Autor: Laura-JASA. 
 Comenzó el I Congreso de las generaciones formadas en el Frente de Juventudes. 
 Rescatar el testimonio renovador de José Antonio     
 
 El Alcázar.    22/01/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 27. 

RESCATADO EL TESTIMONIO RENOVADOR DE JOSÉ ANTONIO

• La España del mañana debe superar los viejos pleitos e imprimir un ritmo renovador a nuestro futuro,

afirma el manifiesto.

•Los cuatrocientos asistentes, entre los que se encontraban los exministros Utrera Molina, Licinio de la

Fuente y Martínez Esteruelas, designaron presidente a Jesús López Cancio

LA capacidad integradora, la superación de cualquier clase de antagonismos, un profundo sentido social,

un fuerte optimismo histórico y una deliberada vocación de servicio a España son las notas distintivas que

durante siete lustros infundieron la actividad del Frente de Juventudes. Características bien logradas que

definen hoy, ante la Monarquía, el cambio y las elecciones, un importante colectivo humano que asume

desde el pensamiento de José Antonio Primo de Rivera su lealtad al presente y al futuro.

Con el fin de proporcionar significado actual a este veneno espiritual e ideológico, se reunieron ayer en

un hotel madrileño cuatrocientos representantes de los cientos de miles de antiguos militares de las

Organizaciones Juveniles de la Falange. La propia convocatoria del Congreso ha puesto de relieve, por

encima de cualquier otra conclusión, la profunda camaradería existente entre los que, aún militando hoy

en diferentes agrupaciones políticas, comulgan en un mismo estilo.

ACTO INAUGURAL

Iniciada la sesión de apertura, el presidente de la Comisión Coordinadora Nacional, Vicente Bosque Hita

pronunció unas breves palabras señalando el alcance del Congreso y la voluntad de proporcionar

continuidad a los ideales adquiridos durante la militancia en el Frente de Juventudes.

MANIFIESTO

Después el secretario general de la Junta Coordinadora Nacional, Cesar Ruiz Viruete, leyó un manifiesto

que llevaba por título "llamada a las Generaciones formadas en el FRENTE DE JUVENTUDES",

mediante el cual convocaba a todos aquellos que quieran hacer presente los principios que motivaron su

actividad juvenil y que siguen siendo válidos y pueden contribuir de modo positivo a lograr e1

entendimiento y el respeto entre todos los españoles. "Nos esforzamos —afirmó el secretario general— en

rescatar para todos los españoles la figura y la obra, de quienes, con independencia de su militancia

política, significaron una aportación valiosa y positiva de España".

HACER LA PAZ

El Manifiesto que intentó aunar voluntades cara al futuro de España añadía que "ideas de superación, de

concordia y de entendimiento" les llevan a hacer ahora acto de presencia en la vida política española.

"Otra vez como hace años, nos creemos obligados a hacer la paz". Así, esta Generación, sin renunciar a

nada sustancial y sin reivindicar aquello que entienden periclitado en el pensamiento de José Antonio,

quieren dar una respuesta clara y positiva a la España que día a día estamos formando entre todos.

"Nosotros —y se incluye en este pronombre a el Frente de Juventudes y también a todas las demás

Organizaciones hermanas, como son el SEU, la OJE, y la Sección Femenina— hijos de los vencedores y

de los vencidos, queremos afirmar ante nuestro pueblo lo que pensamos y lo que puede unirnos para el

futuro". Es una de las frases entresacadas de la llamada que Cesar Ruiz hizo, antes de enumerar una serie

de posibilidades que podrán ser en un futuro no muy lejano realidades para todos y que están cargadas de

optimismo y buena voluntad.

RITMO RENOVADOR

Así el FRENTE DE JUVENTUDES quiere y desea que la España del mañana sea una realidad nacida de

la acción de las generaciones que desean superar los viejos pleitos, al tiempo que se imprime a nuestro

futuro un ritmo decididamente renovador partiendo de la realidad viva del País; "Deseamos encontrar

fórmulas democráticas en lo político y en lo social; alcanzar en el ámbito internacional el lugar que le

corresponde por su genio y laboriosidad; Tenemos voluntad de reafirmar la libertad y la integridad de la

Patria, sin exclusivismo ni discriminaciones; Proclamamos como prioritaria la necesidad de conquistar la

justicia social, exigida institucionalmente por un sindicalismo democrático y auténtico, base de nuestra

médula ideológica".

VIDA DEMOCRÁTICA

Con estas bases iniciales se dio por terminada la presentación de este Congreso cuyas aspiraciones son las

aspiraciones de todos los españoles que respeten a su Patria y quieren mantener una paz que costó mucha

sangre española, que no era sólo sangre de los adheridos al Frente de Juventudes, sino como ellos mismos

han afirmado sangre "de hermanos e hijos que habían estado, antes de la guerra y durante la misma, en

posiciones enemigas". Hoy, dichas Organizaciones se proponen un fin, digno de anhelo: "ofrecer a los

españoles una apacible vida democrática", este es su esfuerzo y este Congreso un primer paso para

lograrlo.

