Clausura del I Congreso Nacional de las generaciones formadas en el Frente de Juventudes. 
 España tiene acuciantes urgencias  :   
 (que exigen la colaboración nacional). 
 El Alcázar.    24/01/1977.  Página: 6-7. Páginas: 2. Párrafos: 46. 

ESPAÑA TIENE ACUCIANTES URGENCIAS

(QUE EXIGEN LA COLABORACIÓN NACIONAL)

"La verdad no envejece; cuando se define vale siempre y para siempre. Pero conviene actualizarle el

ropaje, para evitar que desmerezca su aprecio" dijo López Cancio

Un ejecutivo fuerte, el desafío universal para la sustitución del Estado, un humanismo social basado en

José Antonio y una plena institucionalización regional fueron los puntos más destacados de las

conclusiones

El I Congreso Nacional de las generaciones formadas en el Frente de Juventudes ha tenido una nota

dominante: la búsqueda de un modelo doctrinal acorde con las exigencias de nuestro tiempo. La figura de

José Antonio Primo de Rivera —y una hermosa frase: "La aspiración a una vida democrática, libre y

apacible, será siempre el punto de mira de la ciencia política por encima de toda moda"— ha presidido y

ha servido de reflexión (como punto de partida y modelo intelectual) para establecer un cuadro mínimo de

creencias compartidas. Pero el gran protagonista que concitaba todos estos esfuerzos era la experiencia

vital apasionada del Frente de Juventudes como escuela de un nuevo modelo de hombre, siempre

dispuesto a someter a revisión sus más afincadas opiniones pero absolutamente intransigente en un cuadro

establecido de valores definitivos.

Al clausurar este Congreso Nacional —comenzó diciendo— deseo saludar en primer término, a cuantos

sintiéndose solidarios con nuestro propósito enviaron observadores en representación de sus respectivas

organizaciones y partidos, seguros de nuestra buena voluntad hacia todos cuantos desde sus singulares y

concretas prespectivas tratan de aceptar en la prefiguración y desarrollo de una sociedad más perfecta, de

una España mejor. Tanto los hombres de renovada militancia falangista como los que conservando temple

y mentalidad de Frente de Juventudes nutren las filas de partidos de creación reciente, al asistirnos con su

presencia nos han estimulado en nuestras tareas, afirmándonos en la convicción del posible entendimiento

entre cuantos sienten y quieren lo mismo, aunque aporten distintas soluciones a los problemas colectivos.

Gracias por ellos. Gracias también a vosotros camaradas procedentes de la O.J.E. los más jóvenes entre

nosotros por no haberes escandalizado con nuestra veteranía, llena acaso a vuestros ojos de irritantes

moderaciones. Ojalá que hayáis aceptado la seguridad de que nuestro paso más lento, sigue sin embargo

el mismo camino.

MIRADA CRITICA

Gracias —añadió— a la Junta Coordinadora que cargó con la pesadumbre de la organización de este

Congreso, venciendo dificultades y penurias, y supo con su acierto, ofrecernos la gozosa oportunidad del

recuento. Con ellos el envío de la general gratitud al personal técnico y auxiliar que con vosotros ha

trabajado. Gracias en fin a todos los Congresistas. Vuestra categoría y la asiduidad con que habéis

participado en Ponencias y Plenos, nos ha brindado los frutos que pretendíamos obtener del Congreso. A

la luz de las grandes ideas motrices y fundamentales impartidas por el Frente de Juventudes a lo largo de

treinta y seis años de actividad formativa; al calor aún perdurable en nosotros de las convivencias de

centurias, campamentos, albergues y hogares juveniles, hemos pensado y sentido juntos en esta hora

acuciante de España, buscando con mirada crítica pero con ilusionada voluntad de servicio las bases de

identificación ideológica y moral, ante las cuatro grandes cuestiones nacionales que nos plantean como

reto las cuatro ponencias redactadas por Juan Velarde Fuentes, Cruz Martínez Esteruelas, Antonio Castro

Villacañas y Juan Echevarría Puig, que merecieron al final de sus trabajos como ponentes al aplauso de la

asamblea.

