia plena con lo básico del pensamiento de José Antonio, sin renunciar a nada sustancial y

sin reivindicar aquello que entendemos periclitado, queremos y debemos dar una respuesta coherente,

colectiva y rigurosa a los problemas de la España de hoy.

Nosotros, los que nacimos al amor a España al conocimiento de sus problemas y al deseo de servir a

nuestro pueblo en el F. J., nosotros hijos de los vencedores y de los vencidos queremos afirmar ante

nuestro pueblo lo que pensamos y que puede unirnos para el futuro.

— Que la España de mañana debe ser una realidad nacida de la acción de las generaciones que desean

superar los viejos pleitos que enfrentaron a los españoles hace cuarenta años y que pueden enfrentarlos

hoy de nuevo.

— Que hay que imprimir a nuestro futuro un ritmo decididamente renovador, partiendo de la realidad

viva del país.

— Que deseamos encontrar fórmulas democráticas en lo político y en lo social, capaces de integrar en

libertad a todos los españoles en una empresa común, superadora de diferencias anteriores con absoluto y

pleno respeto a los derechos humanos y a los valores inalienables del hombre; lejos de cualquier actitud

irracional y totalitario del signo que fuere, pero lejos también de cualquier mimetismo ajeno a la tradición

española.

— Que nuestra Patria alcance en el ámbito internacional el lugar que le corresponde por su genio y su

laboriosidad y que una nueva moral nacional, pacífica, audaz y emprendedora, garantice la plena

soberanía e independencia de nuestra nación, nos libere de mediatizaciones políticas o económicas, y a

partir de la cual se acceda a más amplias integraciones supra-nacionales que vivamente deseamos.

— Que tenemos voluntad de reafirmar la libertad y la integridad de la Patria, sin exclusivismo ni

discriminaciones, reconociendo la fecunda realidad plural de nuestras regiones.

— Que proclamamos como prioritaria la necesidad de conquistar la justicia social, exigida

institucionalmente por un sindicalismo democrático y auténtico, base de nuestra medula ideológica.

Por los caminos del rigor, de la crítica y de la imaginación creadora, vamos a presentarnos ante nuestro

pueblo. Para ello te convocamos a un Congreso Nacional de las generaciones formadas en el Frente de

Juventudes, en el que, sin nostalgias, hagamos un estudio serio de la problemática nacional y en el que

adquiramos el compromiso moral de ofrecer a los españoles una «apacible vida democrática» que fue, y

seguirá siendo, meta de nuestro esfuerzo.

Antonio Acha Meneses, José Ignacio del Álamo Gómez, Carlos Albiol Roger, José María Alcalde Rojo,

Miguel Alonso Baquer, Manuel Alonso de Caso, José María Alonso Collar, Gonzalo Alonso Santos, José

Emilio Alvarado, Luis Felipe Alvarado, Miguel Ángel Alvarado, Emilio Alvarez Frías, María del Pilar

Alvarez Sanz, Rodolfo Alvarez Sanz, Jesús Ambrós Fabre, Francisco Javier Ansuategui, José María

Aparicio Arce, Luis Arranz Ayuso, Antonio Avila Barreira. Antonio Aymat Mayoral, Fernando Azancot

Fuentes, Antonio Ballesteros Albacete, José Barrachina Casanova, José Luis Básalo Blanco, Enrique

Bentz García, Alfredo Bautista Delgado, Augusto Blanco Galdín, Pilar Bolea Royo, Francisco

Borreguero Gil, Luis Borreguero González, Vicente Bosque Hita, Manuel María Boto Escamilla, Miguel

Bozo Fajardo, José Briz Méndez, Luis Buceta Pacorro, Francisco de la Caballería, Guillermo Cabezas

Conde, Luis Miguel Cabeza de Vaca Nieto, María Teresa Caja] Martínez, Perfecto Camero Lameiras,

María Angeles Carrero Delgado, José Ramón Calahorra Dueñas, Julio Castelao, Antonio Castro

Villacañas, Jesús Cibrián Saiz, Mariano de la Concepción Sanz, María Pilar Conde López, Ives-Juan

Chacón Laguna, Casimiro Chaves Chaves, Vicente Diez Zazo, Javier Domínguez Marroquín, Mariano