OPINIONES

El acontecimiento que significa este Congreso queda fielmente reflejado por las opiniones que hemos

recogido de algunos congresistas. Así, el exministro José Utrera Molina interpreta de la siguiente forma el

papel de las generaciones formadas en el Frente de Juventudes:

— Creo que nos corresponde llevar a cabo el proyecto renovador que aprendimos en el Frente de

Juventudes desde una doctrina que en buena parte está todavía por estrenar. Hace falta coraje, brío e

imaginación creadora para construir desde la esencia de nuestros principios una sociedad distinta que

sirva con autenticidad el destino trascendente de España.

Por su parte, Licinio de la Fuente respondió en estos términos:

— Debemos defender lo que forma parte de manera sustancial de nuestro pensamiento: la libertad y la

dignidad del hombre, la justicia social y la unidad de España. Y afrontar con juicio sereno y

ponderado cuanto de accidental o accesorio tenga hoy el pensamiento de José Antonio, para rescatar

su sentido vigente y actual.

PLANTEAMIENTO VALIDO

Cruz Martínez Esteruelas, el restante exministro asistente al Congreso se limitó a respondernos que

"resulta indudable la fuerza de presente y de futuro del potencial humano y del sentido misional aportado

por el Frente de Juventudes". Más explícito, Vicente Bosque Hita, presidente de la Comisión

Coordinadora nacional que organizó el Congreso, señaló que "existe un planteamiento rigurosamente

válido del pensamiento Joséantoniano, que hay que decantar desde la perspectiva de nuestro tiempo.

De cualquier forma —añadió— resulta indudable que, para todos nosotros su figura encarna los valores

últimos de nuestra nacionalidad".

José Ignacio Fernández Delgado, antiguo jefe central de la OJE, afirmó que "en el presente nos

corresponde contribuir a serenar las aguas turbias que inundan buena parte de la política española y

ofrecer un proyecto de futuro desde el espíritu de nuestro encuadramiento. Los hombres del Frente de

Juventudes, por su formación, preparación y sobre todo por su peculiar estilo deben suponer un factor de

equilibrio que confirme la permanencia de la identidad nacional".

POLÍTICA NACIONAL

También pudimos conversar con más amplitud con uno de los ponentes, Juan Velarde Fuertes, al que

preguntamos sobre el programa de su grupo de trabajo:

— Existe un intercambio —nos dijo— entre la política, la sociología y la economía que afecta

profundamente a la realidad actual de nuestra Patria. Por eso es necesario que para lograr una economía

fuerte haya que contar con un poder político fuerte, que la inspire seguridad, confianza y criterio

ajustados.

— ¿Qué medio habría que emplear para conseguir esto?

— Un Gobierno con el suficiente respaldo popular de forma que se constituyera en ejecutor de una

política de mayorías. Tan solo de esta forma contaría con la necesaria legitimidad como para hacer valer

con energía sus puntos de vista. Un Gobierno fuerte tiene que ser monocolor, es decir, unido por una

afinidad sustancial entre todos sus componentes. De otra forma, no se podrá llevar a cabo una auténtica

política nacional.

ELECCIONES

— ¿En tu opinión, quién ganará las próximas elecciones y qué papel pueden desempeñar en ellas los

hombres del Frente de Juventudes?

— Creo que lo que se ha denominado "el franquismo sociólogo" obtendrá mayoría en los comicios.

Nuestra aportación a través de diversos cauces, debe ser una alternativa frente a la disolución y la

arbitrariedad y una prueba de lealtad política a nuestros orígenes.

— ¿Cuáles son los resultados que se esperan alcanzar con este Congreso?

— Fundamentalmente, tres. Primero, imponernos una reflexión crítica, una serena meditación sobre

nuestro presente y futuro. Segundo, formular con absoluta nitidez y claridad el cuadro de nuestros

objetivos a corto y largo plazo. Y tercero, establecer la organización política que sea capaz de servir esos

objetivos.

DEFINIR CRITERIOS

— ¿Podría capitalizar este Congreso algún grupo político en particular?

— No creo que eso lo consintiera la mayoría de los congresistas ni los propios antiguos miembros del

Frente de Juventudes, que tienen sobrada capacidad propia para definir su legítimo criterio y expresa

voluntad. Tan sólo queremos pensar juntos desde nuestra experiencia vital y desde los requerimientos

presentes de nuestro pueblo.

— ¿Líneas de acción futura?

— Seguir aportando con generosidad y entusiasmo nuestra alternativa humanista y profundamente social

a la clarificación del panorama político y a una mejor convivencia entre los españoles.

La sesión de apertura concluyó con la elección por todos los asistentes del presidente, secretario general y

vocales del Congreso, cargos que recayeron en Jesús López Cancio y en Rafael Luna Gijón

respectivamente. A continuación se iniciaron los primeros contactos en las respectivas comisiones y se

celebró una cena de hermandad. La jornada de hoy estará dedicada a debatir las ponencias. Mañana a

mediodía, se procederá a la clausura.

LAURA-JASA

 

< Volver