Autor: Nieto González, Miguel Angel. 
 Vida Política; Comenzó la II Asamblea Nacional de "F.E. y de las J.O.N.S.". 
 Fernández-Cuesta: "En política hay que ser realista hasta donde la dignidad personal lo permita"  :   
 Hoy finalizará la reunión, que celebró sus sesiones a puerta cerrada. 
 ABC.    18/01/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

ABC. MARTES 18 DE ENERO DE 1977. PAG. 13.

COMENZÓ LA II ASAMBLEA NACIONAL DE «F. E. Y DE LAS J.O.N.S.»

FERNANDEZ-CUESTA: «EN POLÍTICA HAY QUE SER REALISTA HASTA DONDE LA

DIGNIDAD PERSONAL LO PERMITA»

Hoy finalizará la reunión, que celebró sus sesiones a puerta cerrada

Ayer comenzó en el hotel Mindanao, de Madrid, la II Asamblea Nacional de «Falange Española y de las

J. O. N. S.», bajo la presidencia de Raimundo Fernández-Cuesta, jefe nacional de la organización.

Asisten cerca de doscientas personas, en representación de todas las provincias españolas. Presiden la

Asamblea, junto a Fernández - Cuesta, Manuel Valdés Larrañaga, Eduardo Villegas Girón, Eduardo

Urgorri, Joaquín Gías Jové y Agustín Aznar. Entre los asistentes se encontraba los ex ministros González

Bueno y Utrera Molina, así como el teniente general Pérez Viñeta.

Según el orden del día abrió el acto Raimundo Fernández-Cuesta haciendo un análisis de la actual

situación política y proyectos de reforma, a los que, naturalmente, se opuso, por considerar que no se tra-

taba de complementar o actualizar las Instituciones orgánicas, sino de sustituirlas por otras inorgánicas:

«Si el desarrollo de nuestra constitución termina en cambio, no se habrá hecho más que sustituir el

cambio brusco por el cambio progresivo, y el resultado es el mismo, pues mal se puede reformar una cosa

cuando se la quiere sustituir por otra distinta a la que se busca reformar, y se habrá dado la paradoja de

que los procedimientos para la reforma de las instituciones, que establecían las leyes del régimen, habrán

servido para Implantar otras instituciones que las destruye.»

ELECCIONES.—Al referirse más tarde a las próximas elecciones para Senado y Congreso aseguró que

lo que se buscaban eran unas Cortes Constituyentes: «... aunque no sabemos lo que constituirán —dijo—,

pero seguramente traerán como consecuencia la desaparición del Movimiento, de su Secretaría General,

de su Consejo Nacional, un Gobierno parlamentario y, en definitiva, la vuelta a una etapa constitucional

anterior al 36.»

Analizando la situación actual dijo que no podía ser más preocupante y delicada, y que de ello se debía

culpar más al actual sistema que a las personas.

En otro momento de su discurso fijó la postura política de «Falange Española».

«La "Falange", por el contenido social de su doctrina, por las avanzadas soluciones económicas que

propone: reforma de la empresa, reforma agraria, supresión de los abusos del capitalismo y de la

especulación del suelo, política de viviendas, de educación y de fiscalidad; por todos sus afanes de

justicia social, tiene una posición de izquierdas. No la tendrá, sin embargo, si por tal se entiende al

comunismo y a sus compañeros de viaje. Pero coincide también con la derecha, si por esto se considera la

defensa de valores espirituales.»

No faltó en el discurso del señor Fernández-Cuesta la acusación hacia «algunos»: «Y es que en el

Movimiento, inspirado como sabemos fundamentalmente en la filosofía de la "Falange", existían gentes

que no estaban identificadas con ella y a las cuales, precisamente por eso, no les ha importado, incluso

han propiciado, el cambio, aunque éste supusiera el abandonar de aquella doctrina, porque no es lo mismo

ser, que estar en la "Falange".»

DOCTRINAS. — Y después vaticinó: «Los falangistas hemos de tener muy presente la idea de que a la

larga, en el mundo, no van a quedar, frente a frente, más que dos doctrinas políticas, la de José Antonio y

la marxista.»

Prácticamente, el señor Fernández-Cuesta dedicó la última parte del discurso a esbozar en líneas

generales la estrategia a emplear en las próximas elecciones: «Y es que en política hay que ser realista

hasta donde la dignidad personal lo permita, y utilizar las armas que se nos ofrezcan, y si ahora esas

armas son las de los partidos políticos y unas elecciones no podemos desecharlas, pues bien claro tenemos

el ejemplo de José Antonio al tomar parte en las elecciones de mil novecientos treinta y tres y mil

novecientos treinta y seis; no obstante, su radical posición antipartidista.»

Tras el discurso y la lectura de la memoria, la reunión prosiguió a puerta cerrada. Durante el día de hoy

continuara la asamblea, y al final de la misma se celebrará una rueda de Prensa.

—Miguel A. NIETO.

 

< Volver