NUEVA FUNDACIÓN

Los debates de las comisiones —prosiguió— extensos y profundos, así como las últimas intervenciones

del pleno fueron siempre positivos y enriquecedoras; pero sobre todo, por el orden y libertad con que se

desarrollaron, han sido para mí altamente significativas y prometedoras. A la vista de este

comportamiento puede afrontarse los mejores augurios de acierto en el inmediato futuro, el estudio de

nuevos estatus jurídico más conveniente para la Agrupación y la determinación de la base ideológica

trasferible a las diversas opciones políticas que pueden elegir sin inconsecuencia nuestros camaradas así

como su evidente incompatibilidad con otras alternativas que se ofrecen al pueblo español. Esa posible y

deseable "nueva fundación" si se acierta a decantar en ella lo verdaderamente esencial con exclusión de

las accidentalidades que desfiguran nuestra imagen, puede servir para ensanchar nuestra comunicación

popular, directamente y a través de las individualidades de nuestro mismo origen, cualquiera que sea el

lugar y ocasión de sus actuaciones públicas sin perjuicio de la personal libertad. La mesa constituida en

comisión permanente pueda prestar un señalado servicio si acierta con el esquema ordenador base de las

reflexiones y propuestas de las juntas provinciales al próximo Congreso en el que debe culminarse el

proceso iniciado en éste que clausuramos.

IDEAS COMUNES

La verdad no envejece —dijo a continuación— cuando se define vale siempre y para siempre; pero

conviene actualizarse el ropaje, para evitar que desmerezca su aprecio; que al hombre le ganan y le

pierden las apariencias. Por eso, aparte de la búsqueda de esas ideas básicas comunes a que antes aludía,

debemos también cuidar la retórica, actualizando nuestro lenguaje y adecuándole al gusto de la época de

suerte que nos hagamos entender.

Aunque de nada serviría la idea y la palabra si no tienen en nosotros vibraciones de auténtica fe. Todo se

desmorona entonces y se pierde. La piedra se hace barro y el laurel ceniza. Es por eso conveniente de vez

en cuando estimular nuestra voluntad con el entusiasmo del grupo. Pienso yo que estos días hemos

ganado fortaleza al encontrarnos de nuevo, unos con otros, y con nosotros mismos, al revivir las horas

limpias de la primera juventud.

Aparte mi experiencia de guerra, yo debo a las vivencias campamen-tales mi fidelidad, intransigente y

comunicable a un mínimo repertorio de dogmas políticos y mi capacidad de comprensión de todas las

aportaciones verdaderas y válidas venga de donde viniere. Estoy seguro de que todos vosotros tenéis

también por meridiano aquel que viene desde el inolvidable entrenamiento servicio del Frente de Ju-

ventudes hasta esta voluntad renovada de colaborar ahora al perfeccionamiento de una realidad social

insatisfactoria tras un sereno análisis que nos descubra las verdaderas causas próximas y remotas de la

crisis actual para avanzar sin espejismos hacia el manantial de las verdaderas soluciones que demandan

los problemas del presente.

SALTAR HACIA EL FUTURO

Estamos en pie —continuó— y con la cabeza alta sobre un suelo de 40 años hecho no sólo de sepulcros y

letrinas, sino de cimientos y sementeras. Este suelo del pasado, esta tradición, no esta aquí bajo nosotros

para que nos hundamos en él; pero sí para que en él nos apoyemos al saltar hacia el futuro. Porque

quienes no lo hacen dramática y simplemente caen.

Buena ocasión ésta del Congreso Nacional de las Generaciones Formadas en el Frente de Juventudes para

una reflexión movilizadora. España tiene acuciantes urgencias que exigen la colaboración nacional para

salvar la crisis económica que agobia a las clases mas modestas y deteriora el orden social indispensable

para el progreso político.

Duele en propia carne este problema a muchos de nuestros camaradas, y a los demás nos duele también

porque aprendimos en la hermandad de F. de J. no sólo a convivir sino a compartir las necesidades fruto

de la injusticia. Por ello cuanto frena nuestras aspiraciones de bienestar para nuestro pueblo nos duele

como una frustración irreparable.

PROLIFERAN LOS ENANOS

Otras urgencias se refieren al mantenimiento de la seguridad, presupuesto indispensable para ser libres,

antes de que su pérdida se haga irreversible, por un clima de interinidad que demanda de todos nosotros el

concurso para la reedificación política venciendo por supuesto el asco y la ira que nos causa tanta

mezquina ambición desatada; que cuando mueren los héroes, proliferan los enanos, pero no crecen. He

aquí una aportación que nosotros debemos hacer: ennoblecer con nuestro espíritu de servicio el brillo de

la libertad y recordar a todos nosotros, que hicimos a pie tantos caminos con una canción de amor y de

unidad, que España no es una región equiparable a otras regiones, sino que es la potenciación de todas

ellas en el vuelo universal y en la realización interna de la justicia y en el soporte de la dignidad acrecida.

