Grupos políticos: Fernández Cuesta. 
 "La Falange tiene una posición de izquierdas"  :   
 "Vamos a participar y a luchar por un Régimen auténticamente popular" ; Comenzó ayer la Asamblea Nacional de Falange Española de las JONS. 
 Arriba.    18/01/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

GRUPOS POLÍTICOS

FERNANDEZ-CUESTA

«LA FALANGE TIENE UNA POSICIÓN DE IZQUIERDAS»

«Vamos a participar y a luchar por un Régimen auténticamente popular»

• Comenzó ayer la Asamblea Nacional de Falange Española de las JONS

MADRID. (De nuestra Redacción.)—«La Falange, por el contenido social de su doctrina, por las

avanzadas soluciones económicas que propone: reforma de la empresa, reforma agraria, supresión de los

abusos del capitalismo y de las especulaciones del suelo, etc., tiene una posición de izquierdas, pero

coincide también con la derecha, si por ésta se considera la defensa de los «valores espirituales» que han

formado a lo largo de la historia la personalidad de España», manifestó ayer Raimundo Fernández-Cuesta

en su discurso de apertura —en un hotel de Madrid— de la Asamblea Nacional de Falange Española de

las JONS, a la que asisten unas 20.0 personas en representación de las secciones de Falange en las

distintas provincias españolas.

Con Raimundo Fernández-Cuesta, presidente de Falange Española de las JONS, ocuparon la mesa

presidencial Manuel Val-dés Larrañaga, Eduardo Villegas, Eduardo Urgorri, Joaquín Gías Jové y Agustín

Aznar.

Discurso de apertura

En primer lugar, el señor Fernández-Cuesta pronunció el discurso de apertura, en el que afirmó que «el

Movimiento Nacional se había apartado de los principios que le inspiraron, faltando en algunos de sus

integrantes la fe en el mismo, en su justificación política, cayendo en un complejo de culpabilidad que ha

llevado no a la derrota, sino a una entrega sin condiciones».

Hizo después un pormenorizado análisis del proceso político desencadenado tras la muerte de Franco, y

refiriéndose al cambio afirmó como conclusión que con el cambio se habrá dado la paradoja de que los

procedimientos para la reforma de las instituciones que establecían las leyes del Régimen, habrán servido

para implantar otras instituciones que las destruyen. «Esto es en realidad lo que ha ocurrido." Después de

enunciar las etapas recorridas se refirió a las futuras elecciones a senadores y diputados y la formación de

unas Cortes constituyentes, «aunque no sabemos lo que constituirán, pero seguramente traerán como

consecuencia la desaparición del Movimiento, de su Secretaría General, de su Consejo Nacional, un

Gobierno parlamentario y, en definitiva, la vuelta a una etapa constitucional anterior a 1936, porque no es

utópico suponer que haya quien proponga la legitimación de la más alta institución del actual Estado.

Análisis de la situación política

Expuso a continuación el señor Fernández-Cuesta una síntesis de la situación política, «que no puede ser

más preocupante y delicada: pública ostentación del socialismo marxista; coordinación de partidos

llamados demócratas, que al hacer el juego del marxismo se dirigen al autoaniquilamiento; aspiraciones

separatistas que se manifiestan también con toda jactancia en términos aún más extremos que lo hicieron

durante la República; indisciplina en sectores sociales que parecían inconcebibles hace pocos meses;

fragilidad de la seguridad personal; gravisima crisis económica; inflación y paro en aumento, «todo ello

imputable más que a las personas, al sistema». «Nosotros tenemos que mirar hacia adelante y

enfrentarnos con la realidad y, sobre todo, hemos de darnos cuenta que la Falange se encuentra en una

situación muy parecida a la de 1936.»

Analizó finalmente las perspectivas electorales y dijo que a ellas han de dedicar preferentemente atención

y trabajo. «Nuestra posición política es bien clara: participar en la lucha electoral establecida, en igualdad

de oportunidades con los demás, ir a ella con el programa de la Falange.» Y añadió: «Vamos, pues, a

participar y a luchar, no por regímenes anacrónicos, sino por un Régimen auténticamente popular, que no

es lo mismo que proletario, porque en el pueblo se afiancen todos los logros alcanzados y se obtengan

otros nuevos y mejores.»

En el curso de la asamblea fue expuesta la memoria de actividades realizadas por el partido desde abril

hasta diciembre del pasado año, la ejecución de las conclusiones de la asamblea anterior, el pacto

electoral con las asociaciones políticas afines, el pacto de la unidad con algunos grupos falangistas y los

trabajos para la integración.

Terminada la exposición de la memoria, que fue pública, la asamblea siguió el debate de las ponencias a

puerta cerrada. Las ponencias son acciones electorales, organización política y síntesis del programa

político.

Martes 18 enero 1977

 

< Volver