Narciso Perales, tercer jefe nacional de Falange. 
 Fernández-Cuesta representa el fascismo     
 
 Diario 16.    23/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Narciso Perales, tercer jefe nacional de Falange

Fernández - Cuesta representa el fascismo

MADRID, 23 (D16). _ El doctor Narciso Perales, cofundador de la Falange, en posesión de la Palma de

Plata (máxima condecoración joseantoniana), manifestó a D16 que el partido de Raimundo Fernández-

Cuesta "representa el peor de los fascismos" y la "falsificación de la Falange".

Narciso Perales ha dejado de pertenecer al Frente Sindicalista Revolucionario (FSR), que lo fundó,

incorporándose a FE de las JONS (auténtica), que preside Pedro Conde Soladana y cuyo secretario es

José María Gussoni. El pasado sábado fue elegido en Alicante tercer jefe nacional de Falange. El primero

fue José Antonio y el segundo Manuel Hedilla.

"Raimundo ha dicho —precisa Perales— que la legalización de Falange la han pedido todos los

fundadores que quedan. Esto no es cierto. Yo y muchos otros más no hemos firmado en Gobernación.

Aquí tiene un documento en el que el propio Fernández-Cuesta, como secretario general del Movimiento

en 1938, certifica mi pertenencia al partido con el número cien nacional y el cinco de Sevilla."

Diferencias con Raimundo

El viejo falangista desautoriza al ex ministro de Franco con las propias palabras de José Antonio, que en

cierta ocasión dijo: "Consideren todos los camaradas hasta qué punto es vergonzoso para la Falange el

que se la proponga a formar parte como comparsa en un movimiento que no va a conducir a la

implantación del Estado nacionalsindicalista."

A 1938 se remontan las diferencias ideológicas de Perales con Fernández-Cuesta. En esa fecha deja de

colaborar con él a consecuencia de las detenciones de dos miembros de la Junta Política de FE,

marchándose al frente. En 1939 es detenido acusado de reconstruir la Falange Española Auténtica.

Requerido por otros camaradas y por insistencia de Serrano Suñer, acepta la Jefatura Provincial del Mo-

vimiento y el Gobierno Civil de León, en un intento de reorganizar el partido. No juró los Principios del

Movimiento, argumentando que si éste se basaba en la Falange, ya había hecho el Juramento.

Una de las vergüenzas de Franco

Sólo un año duró en el cargo. Presentó su dimisión irrevocable como respuesta al fusilamiento de un

falangista que él hizo, Juan Domínguez Muñoz. A éste se le acusaba de un supuesto atentado al general

Várela. "Fue una de las grandes vergüenzas de Franco", nos afirmó.

A partir de entonces inició una labor clandestina, junto a Dionisio Ridruejo, para reorganizar la Falange.

Consiguieron formar una infraestructura en casi todas las provincias españolas, que ellos mismos,

desmantelaron en 1947 al comprobar la invíabilidad que podía tener frente a la manipulación oficial.

Contra el fascismo

Junto a Ceferino Maeztu y Sigfredo Hillers, fundó el Frente Español Sindicalista. Maeztu y él lo

abandonaron por diferencias ideológicas con Hillers. Es cuando creó el Frente Sidicalista Revolucionario

(FSR). "Se trataba de dar una versión actualizada del pensamiento de José Antonio, sin referencias a las

formas, nombres y símbolos."

Viendo que en el FSR habían ingresado muchas personas de otras procedencias no falangistas, hace unos

seis meses prescindió del puesto de presidente y propuso la creación de una dirección colectiva. Esta ha

puntualizado ahora, después de su cese en la organización, que FSR nada tiene que ver con los principios

falangistas.

"Al principio fuimos fascistas —afirmó el doctor Perales—, ante la crisis de la sociedad burguesa

europea. Luego hemos evolucionado y la Falange auténtica rechaza todo tipo de neofascisco. La

concentración de la plaza todo tipo de neofascismo, presión de él, aunque se siga mezclando a la Falange

en un intento de falsear su autenticidad."

 

< Volver