Atendamos y convoquemos con voz y ejemplo a la juventud —concluyó— porque nos esperan tiempos

duros y hay que adiestrarse para vencer. La excelencia de los senadores radica en su capacidad de

renovarse; pero sobre todo en su capacidad de comprender. Creo que a nosotros también nos es más fácil.

No me preguntéis porqué. La Juventud es un valor presente. Aquellos que le adjudican el futuro saben

que para entonces habrá otros jóvenes con valor actual a los que se les hablará de un nuevo porvenir. Si el

joven interesa no le dejemos envejecer. Al hilo de estas palabras hemos tocado los temas de nuestras

ponencias. Solo me resta animaros a todos cualquiera que sea vuestro nombre y el rótulo bajo el que

militáis a hacer algo y cada día para elevar un poco más arriba, esta Patria nuestra tan doloridamente

sentida.

ARRIBA ESPAÑA

Los congresistas, en pie, cantaron el "Cara al Sol", pronunciando los gritos de rigor López Cancio.

NO SURGIÓ NINGÚN GRUPO POLÍTICO NUEVO

Los hombres del Frente de Juventudes, de la generación "puente", se han definido corporativamente en

torno a los requerimientos de nuestro tiempo en base a un criterio sustancia: la diversidad de actuaciones

concretas dentro de un modelo compartido. No ha salido ningún grupo político nuevo —como algunos

incitaban— de esta reflexión crítica, pero sí una decidida voluntad de presencia activa en la vida nacional.

La declaración pública del Congreso ha querido resumir este espíritu, perfilado por la precisión

conceptual (entre poética, evocadora y prospectiva) de Jesús López Cancio. De todas formas, se trata de

un punto de partida que propiciará dentro de este año, nuevos encuentros.

DEBATES

La jornada del sábado —tras serios y laboriosos debates— se cerró con la presentación en el pleno de las

modificaciones presentadas por los congresistas al texto inicial de las ponencias. Destacó, por su

precisión y rigor técnico, la exposición del profesor Velarde Fuertes sobre "un modelo económico-social

para España"; por su brillante dialéctica, la intervención de Martínez Esteruelas, presidente de UDPE y

promotor de Alianza Popular en torno a las instituciones; por su examen pormenorizado, la política de

educación y juventud presentada por Castro Villacañas; y por su concreción, la tesis regionalista ofrecida

por Juan Echevarría. Las conclusiones adoptadas en torno a cada uno de estos temas fueron las siguientes:

UN MODELO ECONÓMICO Y SOCIAL

Como factores determinantes se establecen la industrialización, la inversión, la distribución de la renta, la

inflación, el empleo, y un ejecutivo fuerte. La discusión se centró fundamentalmente en la empresa

pública y su control, tema que —por su amplitud e importancia se dejó para una ocasión posterior.

LAS INSTITUCIONES

"Asumir el desafío universal —se afirma— de la posible sustitución del Estado como forma política

concreta por otro tipo de organización política. Tomar conciencia de que ello ha de hacerse desde el

Estado y desde un Estado eficaz para resolver los problemas del puente y conducir el cambio". Tomar

como punto de partida el humanismo social y acoger las consecuencias de la evolución científico técnica.

Como elementos concretos proponen completar el sistema representativo con instituciones de democracia

directa y elaborar un pacto social eficaz que evite el conflicto permanente; asumir la planificación desde

premisas de libertad, acatamiento de la legalidad vigente, fortalecer la defensa del derecho de intimidad y

la libertad de expresión.

UNA POLÍTICA DE EDUCACIÓN Y JUVENTUD

En primer término se manifiesta que "no es posible una política de juventud al margen de un horizonte

ideológico que marque sus objetivos. El modelo social al que debe aspirar la política de juventud, de

acuerdo con el pensamiento joseantoniano, ha de apoyarse en la concepción del hombre que aporte su

doctrina, basada en el respeto a su libertad y dignidad como valores trascendentes". Se solicita la creación

de un ministerio de la Juventud y la elaboración de un Estatuto o Ley de Bases de la Juventud "que recoja

especialmente los derechos del trabajador joven, la revisión de la mayoría de edad civil, la determinación

de la mayoría de edad para el ejercicio de los derechos políticos".