Faura Esteve, Adolfo Felez Ariño, Señen Felipe Cabanas, José Ignacio Fernández Delgado, Julio

Fernández Mir, Santiago Fernández Olivares, José M. Fernández Pascual, José Fernández Rodríguez,

José Maria Fernández del Viso, Ma nuel Fiol Calafat, Armando de la Fuente Vázquez, José Gallego

Gómez, José Gámez Greciano, José Gárate Murillo, José María García Alenso, Antolín García, Antonio

García, María del Pilar García Robledo, Antonio García Zarandieta, Nisa María Garro Fernández,

Antonio Gíbello García, Jaime Gómez Aguayo, Julián Gómez Estrada, Tirso Gómez Pérez, José A.

Gómez Prieto, Cándido González, Domingo González y Martínez de Montoya, Rufino Goñi García,

María del Carmen Gugel Sancha, Augusto José Guijarro Ramonet, José María Guijarro Ramonet, José

Luis Hernández García, María Concepción Hernández Sánchez, José Hernando Sancho, Félix Izquierdo

Pérez, Gerardo Jaqueti Santos, Jorge Jordana de Pozas, Enrique José Aso, Enrique Juárez Pérez, José

María Larena Lanero, Gaspar Ledesma López, Carlos León Roch, Moisés Lombana Arigita, Ángel López

Candenas, Ángel López Castellví, Doroteo López Royo, Areceli López Torrijos, Ángel de Lorenzo del

Río, Rafael Luna Gijón, Alberto Llópiz González, Jesús Machés Huecas, Celestino Manzano Ruiz, José

Manuel Martín Nacha, Victoriano Martín Mendicute, Antonio Martín Prieto, Cruz Martínez Esteruelas,

Ovidio Martínez Martínez, Diego Mayoral de Elizagaratz, Félix Méndez Torres, José Manuel Me noyo

Balzola, Joaquín Millán Lavñin, Antonio Mon terde Aparici, Manuel Muñoz Herrera, Antón Navarro,

José Luis Navas, Fernando Onega López, Luis Onis López, María Teresa Panero Delgado, Leandro

Pariente Seco, Maximiliano Pedraza Bueno, Francisco Antonio Peñalver, Enrique Pérez Juárez, Carlos

Enrique Pérez de Lama, Ernesto Pérez de Lama, Juan Pérez Miró, Carlos Pérez Vega, Federico Pino

García, Fernando Piris, Serafín Poveda Pardo, Emilio Pradillo Esteban, Gregorio Puente Carbajo,

Francisco Queipo de Llano y Aluna, Juan Ramírez Puertas, Faustino Ramos Diez, Dolores Reina Núñez,

María Revuelta Gómez, Manuel Robledo Núñez, Joaquín Rodrigues Alda, Andrés Romero Rubio,

Antonio Rubal López, José Rueda Casado, Carlos Ruiz Soto, César Ruiz Viruete Emilio Sánchez Heyia,

Armando Sánchez Oliva, Antonio Sánchez Ruiz, Carlos Sánchez Torres, Francisco Santos Polo, María

Teresa Selaverría Carril, Emilio Sevilla Sevilla, José Manuel Sevilla Sevilla, Carlos Soria Marquet,

Fernando de la Sota Salazar, Carlos Sureda Gomis, José Luis Tercero Masdeus, Oliva Tomé Lambea,

Juan Torija González, Jesús Tranque de los Ojos, Fe Tundidor, Luis Antonio Vacas Rodríguez, María

Jesús Valdés, Bonifacio Varea González, Alfonso Vázquez Fraile, José Vela Gomila, Juan Velarde Fuer-

tes, José Viana, Luis Vicente Muñoz, Luis Vilches Avila, Joaquín Villegas Riancho, Rafael Cinaras, José

Antonio Yanes Serrano, José María García de Viedma.

Las adhesiones pueden remitirse por escrito (con nombre completo y señas) a las Juntas Coordinadoras de

cada provincia o a la Secretaría Nacional del Congreso, General Moscardó, 19. Madrid-20. Teléfonos 254

71 18 - 233 65 59. Hasta el 1 de noviembre.

El Congreso se celebrará en la segunda quincena de noviembre.

16 Arriba

 

< Volver