REGIONALISMO

Parte del reconocimiento de las regiones y el mantenimiento de la unidad nacional. "La institución de la

región —se afirma— supone dotarla de un poder regional autónomo reconocido y definido en el marco

legal de la Constitución, como vehículo de participación en los órganos del Estado". Como principios

esenciales de este reconocimiento regional se fijan la universalidad, la igualdad, la solidaridad, la

autonomía y la legalidad.

Además de estas conclusiones, dadas a conocer en el acto de clausura, el secretario general del Congreso,

Rafael Luna Gijón dio lectura a un informe "recordatorio de, los hechos más destacados" del Congreso.

Entre otras cosas, puso de relieve el ingente esfuerzo desarrollado por los asambleístas durante muchas

horas y la altura intelectual de los ponentes. También dijo que los objetivos del Congreso se habían

cumplido y que seguirían trabajando para "fortalecer las aspiraciones de unidad entre los hombres y las

mujeres procedentes de nuestras organizaciones, buscando fórmulas de entendimiento a través de un

diálogo permanente". Después se dio a conocer la declaración pública del Congreso, que recogemos

íntegra en esta misma página.

DISCURSO DE LÓPEZ CANCIO

Por último, el presidente del Congreso, Jesús López Cancio, pronunció el siguiente discurso, rubricado

con fuertes aplausos de los asambleístas, puestos en pie.

NI NOS ARREPENTIMOS NI RENUNCIAMOS

Una vez concluido el acto, tuvimos oportunidad de conversar con el presidente del Congreso. Jesús López

Cancio, a quien formulamos las siguientes preguntas:

—¿Como se concreta en la España de nuestro tiempo el espíritu vivido por tantos millares de jóvenes en

el Frente de Juventudes?

— Nosotros aprendimos fundamentalmente el valor y el alcance de la palabra servicio y la exigencia de

una Patria diferente y renovada como objetivo misional. Conocimos el valor de la camaradería, la nece-

sidad del trabajo y del esfuerzo común, la voluntad de afinidad y de concordia por encima de toda

querella.

Descubrimos nuestra personal vocación de amar y sentir a España. Ni nos arrepentimos ni renunciamos,

hoy, a nada de todo ello.

— ¿Cuáles son los valores, surgidos de aquella experiencia juvenil, que mantienen su vigencia?

— La unidad por encima de todo, la valoración del servicio y de la entrega, la sincera exigencia por la

justicia, la aspiración a la más amplia divulgación cultural, el humanismo como principio y como fin.

Quizá algunas de estas palabras puedan parecer manidas por el transcurso del tiempo, pero permanecen

sustanciales y vigentes en toda su profunda exigencia. A nosotros nos corresponde demostrar, sobre todo,

que son algo más que palabras.

OPINA UN CONGRESISTA

También departimos con un congresista, Don Luis Arranz Ayuso, catedrático de la Universidad

Complutense de Madrid, que nos respondió de esta forma.

— ¿Cuál es la impresión que como congresista ha sacado usted?

— Para mí la clave de este Congreso ha sido la sensación de serenidad por parte de todos los asistentes,

junto a un deseo de convivencia y de respeto mutuo para las distintas agrupaciones que durante estos tres

días han estado aquí representadas.

— ¿Qué ha sido el Frente de Juventudes?

— Ha sido principalmente una forja de hombres, que hoy han demostrado que en España también se

puede dialogar y que están dispuestos a dos cosas esenciales: la Unidad y el Servicio. Tanto hombres

como mujeres aunque estas en una representación mínima, han convivido varios días desarrollando unas

ponencias que tienen una base importantísima para la proyección de turno.

— ¿Debe repetirse este Congreso en su segunda edición?

— Sí, sin lugar a dudas; los médicos, arquitectos, obreros los jóvenes de las últimas generaciones que

han estado aquí representados han aprendido y han tomado una serie de contactos y ha salido de aquí con

ánimo de elevar nuestra Patria. Esto ya es importante, por eso creo que el proyecto que tiene la Comisión

permanente de organizar y convocar en este mismo año, el Segundo Congreso, proponiendo los objetivos

a cumplir en la siguiente etapa es una gran idea.

Esas son las palabras de muchos de los asistentes a este Congreso de Unión para afrontar todos los

problemas que de ahora en adelante vengan, pero eso sí ahora actualizados y dispuestos a servir.

LAURA-JASA

EL ALCÁZAR

 

< Volver